Publicidad

Una petición online de la Free Software Foundation pretende convencer a Microsoft de que libere Windows 7 como código abierto

Una petición online de la Free Software Foundation pretende convencer a Microsoft de que libere Windows 7 como código abierto
33 comentarios

Microsoft insiste en decir adiós a Windows 7 (si nos lees habitualmente, ya sabrás que su soporte oficial finalizó hace 10 días, por lo que ha dejado de liberar parches oficiales), pero ni los usuarios ni otras organizaciones le permiten olvidarse del que aún es su segundo Windows más popular.

La Free Software Foundation, principal promotora de las licencias libres a las que se adhiere gran parte del ecosistema Linux, afirma que los diez años de vida de Windows 7 han sido "diez años de emponzoñar la educación, invadir la privacidad y amenazar la seguridad del usuario". Y aún así, no quiere que este sistema operativo caiga en el olvido.

Microsoft, escucha lo que hemos pensado...

Por eso, la FSF ha decidido poner sobre la mesa de Microsoft la solución ideal para evitar que los usuarios de Windows 7 se queden tirados sin poder arreglar su propio sistema operativo: que la compañía de Redmond libere esta versión de Windows como software libre.

Según la FSF, esa decisión permitirá que la comunidad pueda "estudiar y mejorar" el código. Y están tan convencidos de su propuesta que han iniciado una petición para tratar de convencer a Microsoft de que la haga suya:

"[Microsoft] no tiene nada que perder por liberar una versión de su sistema operativo que ellos mismos dicen que 'ha llegado a su fin'".

La FSF incluso enarbola el reciente caso de la liberación como software libre de la Calculadora de Windows como ejemplo a seguir.

En su mensaje "a los ejecutivos de Microsoft", la FSF pide, entre otras cosas, que la compañía

"Respete la libertad y la privacidad de sus usuarios, y no se limite a equiparles por la fuerza con la última versión de Windows".

"[Proporcione] más pruebas de que realmente respeta a los usuarios y su libertad, y que no sólo usan dicho concepto como marketing cuando le resulta conveniente".

Si estás de acuerdo con esa petición, te animan a firmarla en este apartado de su web. Por ahora, la medida no parece haber suscitado el entusiasmo de ninguna comunidad, ni la del software libre ni la de los habituales de Linux, pues sólo cuenta con 67 firmantes en el momento de escribir estas líneas.

¿Pretenden de verdad convencer los activistas de la Free Software Foundation a Microsoft de que dé este paso, o esta campaña es poco más que un gesto para promocionar el software libre?

Por mucho que haya cambiado la actitud de Microsoft hacia el software libre desde que está Nadella al cargo (lejos quedan los tiempos de Ballmer y su estrategia FUD -siglas en inglés de Miedo, Incertidumbre y Duda-), lo cierto es que no es realista pensar que Microsoft va a considerar ni por un momento la propuesta.

Y es que, si Windows 7 fuera en algún momento liberado como software libre, eso no sólo facilitaría parchearlo, como alega la FSF, sino que permitiría que cualquiera lanzara su propia versión modificada y convenientemente actualizada de un sistema operativo cuyas 'tripas' aún son muy similares a las de sus sucesores Windows 8 y 10.

A efectos prácticos, Microsoft estaría creando su propia competencia. Seguro que los desarrolladores de ReactOS, que llevan años intentando ofrecer un clon libre de los Windows NT mediante el uso de ingeniería inversa, agradecerían tan repentino impulso a su labor, pero no creemos que eso vaya a ocurrir.

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios