Compartir
Publicidad

Cloud computing, un futuro muy prometedor para el empleo en el sector TIC

Cloud computing, un futuro muy prometedor para el empleo en el sector TIC
Guardar
2 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Se oye hablar del cloud computing como tendencia internacional desde hace años para la adopción y renovación de infraestructuras para las empresas. Tanto es así que la Unión Europea, a través de la Comisión Europea adoptó en 2012 la Estrategia Europea de Cloud Computing, buscando facilitar la adopción de las tecnologías en la nube en todos los sectores de la economía como palanca de la productividad. Por ello podemos decir que a los profesionales formados en el cloud computing les futuro muy prometedor en el sector TIC.

Según las previsiones de la Comisión Europea el fomento del cloud crearía 2,5 millones de nuevos puestos de trabajo en Europa, y se traduciría en un incremento anual del PIB en la Unión igual a 160.000 millones de euros, entre 2012 y 2020. Un motivo suficiente como para buscar una especialización en este área para los profesionales TIC.

U-tad

¿Qué tipos de cloud buscan las empresas?

Datacenter

Pero esta tendencia no se queda sólo en Europa, sino que se trata de una tendencia global donde el 61% de las empresas manifiestan que están evaluando la adopción del cloud computing para dar una mayor agilidad a sus negocios. De estas, un 24% tiene pensado hacerlo en los próximos meses, un porcentaje que va en aumento año tras año.

También en España es partícipe de esta tendencia de adopción del cloud, donde para un 38% de los CIOS es la tecnología de futuro para la empresa. Aunque para muchos la computación en la nube puede ser desconocida, lo cierto es que no lo son algunas de sus principales aplicaciones, como el correo electrónico, que muchas organizaciones mantienen desde hace años online sin ningún tipo de problema.

Cuando la empresa tiene que apostar por el cloud, la mayoría de ellas, en concreto un 67%, apuesta por el cloud privado. Aquí conviene diferenciar entre las opciones que tenemos para desplegar el cloud para su uso empresarial:

  • Cloud privado, o también conocido como "on-premise" cloud, es la apuesta de las empresas que prefieren mantener un mayor grado de control respecto a cuestiones como la seguridad y la privacidad. El cloud privado pertenece y es administrado por una única empresa, que controla el modo en que las distintas líneas de negocio y grupos integrantes personalizan y utilizan los recursos virtualizados y los servicios automatizados. Lo más habitual es que se encuentre en las instalaciones de la propia empresa.

  • Cloud híbrido, utilizado por un 9% de las empresas españolas, que utiliza una base de cloud privado, combinada con el uso estratégico de servicios de cloud público. En este caso suele estar integrado en un centro de datos del cloud público, pero sólo la empresa tiene acceso a dichos servidores. Lo que sí puede hacer es contratar más servicios asociados al cloud público en caso de necesitarlos o aumentar la capacidad de sus servidores de forma rápida.

  • Cloud público, un 8% de las empresa españolas está utilizando este tipo de cloud como su solución principal. Los servidores y servicios pertenecen y son administrados por empresas que los utilizan para ofrecer acceso rápido a recursos informáticos asequibles a otras empresas o personas individuales.

Cloud Computing

Además de esta cuestión también se podría clasificar el cloud según el tipo de servicio que presta en la nube y las herramientas que nos permite utilizar. En este sentido tenemos la siguiente tipología:

  • SaaS, (Software as a Service), es la más popular de todas. Se trata de ofrecer una aplicación de cualquier tipo, de correo, de facturación, un gestor de proyectos, que se contrata como servicio. Es decir, pagamos por utilizar la aplicación y los recursos que necesitamos. Normalmente se contrata un número de usuarios determinado, espacio de almacenamiento y funcionalidad. Suelen tener diferentes versiones que se ajustan a empresas de todo tipo de tamaño, desde un autónomo a una gran empresa. Un ejemplo podrían ser servicios tan populares como Dropbox o Adobe Creative Cloud.

  • PaaS (Plataforme as a Service), está pensada para los desarrolladores y empresas que quieren llevar sus aplicaciones a la nube, que nos facilita la plataforma de desarrollo. La empresa sólo se tiene que preocupar de que funcione correctamente, mientras que en la plataforma puede mejorar los recursos que necesita de forma flexible, como el tamaño de la base de datos, el tipo de servidor, etc. Un ejemplo sencillo sería Google App Engine que permite desarrollar aplicaciones en Java o Python desplegándolas en la infraestructura que provee Google.

  • IaaS, (Infraestructure as a Service) es más completa que en el caso anterior, ya que no sólo tenemos recursos, sino que podemos abstraer el hardware y utilizar máquinas virtuales. Un claro ejemplo sería Amazon Web Services, una de las infraestructuras más utilizadas por su flexibilidad por muchas empresas y donde se demandan profesionales formados. La U-tad es la primera Universidad de España que forma parte de su programa Amazon Web Services Educate.

Los profesionales cloud que demanda la empresa

Experto Cloud

Para gestionar todo este cambio en las empresas se buscan profesionales que sean capaces de liderar la administración y explotación de infraestructuras de última generación cloud. Para ello es fundamental controlar aspectos como la provisión de almacenamiento, características de los servidores reales o virtuales en la nube, bases de datos, conectividad y seguridad.

Un profesional cloud debería aportar sus conocimientos para poder elegir la mejor alternativa para su empresa en función de sus dimensiones, necesidades o infraestructura que ya tiene desplegada. También aspectos como el catálogo de servicios, el portal de autoservicio, la automatización que permite la opción cloud elegida, etc. En este sentido muchas veces cloud computing y virtualización suelen ir de la mano por lo que conocimientos avanzados en plataformas como VMware o Hyper-V suelen ser bienvenidos dentro de la formación de este tipo de profesionales.

Esta tecnología permite a las empresas aprovechar una de las oportunidades que les brinda el paso a la nube, el diseño de estrategias de tolerancia a fallos y alta disponibilidad de los sistemas que garanticen la continuidad de negocio. Este aspecto es fundamental a la hora de diseñar la arquitectura cloud de una empresa, por lo que debe estar entre los conocimientos de un profesional cloud.

También un buen conocimiento del entorno de las plataformas líderes que se pueden encontrar en el mercado podríamos destacar Amazon Web Services (AWS) y Microsoft Azure también es necesario, aunque también tenemos alternativas como Cloud Computing de Google, IBM u Openstack. De esta forma se cubren la mayor parte de las alternativas que tienen las empresas a la hora de operar en la nube.

Otro aspecto importante es el de la seguridad. Estos pro­fe­sion­ales deberán con­tar con habil­i­dades que se verán mod­i­fi­cadas en un ámbito de con­stante cam­bio. Su fun­ción será enten­der el fun­cionamiento de los nuevos mod­e­los de seguri­dad y saber habil­i­tar la tec­nología nece­saria para man­tener de forma segura los pro­ce­sos de nego­cio. También será clave poder mover los datos de la nube entre las difer­entes platafor­mas: públi­cas, pri­vadas o nubes híbridas así como desde las infraestructuras que ya disponía la empresa hacia la nube.

Al final existen diferentes especialistas en cloud que pueden aportar su experiencia a las empresas. En este caso los perfiles se podrían diferenciar entre arquitectos de sistemas cloud, desarrollador o diseñador de servicios cloud, administrador de sistemas en la nube, administrador de centro de proceso de datos, consultor de aplicaciones cloud, por poner algunos ejemplos de los especialistas que demandan hoy en día las empresas.

¿Cuáles son los perfiles laborales más demandados en 2015?

Todo esto hace que el perfil del profesional experto en cloud sea uno de los más demandados en 2015. La importancia del tratamiento de los datos y su gestión para las empresas, las expectativas de crecimiento del sector, tal y como hemos visto antes, hacen que la demanda de profesionales sea alta, donde prácticamente se da un 100% de empleo.

Quizás por eso la formación especializada puede ayudar a muchos profesionales, tanto recién titulados como aquellos que deseen reciclarse, encontrar una oportunidad laboral de futuro en los próximos años. Lo cierto es que la tecnología evoluciona de forma muy rápida y esta tendencia parece imparable, sólo queda ver que ritmo de adopción alcanzará definitivamente tanto en la empresa española como a nivel internacional.

Imágenes | Christopher Bowns | Perspecsys Photos | reynermedia

Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad

Ver más artículos