feed

Wikitude

Ve el video en el sitio original.

Con la llegada de acelerómetros, geolocalización por satélite, brújulas electrónicas y banda ancha a los móviles, pero sobre todo una alta capacidad computacional, han convertido a estos dispositivos en el perfecto campo de juego para las aplicaciones de realidad aumentada.

Si el término te resulta nuevo, no te preocupes, pronto te acostumbrarás a escucharlo. Es tan simple como aprovechar los beneficios de estos nuevos recursos para ofrecer una “versión mejorada” de la realidad. Sobre la imagen obtenida mediante la cámara, conociendo la localización exacta por GPS, y su orientación gracias a la brújula, podemos situar sobre la imagen información contextual en tiempo real.

De esta forma, si paseamos por un monumento histórico, podemos ver información sobre el extraída de Wikipedia, la ruta recomendada de visita mostrada como líneas sobre la imagen, o una flecha que indique la dirección a tomar para ir a la cafetería más próxima.

Android se adelantó al iPhone en cuanto a realidad aumentada, con aplicaciones como Layar. Esta aplicación permite seleccionar varias capas de información que superponer a la realidad: información inmobiliaria, bares y tiendas, información turística, o incluso tweets si están geolocalizados. Además, está abierta a nuevas fuentes de información.

Ve el video en el sitio original.

Curiosamente, Yelp, la primera aplicación de realidad aumentada que llegó a iPhone, no lo era. Bueno, no se ofrecía como realidad aumentada, pero podía activarse el modo aumentado como huevo de pascua. Una vez activado, se pueden ver sobre la imagen de la cámara las direcciones de múltiples negocios, junto con puntuaciones y comentarios de otros usuarios.

Urbanspoon ofrece una utilidad similar en los iPhone 3GS, pero con una particularidad curiosa en su interfaz. Mientras tenemos el móvil en posición horizontal, vemos los restaurantes de la zona marcados en Google Maps. Pero si orientamos su cámara hacia el horizonte, automáticamente pasamos a modo realidad aumentada, apareciendo las rutas y las valoraciones de los restaurantes sobre la imagen real.

Ve el video en el sitio original.

Otra aplicación interesante para Android es Wikitude, pensada para los obsesos de Facebook y Twitter. Mientras que Layar se centra en mostrar información de terceras partes, en el caso de Wikitude se enfatiza el contenido generado por otros usuarios. En lugar de datos de la Wikipedia, veremos twitts, o entradas de Facebook que estén geolocalizadas en el punto en el que nos encontremos. Es más, podemos publicar información geolocalizada en estas redes mediante la propia Wikitude, para que otros usuarios que pasen por allí pueda verla.

Como se ve, los datos ya estaban estructurados, la tecnología ya está ahí, y es sólo cuestión de buscarle nuevos usos y encontrar nuevas combinaciones. Las posibilidades son enormes, aunque todas tienen un punto geek y de vacilada para los que no todos los usuarios están preparados.

Más información | Mashable sobre Yelp, Mashable sobre Urbanspoon, ReadWriteWeb sobre Wikitude, Mashable sobre Layar En Applesfera | iPhone: Historia del camino hacia la realidad ampliada

Ve el video en el sitio original.

Con la llegada de acelerómetros, geolocalización por satélite, brújulas electrónicas y banda ancha a los móviles, pero sobre todo una alta capacidad computacional, han convertido a estos dispositivos en el perfecto campo de juego para las aplicaciones de realidad aumentada.

Si el término te resulta nuevo, no te preocupes, pronto te acostumbrarás a escucharlo. Es tan simple como aprovechar los beneficios de estos nuevos recursos para ofrecer una “versión mejorada”...

Leer más »

Sigue a Genbeta