Carritus

Vamos a empezar este especial de comida e internet repasando ese lugar inevitable que tanta pereza nos despierta a todos cuando tenemos la nevera vacía: el supermercado. Estos establecimientos en sí no han cambiado mucho en años (ahora algunos tienen cuenta de Twitter y página en Facebook), pero sí que sus páginas web han evolucionado en mayor o menor medida.

Esta evolución, dependiendo del caso, se reduce a una mejora de la interfaz de la web o a un uso de los nuevos estándares o a un servicio mucho más completo. Pero, ¿tienen una utilidad real esas páginas web? Primero averigüemos qué es lo que realmente necesitamos y luego paseémonos por los portales web de los principales supermercados del país.

Por el momento dejemos a un lado el servicio de compras a domicilio, hagamos como si no existiera. Si no tenemos ese servicio y hay que ir al supermercado sí o sí para poder llenar el frigorífico, ¿qué información es la que necesitamos antes que nada? Pues por ejemplo, la localización de los supermercados que esa cadena tiene para ver si están cerca. O el horario de esos supermercados, actualizado puntualmente por si hay fiestas nacionales o locales. O el catálogo completo de artículos que vende esa cadena, para poder confirmar si en ese sitio venden esa marca de fabada asturiana que tanto nos gusta.

¡Vótalo!

Editores 8

Comunidad 0

Actividad de la comunidad