Síguenos

Confieso que no había visto este video en el que Gabriel Amat Ayllón, presidente del PP de Almería y de la Diputación Provincial, defendía “desprestigiar y quitar de en medio” a los periodistas “que son de todo menos periodistas” y se “amparan en sus páginas y su internet” para confundir a la gente con sus informaciones y opiniones.

Al señor del PP le ha contestado el periodista Guillermo Busutil en un artículo que ha titulado “El veto a Internet”. El periodista pensaba escribir de otras cosas (los desahucios, una hermosa película, los héroes de la infancia…) pero se topó en internet con el video que encabeza este post:

... como me sucede últimamente, cada vez que afilo el lápiz y repaso datos, contrasto informaciones e indago, de repente me topo en internet con un video del presidente del partido popular de Almería diciendo a la pata llana que hay que «desprestigiar y quitar de en medio» a esas personas que, según él, se llaman periodistas y que –según él– son de todo menos periodistas y que –según él– confunden a la gente con sus opiniones en internet, ahora que-según él- parece que todo se permite. Efectivamente, Señor Gabriel Amat, estamos en un Estado democrático con libertad de expresión.

Lo que realmente le molesta a este político, al igual que a los de otros partidos, es que los ciudadanos expresen su indignación, sus reflexiones, su experiencia personal o su crítica acerca de las injusticias que cada día aumentan la indignación y la rabia.
Los políticos prefieren que la prensa publique comunicados de prensa, que los periodistas no hagan preguntas, que los columnistas sean firmas afines o que representen la falsa existencia de una crítica al poder. Y también que los ciudadanos sean sumisos, que se entretengan entre los toros, el fútbol y los programas del corazón o de las hormonas de prótesis y gimnasio, que se crean los programas electorales y los refrenden con su voto. Hoy en día, internet es como la subterránea ciudad de Zion que se rebela contra la simulación de la realidad creada por Matrix. En sus redes está empezando a crecer una poesía de la resistencia, una voz de voces que batallan en defensa propia y a favor de la poca esperanza que nos queda. Pensaba escribir sobre los cien años de Tarzán o los cincuenta de James Bond, los héroes de aquella infancia en la que aprendimos que la vida era una jungla y que el mañana nunca muere. Y al final he preferido defender la libertad en internet.

Nada que añadir.

En Nación Red | Una dirigente del PP con doce cargos llama piratas a los medios digitales; Internet es “la nueva amenaza”, según el Jefe Superior de Policía de Madrid; El partido de Sarkozy llama fascistas a los medios digitales que destapan su corrupción

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

0 comentario