Sigue a Genbeta

RIAA

Seguramente el nombre Jammie Thomas, una mujer de 36 años de Minnesota, no resulte conocido a la mayoría, pero durante años supuso un gran quebradero de cabeza a la RIAA (la SGAE estadounidense) y gran parte del sistema judicial de Estados Unidos. ¿Su delito? Descargarse 24 canciones a través del programa Kazaa. ¿Su condena? Pagar 220.000 dólares de multa, un total de 9.250 dólares por canción.

Tanto dio que hablar esta elevada cantidad que algunos jueces se quejaron al considerarla desproporcionada, pero el Gobierno de Estados Unidos presionó para que se mantuviera, y así fue. Como era de esperar, Thomas no tiene ese dinero, pero la RIAA le ofrece un importante descuento con una condición: que la acusada haga campaña contra la piratería.

La RIAA no ha precisado cuánto dinero de la multa se le descontaría en el caso de que Jammie decidiera trabajar para ellos y afirma, en declaraciones a Wired, que se trata de un gesto de “buena voluntad” hacia ella. Tampoco sabemos en qué consistiría esta colaboración, aunque el abogado de la mujer afirma que seguramente consistiría en un discurso de admisión de culpa y contra la piratería.

Jammie Thomas, que lleva desde 2007 de juicio en juicio por la descarga de 24 canciones, se ha negado a contemplar esta posibilidad de colaboración. Tampoco tiene dinero para pagar la multa que se le ha impuesto, así que la única opción viable ahora mismo es que se declare en bancarrota, algo que en el pasado Thomas ya ha afirmado considerar para cuando la RIAA fuera a reclamarle el dinero.

Vía | Torrent Freak
En Genbeta | Un juez de EE.UU corrige una condena ‘antipiratería’ por desproporcionada, terrible, irrazonable y extravagante

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

40 comentarios