Cuatro nuevas diapositivas filtradas ofrecen más detalles sobre PRISM

Sigue a

Prism 2

Cuando hace unos días repasábamos la trayectoria de Edward Snowden, el ex-agente que ha filtrado numerosa información sobre espionaje electrónico y telefónico de la NSA y otras agencias, decíamos que en lo sucesivo seguramente iríamos conociendo más detalles. Pues bien: así ha sido. Hace tan sólo unas horas, el diario The Washington Post publicaba en su web cuatro nuevas diapositivas de PRISM, el supuesto programa de espionaje del que ya os hablamos y que supuestamente implicaba a varios fabricantes y proveedores de servicios de alto nivel.

En estos nuevos documentos se explica un poco más el procedimiento que es necesario seguir para realizar una solicitud para vigilar a un nuevo objetivo así como qué hacer con los datos obtenidos. Las dos principales lecturas que se pueden hacer son las siguientes:

  • Ningún tribunal autoriza estas solicitudes, a diferencia de lo que decían las autoridades.
  • Se realiza monitorización en tiempo real de emails y chats.

En esencia, un agente puede solicitar la vigilancia de un objetivo en función de unos “selectores”, los términos que se monitorizarán activamente. Como la NSA no puede vigilar a ciudadanos americanos, el FBI valida estos términos para comprobar efectivamente que se corresponde a una persona extranjera. Ojo porque aquí el Washington Post también va más allá y afirma que en los centros de datos de los “proveedores” (como Google o Yahoo) existen equipos pertenecientes al FBI de los que las autoridades pueden extraer información.

PRISM

Una vez se consigue la información, ésta es analizada por diversos sistemas y programas en función de su tipo. Para cada caso, ya bien sea una notificación generada a tiempo real o una pieza de datos que debe ser almacenada, se le otorga una notación como la que se puede ver a continuación, que depende del proveedor y del formato. A fecha de 5 de abril de 2013, en la base de datos de PRISM existían más de 117675 objetivos de vigilancia activos.

Continúan las incógnitas

Si bien estas nuevas diapositivas arrojan algo de luz sobre PRISM, todavía existen muchas preguntas a las que las filtraciones no han dado respuesta. La NSA, que en un principio había dado sus propias explicaciones sobre este programa a través de un comunicado en su web, ha tenido que retirarlo después de que varios congresistas denunciaran en público que el documento contenía “diversas inexactitudes”.

¿Cómo recoge la NSA la información que proviene de los proveedores: hay acceso directo (como dice Snowden), se trata de un procedimiento de entrega de datos habitual (como dice la NSA) o existe equipamiento de las autoridades en cada lugar con acceso a la información (como dice el Washington Post)? Todavía quedan bastantes diapositivas inéditas sobre PRISM en poder de los medios que quizás podrían responder estas preguntas. Toca esperar para saber las respuestas.

Enlace | The Washington Post
En Genbeta | PRISM: cronología, qué es y qué explicaciones han dado los implicados

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

13 comentarios