El protocolo anticopia HDCP inutilizado por la publicación de la clave maestra

Sigue a Genbeta

La clave maestra, en PasteBin

HDCP, High-bandwith Digital Contect Protection. Detrás de este término tan extraño se esconde un método antipiratería desarrollado por Intel, y que acaba de sufrir un duro varapalo. Hace unos días, Engadget publicó una noticia sobre una posible clave maestra de este protocolo, e Intel acaba de confirmar que efectivamente, esa clave es legítima.

¿No habéis entendido nada? Tranquilos, vamos a explicar qué narices es esa clave maestra, y qué pasa si es pública. Primero de todo, vamos a ver qué es eso de HDCP.

HDCP, protocolo anticopia

HDCP es un protocolo desarrollado por Intel, cuyo fin es evitar la copia de contenidos a través de interfaces DVI o HDMI, entre otras. ¿Cómo lo consigue? Pues encriptando la información. Los dispositivos que soportan HDCP tienen una clave con la que encriptar y desencriptar los contenidos. Esta clave la proporcionan sólo los fabricantes autorizados a través de una clave maestra.

Normalmente, para reproducir vídeo o audio necesitamos dos cosas: un lector (nuestro lector de DVD, por ejemplo) y un visor (nuestra televisión). Cuando el vídeo o audio a reproducir lo requiera, el lector y el visor se identificarán con esa clave HDCP y encriptarán los datos enviados.

Con esto sólo podrán recibir contenidos los dispositivos autorizados que, por serlo, no permitirán copiarlos. Podríamos decir que la clave HDCP es la identificación para entrar en un club en el que nadie copia contenidos, y que es el único lugar para ver nuestra película. Si no cumplimos el requisito de no copiar, no entramos en el club y nos quedamos sin ver la peli.

La mayoría de reproductores DVD, Blu-Ray y en general cualquier cacharro con una salida HDMI tienen implementado este protocolo, por lo que no nos dejan, por ejemplo, conectar el DVD y el ordenador y empezar a copiar.

¿Qué significa lo de clave maestra?

Las claves no son aleatorias, obviamente. Para obtenerla se ejecuta un algoritmo sobre una base de caracteres conocida, que genera claves para el lector y el visor. Como suponéis, estos dos elementos son secretos para evitar que nadie pueda implementar el HDCP en dispositivos no autorizados.

Pero ahora, tanto el algoritmo como la base de caracteres se conocen y son públicos. Es decir, que si queréis, podéis obtener ahora mismo una clave HDCP para vosotros, y (teóricamente) construir un dispositivo no autorizado para copiar los contenidos de HDMI, DVI y otras interfaces.

Lo malo es que esto no es tan fácil. La clave no está implementada por software sino por hardware, es decir, en un chip. Y hacer un chip de este tipo no es muy sencillo que digamos, aunque hacerse sí se puede hacer.

¿Y las consecuencias de que sea pública?

Inutilización del HDCP. Así, tan duro como suena, HDCP deja de ser un protocolo confiable para evitar la piratería. No hay solución, excepto crear un protocolo nuevo. ¿Por qué? Porque revocar las claves creadas con esa clave maestra significaría un gasto brutal para los fabricantes, ya que o sustituyen los dispositivos por otros con claves válidas, o dejan a un montón de usuarios en la estacada sin poder reproducir contenido protegido.

Aunque dudo que a corto plazo se deje de usar el HDCP, ya que no estará al alcance de cualquier hijo de vecino conseguir un dispositivo pirata de este tipo, y seguiremos sin poder copiar contenidos con nuestros gadgets normales (DVD, televisión) desde la salida HDMI.

En resumen, un golpe para la antipiratería, pero que no creo que tenga muchas consecuencias para los usuarios de a pie. Si tenéis alguna pregunta sobre el artículo, no dudéis y ponedla en los comentarios, que os la intentaremos resolver.

Vía | Engadget
Más información | Clave maestra en Pastebin

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

27 comentarios