Volvemos con lo de siempre: la absurda reforma de la ley de la propiedad intelectual y el temido artículo 158 bis

Sigue a Genbeta

Maza.

No ganamos para leyes-sorpresa en nuestro país, al menos en el sector de internet y la propiedad intelectual del contenido digital. El año pasado vimos cómo la Ley Sinde-Wert se aprobaba repentinamente y sin consulta alguna, y ahora la división catalana del Partido Pirata (Pirates de Catalunya) ha descubierto el borrador de lo que va a ser una reforma exprés de la Ley de la Propiedad Intelectual. Entre lo que supone esa reforma tenemos el artículo 158 bis, que puede obstáculos incomprensibles a la red española.

Esto es lo que dicen desde Pirates de Catalunya acerca de este artículo:

El documento abre también una grave inseguridad jurídica introduciendo el artículo 158 bis, el cual obliga a las páginas de enlaces a indicar claramente de dónde sacan el derecho a enlazar a las obras. Para entendernos, la página debe colgar los permisos de que dispongan sobre
cualquier contenido enlazado, incluso fotografías.

Esto significaría que empresas como Google, con su buscador de imágenes, tuviesen que adjuntar a cada resultado los permisos correspondiente, solicitados a cada autor. Cosa que puede convertirse en un grave engorro administrativo incluso para compañías debidamente legitimadas.

Las notificaciones relacionadas con el punto anterior se anunciarán en un futuro tablón electrónico, que deberá ser consultado por las empresas, en lugar de usarse los canales de comunicación habituales. Esto significa que las empresas deberán ser las que verifiquen cada día si han recibido o no una notificación, ya que en caso contrario se las tendrá por notificadas.

No voy a decir que este método sea efectivo contra las páginas de descargas piratas, pero las consecuencias para el resto de páginas que tengan cualquier tipo de contenido son incomprensibles. Imaginaos si toda imagen, todo vídeo, todo texto y cualquier otro tipo de contenido multimedia tuviesen que llevar esos permisos adjuntos. El trabajo adicional y el lío burocrático que puede conllevar esto es tan inmenso que sólo este motivo lo convierte, a mi parecer, en algo completamente inviable.

Como dicen desde Pirates de Catalunya esta reforma vuelve a pecar de lo usual con la ley española: falta de diálogo con todas las partes, falta de transparencia y falta de comprensión de las nuevas tecnologías. Habrá que estar atentos a cómo progresa este asunto y si se puede hacer algo para impedir que esta reforma salga adelante. Tenéis más información acerca del resto de puntos de esta jugada del gobierno español en Nación Red.

Vía | Nación Red

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

15 comentarios