Liberada la versión 3.6 del núcleo Linux, con "suspensión híbrida"

Sigue a

Linux

El núcleo de Linux es uno de los proyectos de código abiertos más grandes y relevantes que podemos ver actualmente. Y su desarrollo es de lo más activo, todo hay que decirlo. Tanto es así que cada relativamente poco tiempo tenemos nuevas versiones con mejoras graduales y, habitualmente, interesantes. Y ayer culminó un nuevo hito en este desarrollo: el lanzamiento de su versión 3.6. Repasemos sus novedades más importantes.

Lo primero de lo que avisa Linus es de que la versión 3.5 no tiene fuegos artificiales ni petardos, sino que está más enfocada a afianzar y estabilizar lo existente y a introducir alguna que otra mejora. Hay muchos pequeños cambios, por supuesto, pero no vamos a repasarlos todos. Sí que reseñaré que en esta versión del núcleo se ha introducido un modo de suspensión híbrida (ya presente en Windows y en OS X).

En este modo, cuando suspendemos nuestro sistema, se guarda una imagen de la RAM en memoria secundaria (justo como hacemos al hibernar, solo que manteniendo la máquina en estado de suspensión), de manera que si nuestro portátil se queda sin energía arranca utilizando esa imagen. Si usamos un disco sólido para ello, además, mejoramos dramáticamente el rendimiento de esta función.

También se ha mejorado el soporte aún experimental de Btrfs, así como otros muchos aspectos del núcleo. Muy pocos de nosotros se atreverá a compilar e instalar un kernel así por las buenas, pero viene bien saber qué funciones se han añadido, dado que Linux 3.6 aparecerá tarde o temprano en nuestras distribuciones preferidas.

Imagen | Acid Pix
Más información | Linus Torvalds | The H Open

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

41 comentarios