Sigue a Genbeta

Analizamos el acuerdo alcanzado entre HBO y Universal

En varias ocasiones hemos escrito en Genbeta sobre el hecho de que las propias empresas creadoras de contenidos fomentan la piratería al añadir cláusulas de exclusividad en sus contratos. El usuario del siglo XXI necesita acceso a todo tipo de contenidos a través de una variedad de plataformas, de forma instantánea y sin demasiadas trabas. Aún así, todavía existen ejemplos que apuntan en la dirección contraria, como el acuerdo exclusivo alcanzado por HBO y Universal Studios que fue anunciado ayer.

Aunque el contrato sólo tiene efecto dentro de las fronteras de los Estados Unidos, siempre es interesante observar este tipo de situaciones por cómo puedan afectar a los servicios que existen en el resto del mundo, Europa y Lationamérica incluídas. El acuerdo alcanzado entre HBO y Universal tiene una duración de 10 años (a cambio de $2.000 millones de dólares) y supone un jarro de agua fría para competidores en el ámbito del streaming como Netflix o Amazon. ¿Por qué? porque el acuerdo es exclusivo entre las dos partes, por lo que los usuarios de plataformas competidoras no tendrán acceso a determinados contenidos en los próximos 10 años.

No se trata de echarle la culpa a HBO por el acuerdo, ya que Netflix firmó hace unas semanas un contrato similar con Disney por un período de tiempo también largo. La culpa es de todas las partes involucradas y los principales perdedores en todo esto somos nosotros, los usuarios y consumidores de este tipo de contenidos. Con estos contratos se crean ecosistemas independientes, que no hablan entre ellos, perjudicando a casi todas las partes involucradas pero favoreciendo, sobre todo, la piratería. Si aquí hemos defendido la facilidad de acceso a contenidos de todo tipo para evitar la piratería, estas situaciones suponen un disparo a bocajarro a dichos propósitos.

Decía antes que es interesante analizar este tipo de acuerdos aunque sólo afecten a los Estados Unidos. En España tanto Wuaki como Filmin y otros competidores tienen sus propios acuerdos con los estudios cinematográficos y distribuidoras, aunque desconozco si son de caracter exclusivo o no. Aún así HBO poco a poco se está posicionando como un competidor más de los servicios mencionados anteriormente, al comenzar su expansión fuera de EEUU con el lanzamiento de su propia plataforma de streaming en los países nórdicos (Suecia, Finlandia, Noruega y Dinamarca)

Resulta imposible predecir la llegada de HBO a España y a otros países de nuestro entorno en un clima de crisis constante y descenso de los ingresos, pero acuerdos como el anunciado ayer por HBO y Universal no favorecen, para nada, la competencia y el consumo de contenidos televisivos y cinematográficos a usuarios. Que no se quejen si al final muchos acuden a The Pirate Bay o directorios de descargas directa para ver las magníficas producciones de HBO. Es una pena, pero es lo más fácil. Y en los próximos diez años puede incluso ser la única vía para millones de usuarios.

Vía | TechCrunch
En Genbeta | ¿Somos los españoles unos piratas?, ¿estamos dispuestos a pagar por contenidos digitales?

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

25 comentarios