Compartir
Publicidad

Los niños no quieren que sus padres publiquen tantas fotos suyas en redes sociales, según un estudio

Los niños no quieren que sus padres publiquen tantas fotos suyas en redes sociales, según un estudio
Guardar
2 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Eres un padre primerizo y estás disfrutando de una excursión en familia. De repente a tu hija le da por hacer una monada de las suyas, coges la cámara y zas, sacas una fotografía que compartes inmediatamente en Facebook. ¿Pero estás seguro de que a tu pequeña le gustaría que subieras esa foto, o de que no será embarazosa para ella cuando tenga 15 años?

Hace unos días os contábamos que la policía francesa le recomendaba a sus padres no compartir fotos de sus pequeños, y ahora un grupo de investigadores ha publicado un estudio en el que, tras preguntarles, recogen que a los niños tampoco les hace ninguna gracia que se compartan tantas fotos suyas en redes sociales sin su permiso.

Siete cosas que los niños esperan de sus padres

19636282482 6747f4a097 K

El estudio ha sido realizado por la Universidad de Washington en colaboración con la Universidad de Michigan. En él se ha trabajado con 249 parejas de padres e hijos pertenecientes a 40 estados, y se le ha preguntado a los pequeños qué normas referidas a la tecnología les gustaría que siguiesen sus padres.

Además del tema referido a compartir información y fotografías en redes sociales, todas las respuestas pueden ser agrupadas en sólo siete temáticas o peticiones generales. Esta es la lista completa con todas ellas.

  • Estar presentes: En algunas situaciones concretas no debería haber tecnología presente, como cuando están intentando hablar con sus padres.
  • Autonomía para ellos: Los padres deberían permitirles tomar sus propias decisiones en cuanto al uso de tecnología sin tratar de interferir.
  • Uso moderado: Los padres deberían moderar el uso de sus dispositivos electrónicos, y tener un balance entre ellos y otras actividades.
  • Supervisar a los pequeños: Establecer y hacer cumplir normas relacionadas con el uso de tecnología por la propia seguridad de sus hijos.
  • No mientras se conduce: Es un problema generalizado que atenta contra la seguridad vial, y los niños se dan cuenta de ello. Por eso creen que los padres no deberían usar su móvil mientras conducen o cuando están parados en un semáforo.
  • Sin hipocresía: Los padres deberían dar ejemplo cumpliendo lo que le piden a sus hijos, por ejemplo, al no mirar Internet mientras están comiendo.
  • Sin pasarse a la hora de compartir: Los padres no deberían compartir tanta información ni fotografías sobre sus hijos en las redes sociales sin su consentimiento explícito.

Un contenido que mañana podría ser embarazoso

15586609071 B72f0333d0 K

Según le ha contado al New York Times Alexis Hiniker, graduada en Diseño Centrado en el Ser Humano e Ingeniería de la Universidad de Washington y directora de la investigación, las respuestas revelaron "una desconexión muy interesante". Mientras los niños de entre 10 y 17 años estaban realmente preocupados por cómo sus padres compartían su vida en redes sociales, a sus padres esto parecía no importarles tanto.

Según apunta el estudio, hay el doble de niños que de padres que expresaron su preocupación porque algún miembro de la familia comparta demasiada información personal sobre ellos en las redes sociales sin su permiso. Además, muchos pequeños aseguraron que ese tipo de contenido les resultaba embarazoso, y que se sentían frustrados cuando sus padres seguían compartiéndolo.

Según han declarado algunos jóvenes de 15 años al New York Times conocen a compañeros a los que les gustaría que algunas fotos no hubieran sido publicadas nunca, como una niña de la que se rieron sus compañeros en clase porque alguien descubrió que su madre había abierto hacía años un canal de YouTube en el que salía ella cantando.

Esta es una tendencia a compartir todo lo que hacen los hijos está yendo cada vez a más, y este estudio va de lleno a la yugular mostrando que quizá a los pequeños no les haga tanta gracia como a sus padres que se comparta cada paso que dan. Por lo tanto ya sabéis, hay que tener un poco de cuidado con lo que se comparte. Puede que ahora no podáis evitar querer compartir lo monos que son, pero recordad que un día crecerán y esa huella digital seguirá estando online.

Imágenes | #MyKids en Instagram, Richard Leeming y Lotzman Katzman
En Genbeta | La policía francesa advierte a los padres del peligro de subir fotos de sus hijos a Facebook

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad

Ver más artículos