Compartir
Publicidad

Twitter pudo evitar que sus viners más famosos renuciaran y no lo hizo, un año después cierran Vine

Twitter pudo evitar que sus viners más famosos renuciaran y no lo hizo, un año después cierran Vine
Guardar
9 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Es difícil no pensar en Twitter como la empresa de las oportunidades desperdiciadas, y es que la están pasando verdaderamente mal. En una muy breve cantidad de tiempo pasaron de varios rumores de venta y posibles compradores, a terminar despidiendo al 9% de su plantilla para recortar gastos. Aparentemente nadie quiere comprar una red social que tiene tantos problemas con abuso y trolls.

Sus últimos resultados financieros confirman que siguen perdiendo dinero y el mismo día que anuncian los despidos de más de 300 empleados, también lanzaron la bomba de que cerrarían Vine. La red social de microvideos apenas existe desde 2013, y al parecer Twitter pudo salvarla pero no lo hizo.

Según nos cuentan en Mic.com, hace un año tuvo lugar una reunión secreta que pudo cambiar el destino de Vine. El pasado otoño, más de 20 de los 50 creadores más populares de todo Vine se reunieron con representantes de la red social para intentar entre todos hacer un último esfuerzo por salvarla.

Para ese entonces la mayoría de las estrellas de Vine que se hicieron famosos gracias a sus microvideos, ya habían comenzado a emigrar a plataformas como YouTube, Instagram, Facebook y hasta Snapchat. Vine estaba cayendo rápidamente y fueron los creadores de contenido quienes pidieron el grito de ayuda.

Los viners Marcus Johns (6.1 millones de seguidores) y Piques (3.1 millones de seguidores) ayudaron a organizar la reunión. Piques redactó un contrato que fue firmado por 21 de los viners más populares de la plataforma. La propuesta para Twitter: Vine les debería pagar 1.2 millones de dólares a cada uno, implementar varios cambios en el producto y abrir una linea más directa de comunicación entre los creadores y la red social. A cambio de esto cada uno produciría 12 piezas de contenido original al mes. Si su propuesta no era aceptada, todos dejarían Vine.

Por qué no debes dar la espalda a los creadores

Ya imaginas como termina la historia: todos se fueron y casualmente un año después, Vine anuncia su cierre. Al igual que Twitter, Vine también tenía un problema con el acoso, varios de los viners habían pedido en numerosas ocasiones a la empresa que implementaran mejores herramientas para lidiar con esto. Para cuando Vine hizo algún esfuerzo, ya era demasiado tarde.

Vine dejó a sus creadores frustrados por la falta de actualizaciones, las pocas funciones que implementaba el servicio, la poca comunicación y por último, la negación a sus demandas como intento final por salvar la app. Vine dejó que sus estrellas abandonaran el barco y no pasó mucho tiempo para que este se terminara de hundir.

Hoy todos esos viners tienen millones de seguidores en otras redes sociales, se han convertidos en estrellas de YouTube o Instagram. Mientras que Vine ya está preparando su funeral.

En Genbeta | Auge y caída de Vine: de cómo una idea original no supo enfrentarse a la competencia

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad

Ver más artículos