"Deja que otros trabajen por ti" es la propuesta de la nueva plataforma Nohagasnada

Síguenos

Nohagasnada

Llevo un par de días dándole vueltas a un servicio llamado Nohagasnada, el cual fue lanzado el pasado lunes por un par de estudiantes madrileños, Íñigo Tallada y Carlos Spada, con una mezcla de sensaciones contradictorias. Su lema es “deja que otros trabajen por ti”. En este caso los trabajos a los que se refiere son de carácter principalmente universitario.

Lo primero que le viene a uno a la mente es El Rincón del Vago, el sitio preferido por todos aquellos estudiantes que optan por quitarse un buen montón de faena de encima gracias a la colaboración de la comunidad, la cual se encarga de subir apuntes, trabajos, exámenes, prácticas, etc. de forma gratuita. Nohagasnada recoge esta idea básica, le da una vuelta y propone un sistema gracias al que un usuario puede pagar por un trabajo concreto y a otro cobrar por realizarlo.

Si tú dominas mucho de un tema y hay alguien que está dispuesto a pagar 20, 30 o 40 euros por un trabajo basado en él, ¿por qué no aprovecharlo? Decía al principio que Nohagasnada me produce sensaciones contradictorias. ¿Es este el tipo de educación y formación que buscamos? Por otro lado, Nohagasnada, que no hace nada ilegal, puede servirnos de forma muy puntual. Quizás hay algo en concreto de una asignatura específica que se nos resiste y podemos salir del paso a cambio de unos pocos euros. El tema es delicado.

Las tarifas incluyen gastos de gestión para los usuarios que deciden ofertar trabajos y pequeños depósitos para los demandantes. Estos depósitos no se devuelven de forma íntegra, ya que una pequeña parte se la queda Nohagasnada. Un ejemplo extraído de su tabla de tarifas: si yo acepto un trabajo por el que un usuario ofrece 20 euros, tendré que pagar 5,54 euros en concepto de depósito y finalmente cobraré 25 euros. Los otros 0,54 euros son para Nohagasnada. En cuanto a los gastos de gestión para los ofertantes, siguiendo con el mismo ejemplo, si le pongo un precio de 20 euros a un trabajo, tendré que pagarle 23,14 euros a Nohagasnada.

Hay un aspecto muy importante a tener en cuenta: una vez entregado un trabajo, desde Nohagasnada se revisará y se decidirá si es válido o no. Entre otras cosas comprueban que el trabajo realizado no sea un plagio (a través de software). Si un trabajo queda invalidado, el ofertante recuperará su dinero más el depósito del demandante, el cual lógicamente pierde esta cantidad. No deja de ser una barrera para evitar que algunos usuarios intenten colar cualquier cosa para llevarse unos euros.

Por el momento, con tres días de vida, Nohagasnada cuenta con muy pocos trabajos ofertados y un total de 116 usuarios registrados. Habrá que seguirle la pista y ver cómo evoluciona.

Sitio oficial | Nohagasnada

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

3 comentarios