Síguenos

Cupones de descuento

Escribía Mateo Rouco en El Mundo en julio de 2011 que “la fiebre del couponing” había llegado a España “para quedarse”. Desde entonces han pasado ya bastantes meses y la fiebre por el mercado de los descuentos y las compras colectivas parece que es cada vez menor.

La semana pasada asistimos al despido de Andrew Mason, fundador y CEO de Groupon, que después de años de polémicas fue reemplazado por el consejo de administración de la empresa. Una empresa que se encuentra en estos momentos buscando un sucesor permanente que intente dirigir la nave sin rumbo que es hoy en día Groupon.

Hablamos de Groupon porque su nacimiento y crecimiento ha estado muy ligado al desarrollo del sector de los cupones en España. Fundada en el 2008 por un joven Mason, Groupon fue considerada por algunos como la empresa tecnológica que más rápido creció en sus primeros años de vida, llegando a predicciones de mil millones de dólares en ingresos en pocos años.

La fiebre de los cupones y la compra colectiva tardó un par de años más en llegar a España, y se produjo a finales del 2009 y comienzos del 2010. Groupon, curiosamente, no fue la primera empresa de estas características en aparecer en nuestro país, ya que en 2009 ya existían claros competidores con un modelo de negocio muy similar como Letsbonus.

Los medios y los consumidores no tardaron en darse cuenta de las bondades de este tipo de empresas. Cada día podían recibir en su correo ofertas personalizadas que se ajustasen a su situación geográfica y sus intereses, permitiéndoles disfurtar de una serie de servicios o productos por un precio reducido. En mayo del 2011, según recogía un artículo de El País, “la industria movía al mes en España 12 millones de euros y crece entre un 20% y un 30%”. Más recientemente, en febrero de 2012, un podcast de RTVE citaba a Nielsen y afirmaban que “más de 7.4 millones de consumidores visitan mensualmente estas páginas” en España.

En un contexto de crisis económica generalizada es fácil entender el auge de este tipo de propuestas. Los consumidores buscan ahorrar dinero y gastar menos que en años anteriores, y el sector de los cupones ofrece esa posibilidad de una forma rápida y sencilla.

¿Mercado saturado que se aprieta ahora el cinturón?

En España probablemente hemos sido testigos privilegiados de una sobre saturación del mercado. A pesar de no haber encontrado ningún estudio concreto que hable de la cantidad de startups y empresas similares que han existido en los últimos años, han sido muchas y de muy variada naturaleza. Todas intentando encontrar su propia gallina de los huevos de oro en un mercado amplio y, por qué no decirlo, duro.

A pesar de las ventajas claras que el cuponing pone sobre la mesa para consmumidores y negocios, las críticas a este sector han sido constantes por ambas partes. Las promesas de fidelización de clientes, atracción y mantenimiento de los nuevos y otras muchos más aspectos positivos se han ido quedando enterrados frente a las malas experiencias compartidas por consumidores y negocios. Desde la falta de una personalización clara de las ofertas que reciben los clientes hasta problemas relacionados con el cobro de dinero.

Bien es cierto que no todas las empresas de cuponing han cometido en estos errores y que existen en nuestro país algunas que han actuado siempre correctamente, tratando por igual a consumidores y negocios. Las hay y por eso es muy probable que el cuponing sea en estos momentos un sector importante dentro del eCommerce y las compras colectivas en España.

Pero también es cierto que todo sector o mercado que pasa de la nada a la fiebre, con la puesta en marcha de decenas de empresas, sufre tarde o temprano una correción. En el caso de los descuentos y compras colectivas es muy probable que estemos asistiendo a ese momento. El despido de Andrew Mason no es más que una llamada de atención al resto de participantes sobre un sector que, quizás, ha estado sobre valorado en todo el mundo en los últimos años.

De un listado de 35 empresas de cupones que fue publicado y actualizado a lo largo del 2011 y 2012 por La niña de las ofertas nos encontramos que el 48% de esas 35 empresas ya no existen y sus dominios han caducado. Una muestra muy poco científica pero que da a entender de que España, y probablemente el resto del mundo, está hoy en día descuponizándose.

En Genbeta | Groupon despide a Andrew Mason, su CEO y fundador
Imagen | sergis blog

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

9 comentarios