Google Keep no está solo: lo comparamos con otros servicios para guardar notas

Síguenos

Google Keep no está solo: lo comparamos con otros servicios para guardar notas


Con Keep, Google vuelve a un terreno que no le es ajeno: un servicio para guardar notas. Hace un tiempo, contaban con Notebook, pero se lo terminó llevando por delante una de sus “limpiezas de primavera” (sobre esto, hablo más al final). Ahora, “vuelven a intentarlo”: con un combo servicio/aplicación más sencillo, visual y moderno.

Pero en este campo no están solos. Hace mucho tiempo que existen aplicaciones para notas más que competentes. Y como el hecho de que el gigante de Mountain View saque un nuevo servicio despierta la atención, en Genbeta hemos pensado que sería bueno echar un ojo a su competencia y compararla con su nueva propuesta.

Dado que existen muchas aplicaciones y servicios para anotaciones y listas, he decidido hacer la comparativa con otros servicios tan sencillos como Keep. Esto deja fuera a opciones tan potentes como Evernote o Springpad, que a mi juicio juegan en otra liga. También, me he limitado a aquellos que cuentan con versión web y clientes móviles que se sincronicen con ella. Eso ha cerrado aún más las opciones de comparación, que se han terminado limitando a tres.

Wunderlist, un gestor de tareas que sirve para hacer anotaciones rápidas

Wunderlist, un gestor de tareas que sirve para hacer anotaciones rápidas

Lo primero que he pensado al ver Keep ha sido: ¿y qué tiene para que me cambie a él dejando de usar Wunderlist? Y es que aunque Wunderlist está enfocado a la creación y gestión de listas de tareas, personalmente yo lo utilizo también para guardar rápidamente información, anotaciones e ideas de manera clasificada.

Dado que Wunderlist es más un gestor de tareas que una aplicación de notas, puede resultar un poco incómodo para algunos si vuestro objetivo es solo hacer anotaciones rápidas. Pero por lo menos para mí, cubre perfectamente mis necesidades. Y es que hay que contar con que, mientras que Keep se enfoca a mostrar listas y notas de manera separada, Wunderlist permite crear listas simples o listas con notas, en las que cada elemento contenga más información. Lo que no podemos hacer es añadir imágenes. Si eso es una función importante para vosotros, podéis olvidaros de este servicio.

Como muchos sabéis, Wunderlist es multiplataforma: además del cliente online, tenemos aplicaciones para Windows, Mac, iOS y Android. Además, no hace mucho estrenaron su extensión, que nos permite enviar enlaces a nuestra cuenta y guardarlos en cualquier lista. Por lo tanto, el lado móvil lo tenemos cubierto sin importar en cual de las dos grandes plataformas estamos.

Frente a Keep, Wunderlist mantiene más que el tipo, salvando las distancias por lo de estar enfocado a las tareas. Tiene un diseño sencillo y es muy fácil de manejar. Y, en caso de necesidad, contiene opciones interesantes (como notificaciones) de las que podemos echar mano. Eso sí, no hay transcripción de audio.

Enlace | Wunderlist

Simplenote, notas sin listas pero con una API

SimpleNote, notas sin listas pero con una API

Simplenote es otro viejo conocido por estos lares. Nos permite crear notas de texto (a las que podemos dar formato con Markdown) que podemos compartir por correo o de manera pública en la web, si es que queremos. Posee un pequeño control de versiones con el que podemos retroceder para ver en que estado estaba la nota antes y un elemento importante: añadir etiquetas a cada nota para mantenerlas ordenadas.

En cuanto a clientes, sólo hay uno oficial para iOS. Sin embargo, tiene algo más importante: una API. En su sección de descargas, podéis encontrar un listado de aplicaciones de lo más variadas que hacen uso de SimpleNote. Allí, podéis ver programas para Windows, Mac, Android e incluso WebOS. También hay extensiones para Firefox y Chrome, además de para otros programas como Outlook, Vim o Emacs.

En comparación con Keep, las ausencias que encontramos son las de las listas y, de nuevo, las imágenes y la transcripción de audio. Además, Simplenote es freemium, por lo que está limitado en algunos aspectos, como en el uso de aplicaciones de terceros y en el número de versiones que se conservan de una nota. La versión Premium, con un costo de 19.99 dólares, quita estas limitaciones y añade otras funciones como creaciones de notas por correo, sincronización por Dropbox y un feed RSS, entre otras cosas.

Enlace | Simplenote

Catch.com: un Keep mucho mejor resuelto

Catch.com: un Keep mucho mejor resuelto.

Catch.com es quizá el servicio que más se parece a Keep. Y además, está mejor resuelto. Nos permite crear notas sencillas que pueden incluir listas y archivos en su interior, entre ellos imágenes. De hecho, dado que es un servicio freemium, si queremos adjuntar documentos debemos pasar por caja.

Las notas se clasifican en “espacios”, que vendrían a ser algo así como libretas, de los cuales tenemos cinco disponibles en la versión gratuita. Cada uno de ellos, podemos mantenerlo privado o compartirlo. Cada nota puede contener etiquetas y ser resaltada con una estrella para indicar que es importante y se pueden añadir comentarios e incluso direcciones con su correspondiente mapa.

En cuanto a aplicaciones, Catch cuenta tanto para iOS (con iPhone y iPad diferenciadas) como para Android. Pero hay que contar con que en su versión gratuita está limitado a 70 MB de espacio.

Frente a frente, Catch le gana a Keep. Al principio, puede parecer más complejo pero dedicándole un par de minutos descubre que es una opción muy potente sin que esa potencia nos vaya a sobrepasar. No cuenta con transcripción de audio a texto en la aplicación móvil, pero sí la posibilidad de adjuntar notas de voz.

Enlace | Catch

Una reflexión sobre Google y su accionar

A pesar de que algunos sitios en la web apuntan a que Keep podría ser en un futuro el Evernote de Google (o incluso un Pinterest), mi primera impresión no es así. Más bien, creo que se limita a lo que vemos ahora: una aplicación para tomar notas rápidas y crear listas al vuelo en Android (y quien sabe si en iOS algún día). Su contrapartida en la web es tan sólo eso, la versión online para poder acceder desde el navegador.

Pero quisiera reflexionar sobre un hecho. Hace más o menos año y medio, Google cerró Notebook, un servicio similar a Keep. Todas las notas se exportaron automáticamente al entonces Docs y hasta luego. Esto me lleva a pensar ¿tenían claro lo que estaban haciendo entonces? O viéndolo de otra forma: ¿lo tienen claro ahora?

Tal vez, tras bambalinas, resultaba muy complicado transformar el viejo Notebook en algo más moderno. Pero no me deja de parecer un poco ridículo cerrar un servicio para luego volver a abrirlo con otro nombre, principalmente después de haber causado las molestias que les causaron a sus usuarios.

Que Google cierre servicios me parece lógico, por mucho que me duela el de Reader. Han decidido contraerse después de una expansión gigante y gestionar mejor sus recursos (por muy enormes que sean). Pero son cosas como estas, cerrar un servicio solo para volver a abrirlo tiempo después, las que llevan a pensar que tal vez no tengan las cosas tan claras como podríamos pensar.

En Genbeta | Ocho excelentes aplicaciones para tomar notas en Windows y en la Web

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

26 comentarios