"Pensamos muchas cosas, pero es mucho mejor escuchar a los usuarios". Visitamos la oficina de Linkovery

Síguenos

Equipo de Linkovery en sus instalaciones de Zaragoza

El cuartel general de Linkovery es un piso situado en pleno centro de Zaragoza. En un primer vistazo nada más cruzar la puerta puedes ver grandes ventanas que dejan pasar la luz del día y una gran mesa alrededor de la cual trabajan todos los componentes del equipo; que desde detrás de sus monitores arrojaban una mirada nerviosa.

Tuve la oportunidad de sentarme y charlar con Mariano Torrecilla (CEO), Eduardo Pola (CDO), Marcos Gil (CTO), Daniel Baeyens y Pablo Largo(desarrolladores) y con Andrea Barreu (directora de operaciones) y robarles unos minutos de su tiempo para hablar de los comienzos de Linkovery, retos que se afrontaron tanto en la parte de desarrollo como fuera de ella, y sobre todo pasar un rato agradable conversando sobre Linkovery.

Encima de la mesa papeles, más papeles, portátiles, teléfonos, … pero llaman la atención dos pelotas de baseball blancas y lustrosas. Mariano agarra una de ellas y juega tranquilamente pasándola de mano a mano, parece que todo está dispuesto para dejar de lado las presentaciones y bromas iniciales y responder a las preguntas. Nos desvelará planes a corto y medio plazo, así como los interesantes pasos para la creación de Linkovery.

“Con la llegada del iPhone estaba todo a un clic de distancia”


Empecemos por el principio. ¿Cuál es origen de la idea de Linkovery?
Yo (Mariano Torrecilla) estaba trabajando en una empresa de director comercial y marketing. Y allá por finales del 2008 llegó el iPhone a España y, después de estar apuntado en las listas para tenerlo de los primeros, lo probé y me gustó el modo de trabajar con aplicaciones, todo estaba a un clic de distancia.

Supongo que la sangre emprendedora ya la llevaba dentro, después de trabajar muchos años en el negocio familiar, y surgió la idea respondiendo a una pregunta: ¿por qué no hacer esto mismo pero sin estar restringido a un sólo dispositivo? ¿por qué no hacerlo en la opción web, donde no se ha encontrado esa facilidad? Desde luego que el producto ha evolucionado mucho, pero la semilla inicial surge de esa idea.

Mariano Torrecilla, CEO de Liknovery

Ahora, como me habéis comentado, el equipo lo formáis 6 personas y estáis en esta oficina. Pero ¿cómo fueron los primeros pasos?
Arrancar esto, decidir que había que tirar por aquí, sería más o menos en mayo de 2009 y ahí estuve yo solo un año hasta mayo o junio de 2010. Hablando con inversores, con profesionales del mundo online, con amigos, hablando con gente conocida y desarrolladores web. Y ahí se fue puliendo un poco la idea hasta que llegó junio de 2010, que fue cuando se constituyó la empresa, y arrancamos Eduardo, Marcos y yo.

En ese momento nos pusimos a desarrollar bastante con los ojos cerrados, porque luego nos hemos dado cuenta de que ha habido que cambiar muchas cosas y pivotar (un término que ahora se lleva mucho). Y así empezó a surgir la empresa, arrancando en junio de 2010 después de poner yo 30.000 euros propios de un préstamo personal. Y a partir de ahí, pidiendo ayuda, hablando con inversores y gente que nos podía ayudar. Y al cabo del tiempo acabaron llegando esas ayudas.

“Queremos que el grueso de la plantilla se quede aquí, en España. Y más allá, si es posible, en Zaragoza”


¿El hecho de estar en Zaragoza y no, por ejemplo, en Madrid, con qué puntos fuertes y débiles os habéis encontrado respecto a esa decisión?
La principal desventaja es que para todo tienes que ir a Madrid, lo que nos supone a nosotros, en concreto a mí, hacer muchos kilómetros con el coche (porque sale más barato que ir con el AVE, aunque sea más cómodo). Personalmente creo que es el único inconveniente, porque ir conociendo gente allí o aquí es similar, por el estilo. Pero si quieres hablar con gente relevante, tanto en la parte de inversión, como en la parte de profesionales web, como en muchas cosas tienes que ir a Madrid. Aquí hay gente muy buena y que nos está echando una mano, pero a veces parece que son muy contados.

Desde el principio de la entrevista Mariano juguetea con una pelota de baseball, y no me puedo resistir. ¿Y esa pelota de baseball? ¿De dónde ha venido?
Es una pelota de baseball del segundo viaje que hice a Silicon Valley, en Palo Alto. Compré cuatro y las traje, ahora las tenemos por aquí y de vez en cuando nos sirven para desconectar un poco.

Ahora que nombras Silicon Valley, ¿cómo fue la experiencia? ¿ha sido imprescindible la visita a tierras californianas para el proyecto?
Pues diría que sí. La experiencia es brutal, porque vas allí después de ver, como todos hemos hecho alguna vez, el Googleplex en fotos, has visto todo lo que hay allí, se idealiza, se piensa que allí está todo… y efectivamente. Siempre digo que supera las expectativas y todavía un poquito más. Hemos tenido la suerte de estar dos veces, una gracias a Step One y Barrabés, estuvimos dos días visitando empresas como Google y LinkedIn. Y luego tres días más que estuvimos de reuniones one-to-one que nos habían organizado y alguna que nos habíamos organizado nosotros.

Y después estuvimos otra semana en septiembre. Y esta fue porque participamos en un evento que se celebró aquí, en Zaragoza, que se llamaba Innovate Europe. En el evento participamos cuatro empresas de aquí y dos de ellas nos fuimos una semana allí. Estuvimos con gente con la que ya habíamos estado en junio, en Zaragoza, y allí estuvimos en el evento Demo, que es el número uno en cuestión de financiación y startups de Estados Unidos.

Está toda la gente importante, un evento que cuesta 3.000 dólares por cabeza, el estar allí, eso sí la inscripción afortunadamente nos la pagaba la organización. Fue fantástico estar allí, hablando con tanta gente, con los mayores inversores que hay en tecnología, hablando con startups iguales que nosotros, de medio mundo, pero sobre todo americanas. Puedes ver cómo hacen las cosas allí, y te vuelves con miles de ideas en la cabeza.

¿Alguna idea traída directamente de allí?
Cambiar muchísimo nuestra proposición de valor y nuestro modelo de negocio. Eso ha sido determinante. Pero me gustaría comentarte una cosa, porque he leído los comentarios de algún lector en Genbeta que mencionaba que mirábamos a Silicon Valley y Londes, pero tengo que dejar una cosa clara: en todo momento hemos pensado que el grueso de la plantilla se quede aquí. En España. Y mucho más, si es posible en Zaragoza. Es algo que tenemos muy claro, que se puede hacer perfectamente, incluso es más positivo que negativo y que la parte que hagamos en el extranjero será meramente comercial.

“Os podemos anunciar una novedad: vamos a incorporar un sistema One Click Login”


Captura de la nueva versión del escritorio de Linkovery

Mirando cara a cara al producto, ¿nos sabrías decir qué es Linkovery? Y siendo un poco críticos, ¿es algo más que un servicio de marcadores online?
Linkovery es mucho más que un gestor de marcadores o favoritos, ofrece muchas más cosas, sobre todo en cuestión de usabilidad y capa social. En alguno de los post en nuestro blog hemos dejado entrever que vamos a tener novedades en Linkovery, pero es algo que todavía no hemos hecho del todo público y que, va a ser la proposición de valor de Linkovery.

Algo que lo va a hacer diferencial, que saldrá a lo largo de marzo y os podemos anunciar: vamos a incorporar un sistema One Click Login. Es decir, cuando el usuario inicie sesión en un sitio web, Linkovery le ofrecerá la opción de guardar su usuario y contraseña (credenciales) de manera segura para que nunca más tenga que escribirlos en ningún dispositivo; accederá con un solo click. Las credenciales se cifran automáticamente, de forma que sólo el usuario conoce esa información tan sensible, y sólo se descifran en el dispositivo del usuario. Ni siquiera nosotros tenemos acceso a esas contraseñas.

El gran beneficio es que la próxima vez que acceda a esa aplicación desde Linkovery, con un solo click accederá logueado (aunque no recuerde en ese momento la contraseña) sin escribir ningún password en ningún ordenador, ya sea el de casa, el del trabajo o el de la universidad, móvil o tablet. Y volvemos a lo mismo, con una interfaz muy fácil de usar e intuitiva.

¿Cuál es el tipo de usuario que usa Linkovery?
Desde un usuario Geek hasta un usuario universitario, pasando un trabajador que tiene un ordenador en el trabajo y otro en casa. ¿Un usuario tipo? todavía es un poco difícil definirlo. Seguramente iría encaminado a un usuario un poco más Geek, que son los más early adopters, pero todavía hay que hacer muchas pruebas para que hable el mercado.

El roadmap de desarrollo se mira a dos o tres meses, pensamos muchas cosas, pero es mucho mejor escuchar a los usuarios y a los clientes. Y en el tema de empresas tenemos mucho que aprender.

Una de las ventajas de Linkovery es que no necesitas conocer ningún servicio, o configurar ninguna característica de los navegadores para conseguir tener siempre a mano tus aplicaciones favoritas. Y todo ello al alcance desde cualquier dispositivo que esté conectado a internet.

En Genbeta | Linkovery, tu escritorio en la nube. A fondo

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

16 comentarios