Treinta días sin Flash: una herramienta cada vez más prescindible

Sigue a Genbeta

Adobe Flash

<p>Hace un mes me vino a la cabeza una idea cuando me saltó por enésima vez el aviso de actualizar Flash. <strong>¿Y si lo desinstalo?</strong> Total, no lo uso demasiado, me molesta más que otra cosa y serviría para ver hasta qué punto vivir sin Flash es plausible.</p>

<p>Así que me puse manos a la obra. Desinstalé Flash del ordenador y lo desactivé en Chrome (el navegador de Google tiene Flash integrado), tanto en mi portátil como en el sobremesa. Y a ver qué pasaba. Os adelanto que <strong>lo único que me ha recordado que tenía que escribir este artículo ha sido un aviso</strong> que me puse en Google Calendar.<br />


Las desventajas: sin juegos online y algunos problemas con vídeos

Video no disponible. Este ha sido el mayor problema que me he encontrado sin Flash.
<p>Voy a empezar primero con los problemas que me he encontrado al tener Flash desactivado. Uno de ellos es obvio: <strong>nada de juegos online</strong>. Lo pongo como inconveniente, aunque <strong>para mí es casi una ventaja</strong>: no uso juegos online y cuando los uso tengo que hacer otras cosas, así que me viene perfecto.</p>

<p>La otra desventaja es que <strong>la reproducción de vídeos en Internet da problemas</strong>. YouTube, por ejemplo, no tiene todos los vídeos disponibles en HTML5, y aunque los tenga tarda más en cargarse que con Flash. En otras webs ni siquiera tienen versiones en HTML5, así que ahí me quedo sin nada.</p>

Las ventajas, casi imperceptibles

<p>En este aspecto me esperaba algo más, la verdad. Pero no: <strong>quitar Flash no ha traído demasiadas ventajas perceptibles</strong>. Mi ordenador sigue rindiendo igual que antes, no he notado ninguna mejora de velocidad ni de consumo de memoria.</p>

<p>La única ventaja clara es que desinstalando Flash <strong>me quito un posible punto de entrada de malware</strong> (recordad que Flash es una de las aplicaciones más atacadas) y molestias a la hora de actualizar un programa más.</p>

<p>En definitiva, creo que Flash es una herramienta <strong>cada vez más prescindible</strong>. He estado un mes prácticamente sin acordarme de que no lo tenía instalado. No he tenido ninguna urgencia por no tenerlo instalado, ni me he perdido nada importante.</p>

<p>¿Mi recomendación? Si tenéis Chrome, desinstalad Flash del ordenador (como he dicho antes, Chrome ya tiene Flash integrado) y ganaréis un poco de seguridad. Si usáis otro navegador quizá os cause más problemas quitarlo que dejarlo ahí. De cualquiera de las dos formas, <strong>no notaréis prácticamente ninguna diferencia</strong>.</p>

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

49 comentarios