Compartir
Publicidad
¿Críticas vetadas y menos protección? Las nuevas condiciones de PayPal a examen
A fondo

¿Críticas vetadas y menos protección? Las nuevas condiciones de PayPal a examen

Publicidad
Publicidad

El pasado 25 de agosto fuimos conocedores de un cambio en las condiciones de uso de WhatsApp que hizo saltar todas las alarmas. Una modificación que permite a la compañía compartir nuestro número de teléfono con Facebook y un asunto que fue objeto de cientos de críticas. Por desgracia, este caso no es único en su especie, sino que no son pocos los servicios que abusan de nuestra “confianza”, “necesidad” o, sencillamente, de que no nos los leamos.

Una cuestión que no podemos dejar de retomar con motivo de la próxima actualización de las condiciones de PayPal, unas normas que entrarán en vigor el próximo 19 de noviembre** pero que la compañía ya se ha encargado de publicar oficialmente. De hecho, ha sido durante estos dos últimos días cuando ha empezado a enviar correos electrónicos a sus habituales. Pero, ¿qué dicen exactamente?

Los nuevos términos

1366 2000 2

De esta manera y a través de su web, puedes encontrar tanto los términos actuales como los que se nos vienen encima. Un texto en el que una serie de cuestiones han llamado nuestra atención poderosamente. Nos estamos refiriendo, por ejemplo y entre otros, al hecho de que, a partir de la citada fecha, las críticas estarán “prohibidas”.

Efectivamente, porque el documento reza, tal cual, que nos comprometeremos a no valorarlos de manera negativa. En concreto se trata de una modificación del apartado 4.4 que nos insta a que aceptemos lo siguiente: “se compromete a no dar informaciones falsas sobre PayPal y a no valorarnos negativamente como forma de pago en sus comunicaciones con los clientes o en comunicados públicos”.

Money 256319 1920

En la misma sección se añade que no deberemos “disuadir ni impedir a los clientes utilizar PayPal”; y que si permitimos a nuestros clientes pagar con PayPal, deberemos “tratar el pago con PayPal al menos a la par que las demás formas de pago ofrecidas”. “PayPal no recomienda aplicar recargos por tratarse de una práctica comercial que puede penalizar al consumidor y crear confusión, obstáculos y abandonos innecesarios en el momento del pago”, remata.

Nos fijamos también en otra cuestión que figura en los primeros párrafos del documento. Se trata del punto 1.3 referido a la propiedad intelectual y en el que ahora la compañía se declara con el derecho de utilizar el nombre comercial de las empresas, su logotipo, marcas comerciales y similares en su página y aplicaciones (web y móvil) con la justificación de “mostrar información sobre la compañía y sus productos”.

La protección del vendedor y el comprador también cambian. Y sí, lo harán a peor. Por ejemplo, en el artículo 11 se incluyen modificaciones para determinar qué artículos no se incluyen en ella. A saber: los elementos intangibles, licencias para contenido digital y servicios; los productos equivalentes a dinero en efectivo, los pagos correspondientes a productos financieros e inversiones; y las donaciones. *

Computer 1583432 1920 1

En cuanto a los compradores, se altera el artículo 13 y se comunica que las transacciones excluidas de la protección serán las compras de cualquier interés en un negocio, las de vehículos “incluyendo, sin limitación, vehículos de motor, motocicletas, caravanas, aviones y barcos, excepto para los vehículos ligeros personales portátiles utilizados con fines recreativos como bicicletas”, y los pagos efectuados en plataformas de crowdfunding.

Tampoco están cubiertos los artículos equivalentes a dinero en efectivo “incluyendo, sin limitación, artículos de valor almacenado como las tarjetas de regalo y tarjetas de pre-pago”, los juegos de azar y “cualquier actividad que implique la posibilidad de ganar un premio”, los pagos a organismos estatales, donaciones, y las compras de artículos que se recogen en persona.

Internet 1593358 1920

Además de la información que atañe a los artículos en cuestión, se añade que ahora los compradores tendrán que esperar 7 días desde la fecha de pago para abrir una reclamación por una compra no recibida.

Por otra parte, la compañía también informa de que dejará de proporcionar servicio a los usuarios de Turquía (aunque no especifica las razones). Para Brasil también cuenta con condiciones especiales que impiden las transacciones de dinero personales. El incremento de las tasas para recibir pagos en las transacciones comerciales es otro de los apartados que merece la pena comentar.

Para acabar, no podemos dejar de mencionar que la entidad protagonista de nuestro artículo también nos informa de que si no estamos de acuerdo con su nueva política podemos cerrar nuestra cuenta sin cargo alguno y nos proporciona un link específico para hacerlo.

Otros cambios polémicos

1366 2000 1

Dicho lo cual, no podemos dejar de comentar que el caso de PayPal no es el único polémico que ha tenido lugar durante los últimos años. De hecho, al margen de este y el de WhatsApp, nos quedamos con dos más acontecidos a finales de 2015 y en 2012.

Respecto al más antiguo, afectó a Instagram y tuvo lugar justo después de ser adquirida por Facebook, cuando se informó a los usuarios de que sus datos de navegación, geolocalización, cookies e información de dispositivos iban a intercambiarse con los de la red social. Algo que si bien ahora nos parece hasta normal, armó un gran revuelo entonces.

El de 2015 tiene que ver con Instagram y se produjo cuando localizamos una frase (tremenda) en su política de privacidad. Lo que decían era que se concedía a la plataforma el derecho “perpetuo, libre de cargas y transferible” de realizar –entre otras- las acciones que enumeramos a continuación: “almacenar, utilizar, reproducir, modificar, publicar, crear trabajos relacionados, exhibir y mostrar públicamente” su contenido “de cualquier forma y en cualquier medio”, incluso con otros snapchaters.

Unas afirmaciones que chocaban de lleno con el derecho a la intimidad y de las comunicaciones y que implicaban un sinfín de riesgos. Un caso sobre el que la compañía no tardó en pronunciarse, afirmado que había habido una mala interpretación de sus nuevos términos. No obstante, encontrarás el caso explicado con más detalle en el artículo que redactamos al respecto en su momento.

En Genbeta | PayPal ahora se lo pone más difícil al crowdfunding, ¿por qué?

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad

Ver más artículos