Compartir
Publicidad
Este Black Friday, protege tus compras online con estos 17 consejos (y algunos más)
A fondo

Este Black Friday, protege tus compras online con estos 17 consejos (y algunos más)

Publicidad
Publicidad

Si bien el Black Friday es una tradición cuyos orígenes se ubican en los Estados Unidos, lo cierto es que esta “cita” ha acabado importándose dentro de nuestras fronteras. Una costumbre perfecta para aquellos que quieren adelantar sus compras navideñas a mejor precio y unos descuentos que también se plasman online.

De hecho, son muchas las páginas que han decidido adelantarse al viernes y que han empezado a ofrecer sus productos rebajados desde este mismo lunes. Un contexto en el que no podemos dejar de comentar algunos consejos imprescindibles para que lleves a cabo tus transacciones online con ciertas garantías. Estos son nuestros tips de seguridad:

Desconfía y ¡que no te timen!

Durante estos días es probable que veas cientos de ofertas en redes sociales, e incluso que recibas mensajes promocionales a través de WhatsApp y el correo electrónico. Algo ante lo que deberías estar atento. ¿La razón? Que, para empezar, algunos ciberdelincuentes aprovechan el atractivo del Black Friday para crear falsas páginas en la plataforma de Zuckerberg.

Nos estamos refiriendo a sitios que poseen un aspecto prácticamente idéntico al de la marca que quieren suplantar. Unos espacios que aprovechan para propagar enlaces fraudulentos, timos y un largo etcétera que ya puedes suponer. Para evitarlo, comprueba que el perfil o página cuenta con el sello de confianza de Facebook, un símbolo de validación de color azul.

Respecto a los mensajes recibidos en WhatsApp, por desgracia también se han convertido en un arma para los timadores. Por desgracia, casos como el que afectó a casi 2,5 millones de personas en nuestro país se encuentran a la orden del día. Unos mensajes que, además, suelen propagarse de forma masiva y acaban haciéndose virales.

whats

Para no caer en la trampa, recela de los “suculentos” anuncios que recibas de tus contactos, de las tarjetas regalo y, por supuesto, no los difundas. La recomendación es que acudas al navegador y busques la oferta en cualquier buscador. Este tipo de estafa también se usa en redes sociales.

Asimismo, otra posible forma de timo que sugiere el National Crime Prevention Crime estadounidense tiene que ver con las imitaciones. Si quieres evitar la compra de productos falsificados, examínalos cuidadosamente en busca de signos que podrían resultar indicativos: falta de información, envases distintos o incompletos, cambios en el logotipo de la marca, falta de sellos de autenticidad y similares.

Presta atención a la URL

Road 924566 1280

No dejes de revisar la URL de los sitios donde lleves a cabo la compra, pues podría tratarse de “imitaciones” para hacerse con los datos de tu tarjeta de crédito, infectarte con malware y otras acciones similares que no harán más que perjudicarte.

Comprueba que no falte ni sobre ninguna letra, permanece atento a cambios en los logotipos de la firma (en este tipo de webs suelen mostrar alguna pequeña diferencia respecto del original), acude al buscador en caso de duda y asegúrate de que no se trata de una suplantación. Verifica también que la tienda se conecta a Internet por el protocolo https. Si no ves la “s”, sería recomendable comprar en otro lugar.

Webs desconocidas

Si bien no es extraño encontrar ofertas en portales que quizás no visitas habitualmente, no está de más que tomes precauciones con las webs de marcas o tiendas que no conocías hasta el momento. Lleva a cabo una pequeña investigación antes de empezar a navegar.

Una forma muy sencilla de hacerlo es buscando noticias sobre la página o compañía en cuestión. Otra opción es acudir a foros especializados o a registros de empresa. En todo caso, si introduces las palabras indicadas, cualquier motor te permitirá encontrar referencias rápidamente. En caso de no haberlas, descarta la web.

Vendedores desconocidos en plataformas conocidas

Otra posibilidad ante la que puedes encontrarte es que acudas a una plataforma conocida como Amazon o eBay y te topes con un vendedor desconocido. En ese caso, además de valorar las estrellas y valoraciones con las que cuenta, léete los comentarios que han dejado otros usuarios. Y si no tienen, mejor despídete. Ojito también con los vendedores que contacten directamente contigo para ofrecerte un trato mejor que el precio del anuncio.

Cuanta más información, mejor

Presta especial atención a los apartados relacionados con la devolución del producto, los tiempos de espera, los reembolsos y demás; y comprueba que estas condiciones quedan claras por escrito, a poder ser, en un apartado específico. No te olvides de revisar que su política de privacidad se encuentre en un sitio visible y esté actualizada.

Cuidado con los correos de supuestos servicios de mensajería

Telegraph Foto: The Telegraph

Una de las nuevas formas de engañar a los compradores radica en enviarles un correo electrónico haciéndose pasar por la empresa de mensajería encargada de entregar el producto que hemos comprado.

El ataque funciona de la siguiente manera: les piden que pinchen en un enlace y que vuelvan a introducir los datos para reorganizar una entrega que, por lo visto, se les ha traspapelado (pueden esgrimir cualquier argumento por el estilo). Para salir de dudas, busca el teléfono de la empresa por Internet –es posible que la estafa esté tan bien atada que figure un número falso en el mismo mensaje- y contacta directamente con ella

¿Cuándo son demasiados datos?

Puede ocurrir, asimismo, que la página web en la que vas a llevar a cabo la compra solicite unos datos totalmente innecesarios. Pongamos el caso, por ejemplo, de que te solicite tu número de teléfono privado, te pregunte acerca de la profesión de determinados familiares, lugar de nacimiento y demás. Ni se te ocurra darlos. De hecho, ten en cuenta que mucha de esta información pregunta en algunas preguntas de seguridad para restablecer las contraseñas de ciertos servicios.

Contraseñas seguras

Computer 1591018 1920

Uno de los consejos más evidentes que, no obstante, no podíamos dejar de mencionar, es que te asegures de contar con contraseñas seguras tanto para tus dispositivos como para tus cuentas en las distintas plataformas.

Procura que cuenten con al menos 8 caracteres, que incluyan mayúsculas y minúsculas, números y letras, que sea complicada de adivinar pero fácil de recordar, cámbialas con regularidad, etcétera. También puedes utilizar un gestor de contraseñas; aunque encontrarás más información al respecto en nuestra sección de contraseñas.

Conexiones seguras

Aquí, por supuesto, nos estamos refiriendo a que utilices conexiones a Internet seguras, que evites usar Wifis públicas y similares. Y sí, puede resultar de lo más cómodo comprar sentado en la cafetería, desde la biblioteca o similares, pero no deberías olvidar que los paquetes de información transmitidos mediante conexiones públicas pueden ser interceptados de manera relativamente sencilla por ciberdelincuentes. Haz la transacción desde tu propio dispositivo también.

Mantén tu equipo protegido

Actualiza tu equipo con regularidad (ten en cuenta que muchas de las actualizaciones se lanzan con el objetivo de parchear errores, además de para mejorar características; y asegúrate de contar con un antivirus y antispyware. Usa también firewalls (cortafuegos).

No, no quieres que la web guarde la tarjeta

De la misma manera que es recomendable que desmarques la opción de “recordar contraseña”, haz lo mismo para aquellas webs y aplicaciones que te pregunten si deseas guardar tu tarjeta para próximas transacciones.

Ojito con los métodos de pago

dinero

Los métodos de pago que te ofrecen las webs para completar el proceso de compra son otro de los puntos que no deberías perder de vista. Si carecen de una pasarela de pago en la que no figura banco alguno o si no ofrece sistemas y carteras digitales como PayPal y similares –que encriptan tus datos y hacen que resulten más complicados de interceptar-, haz algunas averiguaciones más.

En caso de que te propongan una transferencia directamente, cuidado. Servicios como Moneygram o Western Union también están entre los habituales de los estafadores.

Una cuenta para compras online, recomendable

No obstante el punto anterior, una opción bastante recomendable es que te abras una cuenta exclusivamente para tus transacciones online. Un lugar en el que cuentes con el dinero que te quieres gastar. En cuanto a la tarjeta asociada, opta por una de crédito en lugar de por una de débito pues, a diferencia de las primeras, carecen de una limitación.

Comprueba los movimientos de tu cuenta corriente

Comprueba los movimientos de tu cuenta corriente con regularidad, no solo para estar al tanto de cualquier anomalía relacionada con las transacciones del Black Friday, sino en general. De encontrarla, informa a tu entidad para que tome medidas al respecto.

También es recomendable, en caso de que tu banco cuente con esta opción, que actives las notificaciones por correo electrónico, SMS o similares que te avisarán cuando esté a punto de llevarse a cabo una transacción. Una medida muy de agradecer que te permitirá saber rápidamente si alguien está usándola sin tu permiso. Si puedes configurar un código de activación que autorice la transferencia, tanto mejor.

En las compras a través de apps

apps

Teniendo en cuenta que casi el 30% de las compras realizadas en el Black Friday tienen lugar a través del móvil, no podíamos dejar de lado algunas recomendaciones relacionadas directamente con la precaución en estos dispositivos.

  • Por ejemplo y si compras a través de una app, descárgala siempre de la tienda oficial.
  • Ten cuidado con las que solicitan permisos sospechosos como el acceso a tus contactos, mensajes de texto, funciones administrativas, contraseñas almacenadas, etcétera.
  • Revísala bien antes de instalarla: descripciones con faltas de ortografía, desarrolladores poco fiables y demás son algunos indicativos clave.

Otras precauciones

  • Revisa las formas de contacto que pone a tu disposición la página. Puede resultar de lo más frustrante tener algún problema y descubrir que resulta imposible hablar con los responsables de manera ágil y efectiva.
  • De la misma manera que lo harías en una tienda física, no compres lo que no necesita; un consejo de seguridad… para tu bolsillo.
  • Mira también los comentarios en Facebook, no solo en plataformas como Amazon, eBay o similares donde vayas a adquirir el producto.
  • Infórmate bien del proceso de compra.
  • Asegúrate de que podrás acceder a una sección donde ver el estado del pedido y el historial con los distintos cambios.
  • Si le compras a un particular a través de una plataforma de terceros, comprueba que esta se responsabilizará si algo sale mal.
  • Revisa la fecha de entrega: cerciórate de que llegará cuando lo necesitas, en especial de cara a las Navidades; y también de qué ocurrirá si no la cumplen.

Reacciona a tiempo

Para acabar y si crees que es demasiado tarde y que ya has sido víctima de una estafa (o incluso que se te ha intentado timar), reacciona con rapidez, informa a la policía –es posible hacerlo a través de la página de la unidad de delitos telemáticos de la Guardia Civil-, y no dudes en acudir a tu banco para detener o recuperar el pago. Si lo haces con celeridad es posible que todavía queden fondos en la cuenta del estafador.

En Genbeta | Estas son las mejores ofertas de software, apps y cursos para el Black Friday ya disponibles

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad

Ver más artículos