Compartir
Publicidad

Facebook impone a los fabricantes cómo deben ser sus máquinas a través del Open Compute

Facebook impone a los fabricantes cómo deben ser sus máquinas a través del Open Compute
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

El consumo de los centros de datos de compañías como Facebook, cuya actividad está completamente volcada en la red, supone una de las mayores inversiones que pueden tener las grandes compañías que operan en Internet. En este sentido, Facebook, hace un par de años ya que optara por la especificación denominada "Open Compute" para estos centros de datos. Una apuesta que prescinde del modelo OEM, propia de fabricantes de equipos originales de macas específicas, como los de Dell o HP, para pasar al denominado ODM, donde es el diseño y no el fabricante lo que importa.

Facebook, sigue la estela de Google, a la hora de crear una serie de especificaciones propias al margen de los modelos más o menos estructurados de los fabricantes de hardware, para fijar una plataforma de desarrollo propio a partir de la que optimizar recursos y orientarlos hacia sus necesidades y requisitos concretos. El modelo Open Compute, dota a la compañía de una independencia absoluta, al no depender de ningún proveedor concreto, dado que el hardware puede ser montado por cualquier fabricante, usualmente chino o taiwanés.

El fabricar mediante especificaciones independientes, prescindiendo de todas las capas administrativas de los fabricantes y de todo el hardware y recursos que no se necesitan, le ha permitido que su nuevo centro de datos sueco, en Luleå, sea uno de los más eficientes tanto energéticamente como en procesado de peticiones de usuario. Curiosamente, Facebook no virtualiza sus servidores, al emplear por completo sus recursos dado que la modularidad y la velocidad de interconexión son los `parámetros base de sus especificaciones.

Con el modelo Open Compute, la compañía propietaria de la mayor red social del mundo ha conseguido dar la vuelta al modelo de diseño y venta de componentes, para poner a los fabricantes a su servicio imponiendo las especificaciones que necesita y la forma en que quiere que se conecten unos componentes que ofrecen una independencia tecnológica completa.

En perspectiva, volvemos a ver cómo otra de las grandes compañías de internet, prescinde de los grandes líder mercado de la década precedente para seguir los pasos de compañías como Google o Amazon, para hacerse con el control de su propio ecosistema global, en todos los puntos del proceso de su negocio. Los pasos que estas compañías dan, a pesar de comenzar desde puntos diferentes les llevan a una convergencia en su modelo final de negocio. Así Amazon está en este momento anunciando el salto al Smartphone, Apple crea su nube propia y Google asienta su tienda con una extensión hacia el mercado audiovisual.

Via | Ars Technica, Open Compute

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad

Ver más artículos