Islandia, a por todas: estudian la forma de prohibir el acceso a la pornografía en Internet

Sigue a Genbeta

Tecla Porn

“Si pudimos enviar a un hombre a la Luna, seguro que podemos encontrar la manera de bloquear el porno en Internet.”

Prohibir el acceso a determinados contenidos en la red no es tarea sencilla, y prueba de ello es esta frase que nos deja para la posteridad una de los asesoras del Ministro del Interior de Islandia. El país nórdico parece estar decidido a bloquear los contenidos pornográficos en Internet y está estudiando la manera más efectiva de llevarlo a cabo, con vistas a proponer una ley al respecto.

¿La idea? Prohibir el acceso y disfrute de estos materiales, ya bien sea en ordenadores, juegos o hasta en los teléfonos móviles. Actualmente, en Islandia ya existe legislación que evita que se distribuyan estos contenidos de manera impresa, pero aún no han dado el salto a la red. En opinión del Gobierno islandés, la pornografía puede ser dañina para mujeres y niños y “puede tener relación con algunos crímenes violentos”.

De aprobarse esta ley, Islandia se convertiría en el primer país occidental democrático en instaurar un filtro para censurar ciertos contenidos para adultos a nivel global dentro de su territorio. Algo similar a lo que otros, como China (con su “Gran Firewall”) e Irán (con su propio “Internet”), ya están haciendo.

¿Cómo ponerle puertas al campo?

Dejando el poco sentido moral que pueda tener o no esta propuesta (¿no sería más sencillo concienciar a la población?), volvemos al poco sentido que además posee a nivel técnico. Desde el gobierno islandés son conscientes de las dificultades que puede tener el querer “poner puertas al campo”, pero creen que será posible encontrar una solución.

Entre las medidas que están estudiando actualmente proponen un filtro global que no permita acceder a páginas pornográficas o bloquear directamente el uso de tarjetas de crédito islandesas para pagar por materiales para adultos online. Desde luego, no es tan difícil como mandar al hombre a la Luna, pero tampoco es tan eficaz.

Censurar el acceso a la pornografía online, o a cualquier otro tipo de material, es algo harto difícil si hablamos de un país en concreto (es decir, si no hay la posibilidad de cerrar la fuente original). Existen muchas formas de saltarse estas restricciones sin necesidad de tener conocimientos informáticos avanzados (proxies, VPNs, etc.) y, hoy por hoy, no hay un método válido e infalible al 100%. Por mucho que los islandeses se empeñen en ello.

Imagen | Digital Trends
Vía | The Telegrah

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

26 comentarios