Sigue a Genbeta

Un error de Flickr convirtió fotos privadas en públicas durante casi un mes


20 días: ese ha sido el tiempo que han estado públicas en Flickr un número desconocido de fotos marcadas como privadas debido a un bug en el popular servicio de fotografías. Este error ya ha sido identificado y corregido y parece ser que tan sólo ha afectado a un porcentaje muy pequeño de usuarios, aunque no se ha dado ningún número.

Hay que concretar que el bug, provocado durante un mantenimiento de rutina, no permitía que estas fotos privadas apareciesen ni en el buscador de Flickr ni en uno de terceros y las que se vieron afectadas “sólo” fueron aquellas subidas entre abril y diciembre de 2012. El periodo en el que estuvieron expuestas fue desde el 18 de enero hasta el 7 de febrero de este año y parece ser que la única forma de verlas era teniendo un enlace directo a ellas.

Desde Yahoo han dicho que la brecha de seguridad ha afectado a un porcentaje muy pequeño de usuarios (sin llegar a dar cifras ni siquiera aproximadas), por lo que han preferido contactarse directamente con ellos por correo en lugar de comunicarlo abiertamente en su blog.

Una de las medidas que han tomado como precaución ha sido hacer privadas las fotos que habían sido potencialmente afectadas por el error. Pero esto parece que ha causado otros problemas, convirtiendo fotos deliberadamente públicas y rompiendo los enlaces que dirigían hacia ellas y las incrustaciones que se habían en hecho en otros lugares. Al menos, hay algunos reportes de usuarios que señalan encontrarse con problemas de este tipo.

Errores que dañan la reputación de la nube

Aunque desde publicaciones como esta no nos cansamos de repetir lo importante que es dar los permisos adecuados a lo que publicamos en la red, este tipo de fallos no sólo minan la credibilidad del servicio que los sufre, sino que justifican la desconfianza que muchos usuarios tienen en la nube. Que un servicio del calibre de Flickr, con un gigante como Yahoo detrás, cometa un error así genera desconfianza en todo el sistema y daña la reputación particular y general.

¿Esto significa que hay que poner en tela de juicio a todas las compañías? Ni tanto. Pero debemos ser conscientes de que cualquiera que ofrece servicios de este tipo es susceptible de errores así. Lo cual nos lleva a lo de siempre: lo que no queramos que se sepa (o se vea), mejor no colgarlo en la web.

Y un último apunte sobre como han manejado desde Flickr esta crisis: ante situaciones así, lo mejor que hay que hacer es darlo a conocer públicamente con el máximo de detalles, sin importar que el número sea pequeño o grande. Estamos en la era de la información y estas cosas no tardan en saberse y en circular por blogs y redes sociales. Si la comunicación que haces del asunto es oscura, se generará un aura de secretismo que llevará a pensar que tal vez las cosas no son como dices.

Vía | The Verge
En Xataka Foto | Flickr: lo que le falta para ser lo que siempre debió ser

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

10 comentarios