Síguenos

ios 6 ios 7 ipad apple

Anteayer por la tarde los servidores de Apple se colapsaron. La razón: iOS 7 salía por fin tras varios meses de espera cambiando la apariencia de los iPhone y los iPad para siempre. Y tras poco más de un día de uso en un iPhone y un iPad, toca evaluar el cambio y ver si de momento las impresiones son buenas. En Cupertino son optimistas, pero ¿y los usuarios?

Os voy a ser sincero: a priori el diseño de la nueva interfaz de iOS no me entusiasma mucho. Todo plano, iconos más redondeados, esos colores pastel… los únicos rumores que me creía cuando el aspecto de iOS 7 se hizo público fueron los de que el diseño del sistema había sido llevado a cabo por el equipo de marketing y no por los diseñadores. Pero hay cierto sentido en este cambio.

Apple nos ha dado un motivo principal para ese cambio de diseño, pero deben haber otros

Jonathan Ive dio ayer junto con Craig Federighi unas declaraciones a USA Today bastante interesantes al respecto acerca de porqué escogieron este tipo de interfaces de iOS 7. Esto es lo que dijeron los dos directivos:

Cuando nos pusimos a trabajar en iOS 7 el pasado noviembre comprendimos que la gente se había acostumbrado ya a tocar las pantallas, ya no necesitaban botones clásicos, ya entendían los beneficios. Así que tuvimos libertad para no tener que hacer referencias al mundo físico de forma tan literal como antes. Estábamos intentando crear un ambiente que fuera menos específico. Nos quitamos el diseño de encima.

Esta es la primera interfaz de usuario ‘Post-Retina’, con una capacidad impresionante de procesado de gráficos gracias a un tremendo crecimiento de la capacidad de procesado de la GPU, así que teníamos un conjunto diferente de herramientas con las que trabajar en comparación con lo que teníamos hace siete años cuando lanzamos el primer iPhone. Antes, el efecto del sombreado era una muy buena forma de distraer al usuario de las limitaciones de la pantalla. Pero ahora que tenemos un panel tan preciso no hay nada que esconder. Así que hemos elegido una buena tipografía.

¿Aceptamos barco? Básicamente nos están diciendo que parte de los detalles que teníamos en iOS 6 y anteriores servían, además de ser estéticos, para poder ocultar limitaciones. Los pixeles hacían que el texto no fuese legible, los iconos debían tener una resolución baja… es una buena excusa, pero tampoco se nos escapa que la marcha de Forstall tuvo algo que ver en el cambio. Hemos pasado de un skeumorfismo total a algo completamente liso y minimalista.

Creo que, como todos, me acostumbraré a este nuevo diseño. De hecho ya estoy empezando a hacerlo. Pero es la primera vez que una interfaz de usuario hecha por Apple no me atrae desde el primer segundo. Pero en fin, también tuve mis dudas sobre el iPad y ahora es un dispositivo más en la vida cotidiana de millones de personas.

Buen rendimiento, al menos en los dispositivos más modernos

iOS 7

¿Y qué hay del rendimiento? Aquí hay que reconocer que Apple se lo ha trabajado bien, al menos en el iPhone 5 y el iPad 3 que me acompañan a todas horas. El proceso de actualización duró tranquilamente más de una hora, pero una vez iOS 7 se instaló el rendimiento ha sido muy bueno. Las nuevas animaciones del sistema son algo más largas y dan la sensación de que sea más lento, pero he notado una mejora en la velocidad de navegación en Safari y el comportamiento de las aplicaciones en multitarea es ahora mucho mejor.

Pero claro, estoy hablando de terminales relativamente modernos. Si nos vamos hacia lo mínimo que ejecuta iOS 7 (un iPhone 4 o un iPad 2) el rendimiento tiene que disminuir. No lo he comprobado pero sí que a partir de unos amigos sé que todo es bastante más lento, aunque esto no es algo exclusivo de iOS 7. Afortunadamente tenemos la buena noticia de que los teléfonos más antiguos podrán descargar versiones antiguas de las aplicaciones en la App Store para que no queden obsoletos de forma automática.

Lo que más necesitaba: las nuevas secciones y accesos directos

ios 7 control center apple

Control Center es, literalmente, una bendición. Ya iba siendo hora de que Apple otorgase a iOS un modo rápido para cambiar ciertas configuraciones desde cualquier pantalla, sin tener que ir necesariamente al panel de ajustes del sistema. Punto positivo también para el buscador, que ahora se puede invocar simplemente desplazando nuestro dedo hacia abajo desde cualquier punto de la pantalla principal.

El centro de notificaciones también ha cambiado a mejor, con un panel extra que nos informa del día que vamos a tener mirando nuestra agenda y la previsión meteorológica, y la distribución de aplicaciones en carpetas que pueden soportar varias “páginas” de aplicaciones resuelve un problema absurdo que llevábamos arrastrando varios años. A nivel de novedades, iOS 7 no defrauda.

En general, iOS 7 es un cambio muy grande sobretodo en cuanto a aspecto. Raro al principio, pero lo cierto es que luego vuelves a ver iOS 6 y te da la sensación de estar tocando algo antiguo. Y aunque el diseño de iOS 7 no sea tan “estilo Apple” como esperaba, no creo que tenga problemas para adecuarme a él. Por mí, teniendo en cuenta todo lo que he comentado, bienvenido es.

En Genbeta | Vídeo con las principales novedades de iOS 7
En Applesfera | Todo sobre iOS 7

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

22 comentarios