Aprovechando el máximo potencial de Xbox Music: cómo hacer matching de álbumes, paso a paso

Sigue a

Xbox Music

Yo utilizo a diario Xbox Music, y desde varios ordenadores distintos. Y una de las funciones que más me ha gustado del servicio es el matching de canciones con nuestra biblioteca musical local, de manera que tengamos una única biblioteca con sus listas, artistas, álbumes y canciones, en la nube, y reproduzcamos el MP3 si está disponible, o la versión en streaming si no lo está. Aunque poner a punto nuestra biblioteca no es muy obvio en ciertos casos. Veamos paso a paso cómo hacerlo.

Cuando abrimos por primera vez Xbox Music ya realiza un primer matching con los primeros álbumes que localiza a la vez en tu disco duro y su base de datos. Pero hay álbumes que quedan “huérfanos” y nuestra copia local no se relaciona con la disponible para hacer streaming (y sabemos de sobra que está en el servicio). El proceso a seguir para relacionar ambos álbumes es muy sencillo, aunque reconozco que no es demasiado obvio.

Antes de comenzar el proceso debemos asegurarnos de que tenemos activado Xbox Music Cloud en las opciones de la aplicación: abrimos charms bar (esquina superior o inferior derecha), Configuración, Preferencias, y marcamos la opción correspondiente. Deberemos estar seguros también de estar ejecutando la última versión de la tienda, y de utilizar una cuenta Microsoft Account para iniciar sesión; con una cuenta local no os aseguro que funcione.

  • Hacemos clic con el botón derecho en el álbum que queremos relacionar.
  • En la barra inferior, pulsamos el botón “Coincidir información de álbum”. En función de la resolución de vuestra pantalla puede que quede oculto tras un menú (el botón con los puntos suspensivos).
  • Se abrirá una ventana con una serie de álbumes. Si el que queremos añadir es el mismo, hacemos clic en él. Atención a las ediciones especiales y a las ediciones según país: primero revisad el número de canciones.
  • Pulsamos el botón siguiente, y si hay canciones con distinto título habrá un diálogo que nos solicitará que seleccionemos el título de la canción en su base de datos. Puede que sea un poco incorrecto, os pongo sobre aviso.
  • Pulsamos el botón “Finalizar”.

Estado final

Et voilà, el disco quedará relacionado en la base de datos, y seguramente aparecerá una nubecita a la derecha del álbum indicando que el matching está finalizado. Si no aparece es porque, probablemente, haya canciones que no estén en su base de datos (algún bonus track), pero las canciones por separado puede que sí hayan hecho el matching. Hacer esto modifica los metadatos de la canción, dicho sea de paso (las etiquetas ID3, vaya), aunque ni las renombra ni las mueve entre directorios. Esos cambios deberían reflejarse en otras aplicaciones casi al instante.

¿Qué hemos hecho realmente? Introducir el álbum en nuestra biblioteca musical (cuyos datos se guardan en la nube) y relacionarlo con nuestra copia del disco en formato digital. Por poner un ejemplo, tenemos un sobremesa con nuestra música, y un portátil o una tableta en la que haremos streaming. Si usamos el sobremesa, escucharemos la copia local de la canción (y obviamente no nos molestará publicidad); si usamos la tableta o el portátil, haremos streaming.

Por cierto, si en ese álbum hay canciones que no están disponibles para escuchar mediante streaming no podremos escucharlas desde otro dispositivo si no las copiamos antes por otros medios. En ese sentido Xbox Music se parece a Spotify (que ofrece el mismo sistema), y se diferencia de iTunes Match. Eso sí, para esas canciones concretas os propongo una idea: sincronizarlas vía una carpeta en Dropbox o SkyDrive, e incluyendo esa carpeta en la biblioteca “Música”.

En Genbeta | Xbox Music, primeras impresiones | Tres reproductores de música para Windows 8

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

3 comentarios