Sigue a Genbeta

YT

La Comisión Europea acaba de publicar un avance de los resultados de su último Eurobarómetro sobre el estado de las telecomunicaciones en el viejo continente. Aunque el estudio se centra en aspectos relacionados con la conectividad también pone de relieve que los europeos están hartos del bloqueo regional de contenidos.

Seguro que a todos os ha pasado alguna vez: intentáis ver un vídeo o descargar una aplicación y os encontráis con que no es posible porque esos contenidos no están disponibles en vuestro país. Es una experiencia muy negativa y según los 27 mil encuestados por la Unión Europea una de las principales frustraciones que existen en Internet hoy en día.

Los bloqueos regionales no son nada nuevo para la gran mayoría de consumidores. Durante años hemos visto como formatos físicos como las cintas VHS o los DVDs estaban sujetos a bloqueos regionales, evitando así que un disco comprado en Estados Unidos pudiese funcionar en Europa, y viceversa.

Pero con la transición hacia formatos digitales este tipo de bloqueos dejan de tener sentido y, sin embargo, siguen vigentes en muchos mercados y segmentos. Vídeos en YouTube, canciones y álbumes en iTunes, aplicaciones móviles que se descargan a través de tiendas oficiales, etc etc. Todas estas limitaciones responden a una necesidad legal de conseguir las correspondientes licencias para distribuir dichos contenidos en según qué países, algo que desde la Unión Europea están intentando mejorar favoreciendo licencias de música multipaís para los estados miembros.

A pesar de que las desventajas de este tipo de políticas de bloqueo superan con creces a sus ventajas, los ciudadanos siguen observando como barreras invisibles no permiten acceder a determinada información y contenidos. La lógica apunta a que en unos años estas fronteras dejarán de existir y tendremos un libre mercado de contenidos, pero… ¿tenemos razones para ser tan optimistas?

Más información | Comisión Europea

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

19 comentarios