Compartir
Publicidad

Spotify negocia conseguir contratos a largo plazo para pagarle menos a las discográficas

Spotify negocia conseguir contratos a largo plazo para pagarle menos a las discográficas
Guardar
9 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Actualmente Spotify está funcionando a través de contratos a corto plazo con las discográficas, teniendo que negociar al menos mes a mes con algunas de las más grandes. Pero el servicio de streaming musical parece tener en mente salir a bolsa el año que viene, y para resultar más atractivo a los inversores quiere tener un futuro menos incierto en cuanto a sus contratos.

Por eso, tal y como le han contado fuentes internas al Wall Street Journal esta madrugada, Spotify está renegociando sus contratos discográficos tratando así de pagarle un menor porcentaje a las discográficas. Se está centrando sobre todo en las tres grandes discográficas de la industria: Universal, Sony y Warner.

Según un informe de MBW, Spotify actualmente no tiene contrato vigente con ninguna de estas tres discográficas, por lo que al tener que negociar mes a mes con ellas parece tener que pagar más por reproducir su música. Según apunta el WSJ, esta situación puede ser una de las responsables de que pese a haber obtenido 2.000 millones de dólares en beneficios el año pasado, sus pérdidas netas ascendieran hasta los 200 millones de dólares.

Los puntos que se están negociando

Según las fuentes del WSJ, la intención de Spotify es la de intentar pagarle a las discográficas menos del 55% de los beneficios que obtienen con sus obras. Estas, en cambio, pretenden hacer que el servicio de streaming les pague el 58% de los beneficios generados por usuarios premium y gratuitos, que es según sus fuentes el porcentaje que les paga Apple con Apple Music.

Por otra parte, algunas otras discográficas sí que parecen dispuesta a permitir que Spotify les pague menos, pero sólo a cambio de que el servicio les de algunos derechos clave, como el de poder poner varios de sus discos únicamente a disposición de los usuarios de pago, que son unos 30 millones frente a los 70 que utilizan la modalidad gratuita.

De hecho, este último punto es uno de los que más conflictos les ha generado, ya que artistas del renombre de Adele, Gwen Stefani o Taylor Swift se han negado a publicar sus discos o han retrasado su lanzamiento en la plataforma debido al parecer a que no querían que estuviesen disponibles para los usuarios gratuitos. Eso parece pesar más incluso que el 12% que Spotify paga a compositores y artistas.

Habrá que ver a qué acuerdos llega finalmente Spotify, pero aún cuando no han llegado a ninguno da la impresión de que el servicio de streaming musical puede estar a punto de redefinir algunas de sus modalidades. ¿Repercutirá esto en los usuarios que siguen prefiriendo la modalidad gratuita con publicidad? Le seguiremos la pista a las negociaciones para saberlo.

Vía | Wall Street Journal
En Genbeta | Spotify sigue innovando y lanza listas de reproducción para niños y familia

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad

Ver más artículos