Spotify ya tiene 4 millones de usuarios de pago y 15 millones de usuarios gratuitos: tres claves para entender este crecimiento

Sigue a

Spotify

Spotify ha tomado muchas decisiones difíciles durante los últimos años, como limitar el uso de su versión gratuita u obligar al uso de una cuenta de Facebook, pero también ha sabido cómo aprovechar al máximo su fama internacional para expandirse y negociar acuerdos en otros territorios, como en su esperada llegada a Estados Unidos. ¿El resultado? Más de cuatro millones de suscriptores de pago.

Precisamente la llegada a tierras americanas durante el pasado verano parece haber sido el pilar de este crecimiento. Previamente, hace tan sólo un año, el número de cuentas pagadas ascendía tan sólo a un millón y medio. En enero de 2012 las cuentas premium ya habían subido hasta tres millones, con el empuje de los nuevos usuarios que llegaron desde el otro lado del Atlántico. Desde entonces hasta ahora, Spotify ha sumado un millón extra más en lo que a usuarios de pago se refiere.

¿15 millones de cuentas gratuitas?

Según ha desvelado Ken Parks, CCO de Spotify, su compañía tiene además 15 millones de usuarios que utilizan cuentas gratuitas, con las restricciones de las que hablábamos antes. De nuevo, de ser válidos estos datos el crecimiento respecto a enero de este año ha sido considerable, ya que por aquél entonces Spotify tan sólo contaba con 10 millones de usuarios gratuitos.

Aunque todo lo que hemos comentado hasta ahora son cifras oficiales, llama la atención que las estadísticas no se correspondan con las de Facebook. Según la red social, la aplicación de Spotify tiene una media de 26 millones de usuarios mensuales, lo que difiere bastante con los 19 millones en total que afirma tener Spotify, sumando ambos tipos (gratuitos y de pago).

Spotify Aplicación

Al no ofrecer Spotify más detalles sobre cómo realiza la medición y a la vista de los datos, está claro que ambas plataformas usan métricas distintas a la hora de valorar qué es un usuario activo de la aplicación. Lo que está claro, y a pesar de los riesgos que comentábamos justo al principio, es que Spotify parece haber tomado las decisiones acertadas, aunque aún esté lejos de los 900 millones de beneficios que querían alcanzar este año.

Tres puntos clave para entender el crecimiento durante el último año

  • La llegada a Estados Unidos (julio 2011): durante su primera semana en Estados Unidos, y a pesar de la gran competencia de servicios del mismo tipo que existe en aquél país, Spotify consiguió 70.000 suscriptores de pago. Ese número no ha dejado de crecer y, en un año, han ofrecido en tierras estadounidenses más de 13.000 millones de canciones.
  • Integración completa con Facebook (septiembre 2011): aunque en un principio fueron muchos los usuarios, entre los que me incluyo, que criticaron la obligatoriedad de utilizar una cuenta de Facebook para usar el servicio, la estrategia les funcionó muy bien. Durante los primeros días desde el cambio, Spotify llegó a conseguir más de 250.000 nuevos usuarios al día. La alianza con Facebook y su integración total con su Open Graph les ha proporcionado mucha más visibilidad
  • Llegada de las aplicaciones (noviembre 2011): con todas las mejoras anteriormente comentadas, a Spotify le faltaba algo y ellos lo sabían. Por eso anunciaron meses después que Spotify pasaba a convertirse en una plataforma que permitiría la integración de aplicaciones en HTML5 para mejorar la experiencia del usuario. Esto, junto al botón que permite la reproducción de canciones en cualquier web, terminaron por darle la flexibilidad que el programa necesitaba.

En Genbeta | Spotify actualiza su aplicación para Android con el servicio de radio bajo demanda

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

6 comentarios