Sigue a Genbeta

La comparativa más divertida del mundo

Al menos eso es lo que se desprende de una objetiva comparativa entre Internet Explorer, Firefox y Chrome realizada por, ejem, Microsoft. Con datos objetivos, sólidos argumentos y humildes intenciones, Internet Explorer 8 gana en 7 de 10 categorías y empata en las otras 3: seguridad, compatibilidad con los estándares, rendimiento, rapidez… Y si no te lo crees no te ajunto.

Puede que te preguntes qué datos respaldan esa afirmación o qué pruebas han seguido para obtener esos resultados. Por supuesto, ese estudio está basado en los hechos. Punto. Y no, no estoy evitando responder, es que ese es su origen según Microsoft. Como los chicos de Redmond no me han mandado todavía mi jamón mensual y como estamos en verano (temporada alta de noticias), vamos a intentar rebatir un poquito esos hechos.

Los tres primeros puntos Internet Explorer 8 se proclama ganador en solitario: seguridad, privacidad y facilidad de uso. Ningún navegador es más seguro, ni siquiera Chrome, con su aclamado sandbox que separa la web de tu máquina. Claro, que cómo no va a ganar IE8 con su magnífico anti-phishing, característica presente en todos los navegadores modernos. No me malinterpreteis, Microsoft ha hecho un buen trabajo en seguridad respecto a IE6, aún así cualquier otro navegador me parece más seguro hoy en día.

El punto de privacidad es extraño, porque no sé cuánta importancia darle. De cualquier manera, todos los navegadores modernos han incluido la navegación privada en sus últimas versiones, destacando otra vez la implementación de Chrome. Sobre facilidad de uso, es un punto muy subjetivo por lo que pueden decir lo que quieran. Desde mi punto de vista, la interfaz de IE7/IE8 es un desastre, para tanto usuarios avanzados como usuarios noveles. No me matéis, pero prefería la interfaz de IE6 aún sin pestañas. Por lo menos era más directa y más fácil de usar que la actual.

Con el cuarto punto esta comparativa deja de ser la broma divertida hecha por el tonto del pueblo para pasar a ser a una ofensa directa a la inteligencia. Porque proclaman que, en términos de estándares, ¡Internet Explorer 8 está al nivel de los demás navegadores! ¿Cómo pueden atreverse a decir eso si, por ejemplo, en un test como Acid3 obtienen un 21 sobre 100 mientras el resto de navegadores sacan notables y sobresalientes? ¿Han implementado HTML5 y no me he dado cuenta? Solamente intentar rebatirlo me causa náuseas.

Así están las versiones estables de Safari, Firefox e IE8

Su defensa es que han sido los primeros en pasar todos los tests de CSS2.1 de la W3C. Para entender esto hay que tener en cuenta que la W3C está formada por todos los grandes jugadores de Internet, Microsoft incluido. Los últimos tests de CSS2.1 (más de mil) fueron enviados por Microsoft después de comprobar que su navegador los había pasado. ¿Cómo no van a ser los primeros en pasar sus propios tests? Aunque ese argumento fuera válido, existen miles de tests y estándares que los demás navegadores se están tomando en serio y que Microsoft sigue sin tener en cuenta. Probablemente IE8 solo gane en estándares a Netscape. A Netscape 1.

El quinto punto son las herramientas de desarrollo, y según sus palabras textuales: por supuesto IE8 gana este punto. Menospreciar las maravillas de Firebug (Firefox), Dragonfly (Opera) y Web Inspector (Safari/Webkit) solo muestra que no las han usado en la vida. Y sin que yo menosprecie las de IE8, las cosas que se pueden hacer en los demás navegadores en modo desarrollo, ya sea de fábrica o con complementos, están a años luz de las de Microsoft.

El sexto habla sobre la fiabilidad del navegador, algo mítico en IE8. Y digo mítico porque nadie conoce un IE8 libre de fallos. Si de algo se quejan los que han probado IE8 es que falla muchísimo más que antes (¿eso es record, no?), sobre todo si lo comparamos con navegadores como Chrome. Su razón principal es que está mejor preparado a fallos que los demás, ya que aísla las pestañas y permite recuperar después de un cierre inesperado. Ambas son opciones muy interesantes, pero aún así el mismo Chrome les gana al crear un proceso por cada pestaña e incluso por cada plugin. Si una pestaña falla en IE lo más probable que otras dos dejen de funcionar…

La séptima es la personalización, que acaba en otro sorprendente empate entre los tres navegadores. Perdón, no sorprendente sino incomprensible. Según Microsoft, Firefox puede que tenga más extensiones, pero IE8 trae casi todo lo que quieres de fábrica y patatas traigo. Opera, Chrome y Safari son geniales navegadores, pero reconozcámoslo: el más personalizable es Firefox. Aunque podamos creer que con algunas herramientas obtenemos lo que ofrece la mayoría de las extensiones, hoy en día es imposible personalizar el navegador tanto como con Firefox gracias a su amplia comunidad de desarrolladores. Que Microsoft ponga su navegador al mismo nivel es casi tan insultante como lo de los estándares.

La octava es la compatibilidad, por supuesto declarando que IE8 es más compatible con más sitios que cualquier otro navegador, teniendo en cuenta que tiene un motor estándar y el motor de IE6/7. Lástima que una gran cantidad de sitios que antes se veían bien ahora se vean descolocados y tengamos que usar el patético parche de cambiar manualmente de motor. Por cierto, si nuevas tecnologías como HTML5 se extienden al ritmo actual, dentro de poco todas esas nuevas páginas no serán compatibles con IE8 y se dará la vuelta a la tortilla.

La novena es ayuda en la administración de sistemas, con IE8 ganando ampliamente porque los otros navegadores ni lo intentan. Estoy demasiado cansado para rebatirlo, me reservo para el último punto.

El décimo y definitivo punto es el rendimiento, ofreciendo un tercer empate entre los navegadores. Con todos los tests numéricamente objetivos en contra, Microsoft se vuelve original para explicar lo inexplicable. Según él, la velocidad punta de un coche no es el factor limitante en un atasco, para ver la diferencia entre los tres navegadores necesitas un vídeo a cámara lenta y, por si no te habías enterado antes, patatas traigo. Esto se complementa con declaraciones como que Javascript no es realmente importante para calcular la velocidad de un navegador.

Este es el último chiste, añadiendo excusas una encima de otras para llegar siquiera a decir que es igual de rápido que los demás. Aún estando en un atasco (cosa que no tiene sentido) preferiría estar en un Lamborghini que en un Seat Panda. Si una página sufriera un retardo 1 segundo en vez de 100 milisegundos, ten en cuenta que me importaría, por mucho que para ver la diferencia entre esas dos medidas de tiempo tenga que usar una cámara lenta. Y Javascript tiene más importancia que nunca con aplicaciones como Gmail, donde el rendimiento de IE8 es lamentable comparado con el resto (estoy hablando de segundos de diferencia).

Esta página forma parte de la impresionante campaña que está siguiendo Microsoft con su octava maravilla, de manera similar a su estúpida comparativa anterior a su lanzamiento. Hace unos días lanzaron una búsqueda del tesoro con recompensa de 10.000 dólares australianos a quién encuentre el tesoro escondido en la web. Botella de ron y guacamayo no incluídos, ¡ARRRRG!

Aviso: solo para residentes en Australia

Quizás sea una campaña estúpida con la imagen de un casino online con la visita 1.000.000 (siempre me toca), pero también demuestran que su humildad no tiene límites: aprovechan la ocasión para llamar a Firefox viejo, a Safari aburrido y a Chrome oxidado. A Opera y al resto de navegadores los ignoran, por si os lo preguntábais. También aprovechan para decir literalmente piérdete a los que no quieran entrar en el concurso (“get lost”).

Por supuesto en EEUU han creado otra campaña paralela en la que van a donar ocho comidas a los hambrientos de Estados Unidos por cada descarga de su navegador. No sería mala idea si no hubieran llamado insolidarios a los que no han descargado IE8 todavía. Además, solo cuentan las descargas desde la página de la campaña, no desde la página de descarga principal. Que son solidarios pero no tontos. Hablando de tontos, en el mismo sitio nos dedican a los internautas unos anuncios en los que Superman nos tacha de visitar tonterías, compartir tonterías y enfadarnos por tonterías.

¡Abajo con Opera!

Pero las noticias en torno a Microsoft y a su navegador no acaban aquí, ya que como te hemos comentado, la propia compañía ha decidido no incluir ningún navegador por defecto en Windows 7 en Europa. Lo más curioso es que los dos fans de Internet Explorer han decidido que debemos boicotear a Opera por denunciar a Microsoft. Sí, tal y como lo leéis: Microsoft incumple las leyes europeas de competencia y lo único que se le ocurre a su pareja de usuarios leales es boicotear a la competencia. No sé por qué me da que una campaña así favorece más a la popularidad de Opera que otra cosa…

Acabo con el artículo, reitero el título: Internet Explorer 8 es el más mejor navegador del mundo mundial. No dejéis que la agresiva, desesperada, prepotente y estúpida campaña de Microsoft os nuble la vista. Tampoco la campaña alternativa de sus orgullosos usuarios. Por supuesto tampoco mi opinión, que ve la comparativa de Microsoft como una manera burda de demostrar que han avanzado respecto a versiones anteriores pero que siguen a años luz del resto de navegadores. Por eso entenderéis que no vaya a responderos en los comentarios, estoy demasiado cansado de este tema y prefiero darle la razón a Microsoft mientras observo cómo su cuota de usuarios se desangra lenta pero imparablemente.

Enlace | Comparativa entre IE8, Firefox y Chrome
Enlace | ¡Abajo con Opera!
Enlace | Browser for the Better

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

50 comentarios