Compartir
Publicidad
Publicidad

Opera se mete en el debate de los adblockers integrando uno en su navegador de escritorio

Guardar
13 Comentarios
Publicidad
Publicidad

La tendencia del bloqueo de anuncios en las webs se intensifica. Primero fueron extensiones como Adblock Plus, luego llegaron los navegadores móviles con un bloqueador integrado de serie, y ahora Opera Software se lanza al ruedo integrando un bloqueador de anuncios en su navegador de escritorio.

Es parecido al bloqueo de rastreadores de Firefox, aunque Opera dice sin tapujos que va a por los anuncios y no sólo a los elementos que rastreen nuestra navegación. Y según los desarrolladores, ese bloqueador "nativo" de Opera es capaz de acelerar la carga de las páginas web hasta un 90% (y un 40% más rápido que otros navegadores usando extensiones que bloquean publicidad) a base de impedir los anuncios que consumen demasiados recursos y las herramientas que monitorizan nuestros hábitos de navegación.

Comparativa Opera

Krystian Kolondra, vicepresidente de Ingeniería y Jefe de Opera para ordenadores, resume bastante bien la postura de la compañía en una nota de prensa que hemos recibido:

La publicidad permite que muchos servicios en Internet sean gratuitos para los usuarios. Pero, según el estudio que hemos realizado, la mayoría de las páginas web hoy en día se ralentizan significativamente debido a que los anuncios son demasiado pesados, y esto no nos gusta. Queremos que la web sea un lugar mejor para todos nosotros, como usuarios.

"La creciente demanda de herramientas de bloqueo de anuncios nos dice que el enfoque actual de la publicidad en línea perjudica la experiencia en línea de los usuarios. Interrumpe la navegación, ralentiza el navegador, y en Opera queremos solucionarlo.

Opera Anuncios

Las cifras de Opera indican que cada vez hay más usuarios que utilizan un bloqueador: entre el segundo trimestre de 2014 y el de 2015 hay un 41% más de bloqueadores activos, y un 98% de esos usuarios está en un PC de sobremesa. La compañía quiere facilitar eso con su propio bloqueador, que se activa en la barra de herramientas del navegador tal y como podéis ver en la captura de justo arriba.

Veremos cómo reaccionan los usuarios (y las webs) ante esto, aunque es irónico que Opera tenga también en su propiedad una firma publicitaria. Supongo que es una cuestión de intentar encontrar el equilibrio y atraer la atención de los usuarios ante una competencia que sigue superando con creces a Opera en el escritorio.

En Genbeta | Opera estrena el año con una nueva versión para desarrolladores llena de novedades

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad

Ver más artículos