Compartir
Publicidad
Publicidad
Decálogo de trucos para destacar en LinkedIn (y conseguir el trabajo de tus sueños)
Redes sociales y comunidades

Decálogo de trucos para destacar en LinkedIn (y conseguir el trabajo de tus sueños)

Publicidad
Publicidad

Si bien anteriormente ya dedicamos un post a las mejores herramientas y aplicaciones que te permitirían encontrar trabajo online, así como de la importancia de adaptar nuestro currículum para ser visualizado a través del smartphone; hoy nos centraremos en aquellos trucos que te permitirán destacar en la red social de contactos laborales por excelencia: LinkedIn.

Hazte notar e incrementa las posibilidades de encontrar el empleo de tus sueños poniendo en marcha este decálogo de consejos que abarcan, desde interactuar con la comunidad hasta algo tan sencillo como colocar una foto de perfil “que te haga justicia” y actualizar con cierta frecuencia. ¿Preparado para conocerlos?

Modifica el titular y otros parámetros automáticos

Es decir, el párrafo que indica a qué te dedicas y que se ve alterado por defecto cada vez que cambias de empleo. Para que te hagas una idea, si trabajas en una multinacional o empresa con gran prestigio en tu sector, resultaría conveniente que esta apareciera en tu descripción, pues se trata de un modo muy sencillo para lograr que se te relacione con su “caché” y valores. En el caso contrario, merece la pena optar por algo más general como tu titulación académica.

Respecto a tu ubicación, elige una más genérica y no te cierres puertas. Aunque es evidente que la empresa acabará preguntándote dónde resides una vez iniciado el proceso de selección, lo cierto es que podrías ser descartado a priori por hacerlo ligeramente más lejos que el resto de candidatos. Probablemente y si te conocen, tendrán en cuenta otros parámetros. Cambia también la url por defecto de tu perfil y opta por una sencilla, que te identifique pero que elimine la numeración automática.

Cuida la foto de perfil y cabecera

Tie 690084 640

De idéntico modo que no se te ocurriría entregar jamás un currículum con una fotografía de la boda de tu prima recortada en la que se aprecia todavía cómo te pasan un brazo por la espalda; no lo hagas tampoco en LinkedIn. Opta por una en la que se te reconozca perfectamente y, si puedes, huye de las típicas imágenes de fotomatón con cara de terrorista.

Para conseguir la captura perfecta dedica una sesión de fotos (no es necesario que acudas a un profesional, puedes servirte de múltiples ejemplos presentes en la red) a lograrla: vístete adecuadamente, usa un trípode y opta por una habitación limpia (fondo sin ruido) y un encuadre distinto –de cintura hacia arriba, sentado en actitud confiada, ligeramente ladeado-.

Lens 190972 640

Sírvete también de un elemento que denote tu personalidad (pero que no resulte intrusivo), cuida tu lenguaje corporal –evita los brazos cruzados, labios fruncidos y demás- y adopta una actitud natural –frente a las sonrisas forzadas o rostros circunspecto de auténtico maniaco-. En todo caso, debe representarte y dar una imagen positiva de ti, así que tampoco te excedas emperifollándote.

Al margen de esta, añadir una foto de fondo le dará un toque diferenciador a tu espacio y le dirá al reclutador que eres una persona que se preocupa por dar una buena imagen y que cuida todos los detalles.

Fondo

Actualiza

Mantén tu currículum al día y comparte publicaciones relacionadas con tu profesión que te resulten interesantes. Las compañías valorarán que te encuentres al tanto de las últimas noticias y novedades del sector y darás la imagen de una persona activa, concienciada y a la que le gusta lo que hace. Ahórrate los comentarios que desvelen tus tendencias políticas, religiosas, o que puedan herir sensibilidades o generar polémica.

Incluye un pequeño mensaje en el contenido y enlaces a los que te refieras, para evitar que parezca que este “lanzamiento” a la plataforma haya sido gratuito o generado automáticamente, e interactúa con aquellos contactos que comenten al respecto. Nunca se sabe con quién toparás.

Captura De Pantalla 2016 02 08 A La S 08 09 51

Cuida las invitaciones que envías

Evita enviar invitaciones a diestro y siniestro y sé selectivo. Un batiburrillo de contactos que nada tienen que ver con tu profesión no te ayudará precisamente. Trata de centrarte en los que se encuentran (en especial si careces de una cuenta Premium), de alguna manera, relacionados con lo que haces y valora las recomendaciones de la plataforma, suelen ser bastante acertadas.

Escoge una buena presentación/ extracto

De la misma manera que dedicarías un tiempo a redactar con esmero una buena carta de presentación, hazlo también en LinkedIn; eso sí: resume y ve más allá de un mero resumen de tu experiencia laboral. Resalta solamente aquellos aspectos relacionados con el tipo de trabajo al que quieres optar, con las habilidades que deseas destacar; y sé conciso. Lo bueno, si es breve, dos veces bueno.

Muéstrate comprometido, positivo, como una persona activa, que no ha cesado en su empeño, que trata de superarse constantemente y a la que nada detiene. En algunas ocasiones, ve con cierto tiento y valora siempre el puesto que se encuentra en tu punto de mira.

Añade enlaces

Enlace

Nada como incluir enlaces en aquellas webs en las que hayas colaborado, escrito y un largo etcétera; una suerte de portfolio que ofrecerá todas las garantías de que, lo que afirmas saber, es cierto. Lo ideal, en todo caso (aunque, obviamente, dependerá de tu titulación) sería que dispusieses de tu propia web, la que te diera una imagen, unos valores y demás, tal y como hacen las marcas. Eso sí, ten en cuenta que requerirá de un mantenimiento adicional.

Cuidado con el nombre

Si bien puede parecer una obviedad, lo cierto es que deberías cuidar el nombre con el que figuras en la red social. Evita los diminutivos y motes, y decántate por el que se lee en tu DNI. ¿La razón? Que te ahorrarás malentendidos, confusiones y problemas varios. En caso de que, por ejemplo y como una servidora, escribas en publicaciones online, sería conveniente que te decantases por aquel con el que siempre firmas.

Explica tu cometido en las empresas

Extracto

Aunque, a priori, quieras darle cierto “bombo” al cargo que desempeñaste en una determinada empresa, resulta más sensato ser sincero y describir de manera concisa las labores que llevaste a cabo. Puede ocurrir, asimismo, todo lo contrario: que el cargo no refleje tu verdadero trabajo tal y como se merece. Nada como ser específico para evitar interpretaciones indeseadas.

Además, es una buena estrategia para alargar tu currículum y para dar una imagen de persona concienciada, que se ha preocupado y tomado la molestia de rellenar el apartado más allá de lo que suele ser habitual en la mayoría de miembros de la red social.

Mide tus palabras

Good 1122969 640

Aunque no existe demasiado espacio para que puedas meter la pata, mide siempre el tono y mensaje de tus palabras. Sé educado, evita las redundancias, cuida la puntuación y faltas ortográficas, revisa antes de publicar, etcétera. Incluye también términos clave, es decir, aquellas que tendrá en cuenta LinkedIn para encontrarte.

Participa en la comunidad

Aptitudes

Interactuar con otros miembros de la comunidad resulta fundamental a la hora de lograr contactos laborales que puedan beneficiarte. Únete a grupos de forma estratégica (que estén relacionados con tu sector e intereses) o crea el tuyo propio, no te imaginas la cantidad de gente con intereses comunes que puedes conocer.

Confirma, asimismo, conocimientos de otros usuarios –no lo hagas indiscriminadamente, solo de aquellos en los que lo hayas verificado por ti mismo-, visita perfiles que te interesen con cierta asiduidad, y ofrece recomendaciones –ten en cuenta que, una vez escritas, tendrás la excusa perfecta para pedir que se “mojen” contigo.

En Genbeta | Ocho herramientas para buscar (y encontrar) trabajo online con éxito

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad

Ver más artículos