Compartir
Publicidad

Usar WhatsApp, una práctica “de riesgo” según el Centro Criptológico Nacional

Usar WhatsApp, una práctica “de riesgo” según el Centro Criptológico Nacional
Guardar
8 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Nomofobia, cibercondria, adicción a las redes sociales, síndrome de la vibración fantasma.Durante los últimos años y con la popularización de Internet y el auge de los smartphones las enfermedades mentales han dado un esperado giro. Unas patologías que seguro que te resultan familiares y a cuyos orígenes se ha atribuido, osadamente el empleo de los citados dispositivos.

Así, supuestos expertos y organizaciones han alzado su voz en señal de alarma. Algo que también acaba de hacer el Centro Criptológico Nacional (adscrito al Centro de Inteligencia y en adelante CCI) sobre WhatsApp. Sin embargo, su advertencia apunta en una dirección totalmente distinta: a que el uso de esta app es arriesgado porque constituye una plataforma atractiva para intrusos y delincuentes.

Los riesgos advertidos

En concreto, el CCN ha elaborado un informe al que ha tenido acceso Expansión en el que plasma los puntos débiles de la aplicación de mensajería instantánea, como la debilidad intrínseca al proceso de registro para utilizarla, el borrado inseguro de conversaciones, y la posibilidad de que lleven a cabo robos de cuentas. La organización, asimismo, indica que la gran aceptación de la plataforma la convierte en un blanco de los delincuentes, que pretenderán obtener la mayor cantidad de información de sus usuarios.

El documento, además, acusa a sus creadores de haber “descuidado algunos elementos básicos” de protección y gestión de los datos y apunta a que, actualmente, la carencia más significativa tiene que ver con el proceso de alta y verificación, que podría “propiciar que un tercero se hiciese con una cuenta que no le pertenece”, con la consiguiente intromisión a su privacidad, acceso a sus mensajes y un largo e incómodo etcétera que ya puedes suponerte.

1366 2000 1

La posibilidad de quedar expuestos durante la conexión inicial si no hacemos a través de redes WiFi públicas o dudables, la opción de robar cuentas mediante SMS son otros de los puntos que refleja. La descarga de la herramienta a través de sitios no oficiales tampoco se salva (auque resulta de pura lógica, todo sea dicho), ni tampoco los riesgos que se derivan del almacenaje de la información de forma local y del intercambio de datos con Facebook, este último un caso tremendamente polémico.

Por fortuna, el análisis incluye también un apartado de recomendaciones para minimizarlos, como establecer una clave de acceso para desbloquear el teléfono y dificultar el acceso si cae en malas manos, “tener cuidado con las solicitudes de permisos”, desactivar el WiFi y Bluetooth del teléfono cuando no se vaya a usar y ser consciente del “peligro que puede suponer realizar jailbreaking o rooting del smartphone”.

Vía | Expansión

En Genbeta | Casi 2,5 millones: este es el número de afectados en España por un famoso timo de WhatsApp

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad

Ver más artículos