Compartir
Publicidad

La convergencia de Windows 10 busca una nueva dimensión: la realidad mixta

La convergencia de Windows 10 busca una nueva dimensión: la realidad mixta
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Si hay una palabra con la que llevamos tiempo refiriéndonos a Windows 10 desde que fuera lanzado en julio del 2015 es convergencia. Microsoft ha creado un sistema operativo que no se limita únicamente a los PCs, sino que es un único sistema para dispositivos tan variados como móviles, tabletas, microPCs, y por supuesto, ordenadores portátiles y sobremesa.

Y ahora, tras la presentación de la Windows 10 Creators Update, Microsoft ha anunciado su intención de llevar la convergencia de su sistema operativo a una nueva dimensión, o mejor dicho tres, porque dará pasos para abrazar la realidad mixta. El método lo hemos visto durante la presentación: un escritorio virtual tridimensional inmersivo para utilizar con una nueva gama de gafas VR.

Tu campo de visión es la nueva pantalla

Windows10 Vr Devices Partners No Price 003 1024x575

Mientras el resto de la industria intenta elegir entre realidad virtual o aumentada, los pasos de Microsoft van dirigidos a abrazar la realidad mixta. Ya lo dijo ayer Satya Nadella, "el ordenador definitivo es el mundo de la realidad mixta". También dijo: "Tu campo de visión se convierte en una pantalla infinita. Ves el mundo, y en el mundo también ves objetos virtuales y hologramas".

Siguiendo esta filosofía, Microsoft nos ha permitido dar un primer vistazo a su propio entorno virtual con Windows 10. En él podremos utilizar todo nuestro entorno real para, mientras miramos a ambos lados, navegar casi tocando cada una de las diferentes aplicaciones adaptadas que tengamos instaladas en el ordenador.

Los entornos de escritorio alternativos no son ninguna novedad, y algunos fabricantes mostraron sus propuestas ya en los años de Windows 3.1 y Windows 95. Especialmente llamativa era el Packard Bell Navigator, una casa virtual construida sobre Windows y en la que visitábamos diferentes habitaciones para interactuar con nuestros archivos.

Packard Bell Navigator

La propuesta de Microsoft es parecida, pero llevada a la realidad mixta mediante sus Hololens y otros modelos de gafas VR. Imagínate estar en tu habitación y poder abrir Microsoft Edge sobre una pared, un streaming en directo en otra, y una tercera aplicación en otra pared diferente. De esta manera no tendríamos que limitarnos a una pantalla, y la multifunción crece exponencialmente pudiendo trabajar en varias cosas a la vez dependiendo de a dónde miremos.

Para sacar partido de la tridimensionalidad que este nuevo entorno ofrece hace falta que las aplicaciones sean compatibles, y por eso mismo los de Redmond han anunciado que el nuevo Paint 3D será sólo el pistoletazo de salida, y que quieren llevar las funciones 3D al resto de sus aplicaciones nativas, incluida la suite Office.

También estará implementado en Microsoft Edge, y de hecho en la demo en la que hemos visto durante la presentación nos han demostrado una de las muchas aplicaciones que se imaginan. Han entrado a la web de una tienda, han elegido una silla del catálogo, y han comprobado cómo quedaría en su casa en tamaño real gracias a la realidad aumentada. Un navegador con cuyo contenido interactuar en la realidad mixta, la idea es buena.

Tendrá dos retos por delante

Creators Update

Pero una cosa es imaginárselo y mostrarlo en unas demos y otra muy diferente que se convierta en una realidad de la que los usuarios se puedan aprovechar. Y de esto último Microsoft sabe mucho, sobre todo por la manera en la que su convergencia cojea por culpa de su fracaso a la hora de conseguir un smartphone con una cuota de uso significativa.

A esta nueva dimensión en la convergencia de Windows 10, por lo tanto, le esperan dos retos fundamentales. El primero es el evidente, que las demos se hagan realidad, que otros desarrolladores (como los de las tiendas online) se involucren, y que sean capaces de que lo que experimentemos cuando entremos en Windows 10 desde unas Hololens se parezca a lo que hemos visto hoy. Ese sería el reto del software.

Y el segundo reto tendrá que ver con el hardware. Primero con las especificaciones mínimas que sean necesarias para que el ordenador pueda mover todo esto (no todos tenemos dinero para actualizar nuestros equipos), y segundo con el precio que tengan las gafas con las que podamos ejecutar este entorno.

Ante el previsible precio alto de las Hololens parece que Microsoft ya ha tomado cartas en el asunto para solucionar este segundo problema con una alianza para crear Gafas VR a partir de 299 dólares. Por lo tanto sólo quedará ver cómo se enfrentan al primer reto, y aunque nos irán contando cosas en los próximos meses la prueba definitiva llegará en primavera cuando se lance la actualización.

En Xataka | Estas son las novedades de Windows 10 Creators Update, la gran actualización de la próxima primavera

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad

Ver más artículos