Sigue a

Medios tradicionales de Brasil, Alemania y Francia la toman con Google

Esto es de un francés, un alemán y un brasileño que viendo que sus negocios de toda la vida van a menos, deciden pedirle a Google que pase por caja o acepte sus exigencias.

Aunque esto pueda parecer un chiste, no lo es. Los gobiernos y las asociaciones de prensa de países como Francia, Alemania o Brasil la han tomado con Google y su sección de noticias. Argumentan los representantes de dichos países que sus negocios se están viendo perjudicados por las prácticas de Google y que el gigante americano está atentando contra sus derechos de propiedad intelectual. ¿Cómo? al enlazar a sus artículos y proporcionar un pequeño resumen de la noticia a los visitantes de Google Noticias.

¿Increíble? puede ser. ¿Cierto? también. El primer país en tomar medidas fue Alemania, al aprobar en agosto la ley Lex Google, que afirma que Google deberá pagar a los medios alemanes por mostrar a los usuarios pequeños resúmenes de las noticias a las que enlazan.

En los últimos días se han unido a las peticiones alemanas otros dos países, Francia y Brasil. Ambos piden que Google les pague una tasa por enlazar a sus noticias, mientras que la asociación de prensa brasileña parece que incluso se están planteando boicotear a Google si éstos deciden no pasar por caja.

Mirando la situación desde fuera todo parece indicar que la pelota está en el tejado de Google; y los precedentes indican que según la gravedad de la situación tomarán una medida más o menos drástica. En 2011, después de que una polémica similar surgiese en bélgica con medios como de Le Soir o La Libre Belgique, Google tomó la decisión de eliminar los resultados de dichos medios de su buscador y sección de noticias. Si le hacemos caso a una carta filtrada hace unos días que Google envió a la AFP, parece que Google puede tomar una decisión similar con respecto a los medios franceses.

Con toda esta polémica se reaviva algo que incluso César Alierta, Presidente Ejecutivo de Telefónica, llegó a comentar hace ya dos años y que no tiene una fácil solución beneficiosa para todas las partes, incluyendo a los propios usuarios y lectores. La pregunta clave es, ¿quién necesita más a quién?, ¿Google a los medios o los medios a Google?

Hoy en día Google proporciona a estos medios una cantidad de clicks que ningún otro portal o buscador es capaz de suministrar (4 mil millones al mes según estimaciones). Estos clicks ayudan a los medios a conseguir ingresos por publicidad e incrementar la visibilidad de su contenido. Pero estos medios consideran que los enlaces y pequeños resúmenes que Google presenta en su sección de noticias restan visitantes a sus propias páginas web. ¿Cierto? sólo los propios medios y Google lo saben.

La intuición y lógica dice que ambos entes se necesitan mútuamente, aunque la cuestión clave es quién necesita más a quién. En los últimos años estamos asistiendo al cierre de numerosas publicaciones que no consiguen soportar la amenaza de nuevos medios que presentan modelos de trabajo diferentes, con unos costes muy inferiores con respecto a publicaciones tradicionales. Si éstos continúan con su crecimiento, convirtiéndose en una alternativa clara para el gran público, Google saldrá beneficiado. Si ocurre el escenario contrario y los propios usuarios muestran claramente su predilección por los medios más antiguos quizás Google se vea forzado a reconsiderar su postura.

Sea como fuere nos esperan por delante unos meses muy interesantes, en los que no sería descabellado observar como más países se unen a las peticiones de Francia, Alemania y Brasil. Google actuó de forma clara en el caso de Bélgica. Si también se atreve con los medios de tres grandes economías mundiales podrá sentar un precedente importante para el resto de países y para las futuras décadas. Que comience el espectáculo.

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

44 comentarios