Compartir
Publicidad
Qué hacer y cómo denunciar si encuentro pedofilia en internet
A fondo

Qué hacer y cómo denunciar si encuentro pedofilia en internet

Publicidad
Publicidad

Si bien la evolución de la tecnología y el desarrollo de la red ha llevado aparejadas cientos de ventajas en ámbitos tremendamente distintos, lo cierto es que su uso inadecuado también ha implicado la evolución de ciertos problemas. Es el caso de la pedofilia. Así y con la popularización de internet, los pedófilos han visto multiplicarse sus opciones.

Un contexto en el que redes sociales, comunidades,y un largo etcétera de plataformas les permiten intercambiar y compartir contenidos y dar rienda suelta a sus instintos más bajos. Un asunto que requiere no solo del abordaje de las autoridades pertinentes sino también de los usuarios de la red. Por desgracia, existe cierta desinformación al respecto porque, ¿qué debemos hacer si topamos con este contenido? ¿Cómo lo denunciamos?

Cómo denunciar el contenido pedófilo

Police 212521 960 720

Para conocer de primera mano el proceso, nos hemos puesto con una de nuestras fuentes policiales habituales, Silvia Barrera Ibáñez, inspectora de la Policía Nacional y Jefa de la Sección Técnica de la Unidad de Investigación Tecnológica (UIT), que nos ha explicado qué debemos hacer cuando nos encontramos con contenido pedófilo en la red.

Así, en España (en el resto de estados existen procedimientos análogos que también sirven para luchar contra este tipo de prácticas) disponemos de una única vía: la de acudir a una jefatura de policía para llevar a cabo una denuncia convencional (sí, lo mismo que harías si te roban la cartera, te atracan o sufres un hecho similar).

Queda descartada, por tanto, la comisaría virtual de la policia.es. De hecho, si accedemos a ella inmediatamente se abrirá ante nosotros una página informativa en la que es posible leer una explicación sobre qué es denunciable a través de ella y qué no. Los hechos cuyas víctimas son menores (como el caso que nos ocupa) no lo son.

Captura De Pantalla 2016 06 23 A Las 17 45 25

La denuncia se puede hacer por escrito o verbalmente. En el primer caso, la persona deberá presentar un documento que deberá estar firmado por ella. En caso de no poder presentarla, tiene la opción de autorizar a otra persona que, finalmente, será quien la rubricará. Por ejemplo, pongamos el caso de que descubro contenido pedófilo pero no puedo acudir a comisaría; lo que hago es autorizar a un conocido para que vaya en mi lugar. El policía que la reciba se encargará de firmar y sellar todas las hojas en presencia de quien lo entrega.

En caso de optar por la alternativa verbal, será el agente quien recoja la manifestación de los hechos denunciados por escrito. En ambas situaciones constarán los datos que confirmen la identidad de la persona que denuncia (y que se verificarán a través del Documento Nacional de Identidad o cualquier otro documento que acredite su identidad). Además y si este lo solicita, se le entregará un resguardo en el que se indica que la ha formalizado.

La denuncia perfecta, tal y como afirma Barrera, deberá contener el mayor número de información posible. Entre sus recomendaciones indican, entre otros, que se incluyan "datos técnicos que permitan identificar este contenido en la red". Por ejemplo, "si se localiza un perfil en Facebook, se tiene que dar su nombre, el seudónimo, la URL, etcétera", indica. Lo ideal, en todo caso, sería aportar una prueba, el objeto del delito, algo para lo que no basta una captura de pantalla y una cuestión en la que incidiremos más adelante.

La notificación online

Otra opción es informar de lo ocurrido a través del correo electrónico. Ahora bien, no podemos perder de vista que no se tratará de una denuncia sino de una mera notificación. En todo caso, lo que deberemos hacer es enviar un e-mail a denuncias.pornografiainfantil@policia.es con todos los datos que conozcamos al respecto, pruebas o similares que detallamos a continuación.

La diferencia principal es que la denuncia está ligada a un proceso judicial en el ámbito penal, mientras que no existe tal relación en el caso de las notificaciones. Ambas, eso sí, se llevan a cabo ante las autoridades competentes. La segunda, asimismo, puede ser anónima y podría resultar útil a la hora de abrir una investigación, aunque resultaría mucho más útil si la persona que la lleva a cabo se identifica. En román paladino: una notificación no tiene valor penal sino informativo (o sea, no desemboca en un juicio) aunque podría ser un primer paso para iniciar un caso, indagar más al respecto, etcétera.

¿Es necesario llevar a cabo una captura de pantalla o descargar el contenido pedófilo?

Egarantee

Como comentábamos, no basta con avisar, sino que deberíamos aportar alguna pista o prueba. Cuando hablamos de esta primera (de la pista), una captura de pantalla puede resultar de gran utilidad. En todo caso y dado que estas pueden modificarse con variados editores de imágenes, no se consideraría nunca como una prueba. Además y respecto a estas, la inspectora apunta que "no bastará que se vea la fotografía y ya está", sino también que se ha compartido, el contexto en que se ha hecho, etcétera.

Para que se considere una prueba, debería descargarse el contenido. Una acción que, a su vez, podría ponernos en peligro, especialmente si se está llevando a cabo un seguimiento de este material. Nuestra experta recomienda hacerlo pero avisar inmediatamente a las autoridades. Teniendo en cuenta que la ley contempla la adquisición como un delito, se trata de un asunto controvertido (tal y como, de hecho, reconoce la policía). No obstante, nos indican que esto sería lo mejor: descargar y alertar al órgano competente.

No está de acuerdo, sin embargo, Javier Prenafeta, abogado especialista en Derecho Tecnológico y socio del despacho Abanlex, que apunta a todo lo contrario: "de ningún modo debe descargarse el contenido, ya que la posesión de pornografía infantil o contenidos pedófilos es ya un delito en sí. La obligación es de denunciar, y dar todos los datos posibles para poder investigarse, pero sin involucrarse en la actividad, ni darles difusión, ni vulnerar medidas de seguridad, etcétera", asevera.

Doyfe

Otra alternativa es la de emplear las conocidas como webs de certificación de contenido, unos proveedores de servicios de confianza de los que ya te hemos hablado en anteriores artículos y que permiten demostrar a posteriori que una página web contenía un determinado contenido en un momento específico. Entre ellos, destacamos Evicertia, la española eGarante, Doyfe y parecidas.

En todo caso y según apunta Prenafeta, "estos servicios son útiles para dejar constancia de una web o contenido, pero realmente quien debe recabar pruebas es el organismo ante el que se denuncia, que deberá levantar acta o abrir diligencias y dejar constancia de lo anterior. Esto quiere decir que la investigación que haga el ciudadano es útil para poder iniciar las investigaciones que deban hacer las autoridades competentes, pero no las sustituye, y como digo lo que hay que hacer es poner en conocimiento los hechos, para que otros investiguen".

Captura De Pantalla 2016 06 23 A Las 18 09 39

En caso de que el contenido sea efímero, la cosa se complica todavía más. Por ejemplo, ocurre que aplicaciones como Snapchat pueden servir para compartir esta clase de contenido y que los responsables se vayan de rositas. Sin embargo, existen algunas herramientas como Casper, SnapSpy y otras, capaces de recabar lo que allí se comparte. Un arma de doble filo, pues son también empleadas por los pedófilos para chantajear al menor cuando les envía cualquier imagen de tipo sexual o similares. No obstante, no tendría más valor que el de la captura.

Con qué problemas puedo encontrarme

Road Sign 663368 960 720

Lo peor del caso y quizás también lo más curioso es que denunciar este tipo de contenido puede suponernos ciertos problemas. Carlos Represa Estrada, presidente de la Asociación Nacional para la Protección de Menores en Internet, nos habla de un caso de lo más ilustrativo: el del conocido como hacker “H”.

Este diseñó un crawler, una araña que buscaba por la red pornografía infantil para denunciarla. De hecho, este sujeto se dedicaba a la seguridad informática y estaba en contacto con la policía, con quien colaboraba. Sin embargo, un día se presentó en su domicilio la policía judicial porque había llegado una orden internacional del FBI.

¿La razón? Que si bien en España el delito no es buscar pornografía infantil (sino compartirla y tenerla) no ocurre lo mismo en Estados Unidos. “La consecuencia inmediata fue que le requisaron todos sus equipos, algo devastador para una persona que se gana la vida precisamente con ellos”.

“Incluso aunque la Guardia Civil se presentó para informar”. Hasta el propio Represa asegura haber visto cómo, tras denunciar este tipo de contenidos, se le han cerrado perfiles en redes sociales, “algo incomprensible”, comenta.

En todo caso, el problema más común es el de ser investigado por la policía. No obstante, cada situación particular se analiza con independencia para observar si se ha dado una continuidad o si la persona es habitual de este tipo de contenidos.

Compartirlo en redes sociales, ¿es una buena idea?

Finger 769300 960 720

Por otra parte, también podemos plantearnos –sobre todo si ignoramos o recelamos de las medidas que puedan tomar al respecto las Fuerzas de Seguridad, o bien en el caso de que hayamos denunciado y se nos haya ignorado- el hecho de hacer público el contenido que hemos encontrado. ¿Cómo? Subiéndolo -este o el enlace correspondiente- a nuestras redes sociales.

Una pésima idea que traerá inmediatamente aparejadas acciones legales, pues se nos incluirá en el proceso de investigación; una molestia para todas las partes. Tampoco resulta nada recomendable compartirlo a través de mensajería instantánea, de hecho y según Silvia Barrera, se dio el caso de una mujer que había compartido por WhatsApp una serie de videos de este tipo con sus amigas por “curiosidad”. Una justificación que no la salvó de ser investigada, aunque finalmente el asunto no pasó de ahí y no se produjo juicio alguno.

Qué requisitos son necesarios para que se considere un delito

Town Sign 924570 960 720

Al margen de la denuncia en sí misma, que puede significar el comienzo de una investigación, es necesario que se cumplan ciertos requisitos y rasgos que determinarán o no si se trata de un delito de pornografía infantil. Para empezar, el Código Penal la tipifica como:

  • "Todo material que represente de manera visual a un menor o persona con discapacidad necesitada de especial protección participando en una conducta sexualmente explícita, real o simulada.
  • Toda representación de los órganos sexuales de un menor o persona con discapacidad necesitada de especial protección con fines principalmente sexuales.
  • Todo material que represente de forma visual a una persona que parezca ser un menor participando en una conducta sexualmente explícita, real o simulada, o cualquier representación de los órganos sexuales de una persona que parezca ser un menor, con fines principalmente sexuales, salvo que la persona que parezca ser un menor resulte tener en realidad dieciocho años o más en el momento de obtenerse las imágenes.
  • Imágenes realistas de un menor participando en una conducta sexualmente explícita o imágenes realistas de los órganos sexuales de un menor, con fines principalmente sexuales”.
Chainlink 690503 1920

Respecto al castigo y tal y como refleja el artículo 189, este delito será penado con prisión de entre uno y cinco años: "El que captare o utilizare a menores de edad o a personas con discapacidad necesitadas de especial protección con fines o en espectáculos exhibicionistas o pornográficos, tanto públicos como privados, o para elaborar cualquier clase de material pornográfico, cualquiera que sea su soporte, o financiare cualquiera de estas actividades o se lucrare con ellas. El que produjere, vendiere, distribuyere, exhibiere, ofreciere o facilitare la producción, venta, difusión o exhibición por cualquier medio de pornografía infantil o en cuya elaboración hayan sido utilizadas personas con discapacidad necesitadas de especial protección, o lo poseyere para estos fines, aunque el material tuviere su origen en el extranjero o fuere desconocido".

Captura De Pantalla 2016 07 14 A Las 17 21 13

Asimismo, existe una diferenciación en el caso de la posesión para uso propio, en el que la condena puede abarcar desde una multa de seis meses hasta penas de tres meses o un año de cárcel. La ley contempla tanto la adquisición como el acceso a sabiendas a la pornografía infantil. La omisión por parte de los tutores o padres a cargo del menor implicado en una práctica de este tipo también está castigada (art.192). En el artículo 183 ter también se tiene en cuenta la concertación de encuentros con menores de edad a través de Internet y por teléfono.

Imagen | Pixabay

En Genbeta | No los minusvalores, los adolescentes saben lo que se hacen en Internet. Al menos eso sugiere este estudio

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio