Compartir
Publicidad
Publicidad

La Justicia admite nuevas pruebas en el contencioso por conflicto de intereses de Sinde

La Justicia admite nuevas pruebas en el contencioso por conflicto de intereses de Sinde
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

La Asociación de Internautas presentó en 2009 una denuncia ante la Oficina de Conflicto de Intereses contra la ex ministra de Cultura, Ángeles González Sinde, por entender que existía una situación de conflicto de intereses con el cargo que ocupaba. Aquella denuncia no prosperó, la Oficina es del Gobierno, pero la Asociación de Internautas presentó la denuncia en los tribunales.

Ahora, el Tribunal Superior de Justicia (TSJ) ha ordenado recabar información sobre el cargo que ocupó la ex ministra en la empresa Qwerty Global Media (constituída en febrero de 2008) hasta el 21 de mayo de 2009, dos meses después de haber sido nombrada ministra.

El TSJ también ha ordenado que se libre oficio al Registro Mercantil de Madrid, a fin de que informe en qué calidad la ex ministra forma parte de las mercantiles Alcalá Producciones, fundada en 1988, y Barcos Buques y Navíos, creada en 1998, y si es o ha sido miembro de los órganos de administración de dichas entidades, dedicadas a la industria del cine.

También se ha ordenado recabar información de la Academia de las Artes y las Ciencias Cinematográficas de España, a fin de que informe sobre los cargos que desempeñan o han desempeñado José María González-Sinde Reig, hermano de la actual Ministra, y Miguel González-Sinde, tío de la actual Ministra. Considerando además notorio y público, que José María González-Sinde (padre) ya fallecido, fue fundador de la misma.

Asimismo se ordena que se libre oficio al Ministerio de Cultura, a fin de que informe de las cifras de todas las ayudas o subvenciones (o ampliación de subvenciones) concedidas al Instituto de la Cinematografía y de las Artes Audiovisuales, y a la Academia de las Artes y las Ciencias Cinematográficas de España, desde el 7 de Abril de 2009 y hasta la fecha. Asimismo, si las hubiera, a las mercantiles Alcalá Producciones, Barcos Buques y Navíos, y Qwerty Global Media.

La Asociación de Internautas recuerda que la ley señala que "quienes desempeñen un alto cargo vienen obligados a inhibirse del conocimiento de los asuntos en cuyo despacho hubieran intervenido o que interesen a empresas o sociedades en cuya dirección, asesoramiento o administración hubieran tenido alguna parte ellos, su cónyuge o persona con quien conviva en análoga relación de afectividad, o familiar dentro del segundo grado y en los dos años anteriores a su toma de posesión".

Para la Asociación de Internautas, "si se produce la esperada condena del TSJ aunque sea moral puede tener un valor edificante y regenerador de la vida pública para los muchos que creemos en el buen Gobierno frente a los pocos, que con su desmesura y charlatanería pretenden aniquilarlo".

En Nación Red | Soraya Sáenz de Santamaría y Telefónica

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos