Compartir
Publicidad
Publicidad

Sobre Diputados, iPhone's e iPad's [por Enrique Castro]

Sobre Diputados, iPhone's e iPad's [por Enrique Castro]
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad


Avatar de Enrique Castro

Enrique Castro es programador PHP y un destacado ciberactivista. Analista de comunicación política en Internet. Escribe habitualmente en su weblog El viento rozando mi cara


Ahora también es colaborador de Nación Red.


Disclaimer: soy usuario de Mac y de Linux Ubuntu indistintamente.

Hace unos días un diputado de Izquierda Unida entró en una polémica con Ricardo Galli. Resulta que la X Legislatura de nuestra Democracia ha decidido (a través de la antigua Mesa del Congreso de la IX Legislatura) que sus señorías dispongan de un iPhone y un iPad. El Diputado en cuestión – Alberto Garzón – entiende que estos dispositivos electrónicos son “herramientas” facilitadas por la Institución y como tales, no va a renunciar a ellas, aunque según sus palabras, empresas como Apple, son a su juicio:

Apple es una compañía acusada de tener fondos en paraísos fiscales y de usar mano de obra semi-esclava en países en desarrollo, entre otras cosas. Por lo tanto es lógico que surja la duda acerca del carácter ético de aceptar instrumentos de ese tipo. Pero la cuestión se aclara, a mi entender, analizando el papel de la ética en el sistema económico actual.

Mientras Ricardo Galli regaló a este representante del pueblo un tablet y un móvil de última generación, instalados con sistemas operativos bajo estándares libres (Open Source) con la particularidad que estos, tienen la función de encriptado de datos necesaria para poder acceder a la Intranet del Congreso (Red VPN), del que carecen los Iphone y los Ipad. El Diputado Garzón, los ha rechazado, bajo el argumento ético de que “no puedo aceptar regalos de empresas privadas”.

Como Nación Red es “Un medio para los que hacen y viven Internet” quería en el día de hoy hacer toda una serie de reflexiones sobre esta polémica, en la que estoy completamente de acuerdo con Ricardo Galli, debido a entre otras cosas, que la “polémica” estriba única y exclusivamente en el uso de estándares libres en las herramientas, la cultura, pedagogía y la óptica política que representan. Este uso, no debería ser algo meramente “anecdótico” sino una forma de entender las libertades en el ciberespacio. Qué menos que un poco de pedagogía hacia nuestros representantes.

Ya el “Cluetrain Manifiesto” en 1999 advertía muchas cosas que aún hoy no se han conseguido “materializar”. (En las empresas y en la política) Por ejemplo:

Si su cultura acaba antes que comience su comunidad, entonces no tendrán mercado.

Y lógicamente no es a mi juicio coherente el argumentario del Diputado Garzón, por que no se cuestiona el “uso de herramientas”, como alega, sino que las herramientas que la Mesa del Congreso contrató utilizan un software cerrado, propietario del cual, te permite utilizar mediante una “licencia” pero no eres libre de modificarlo, ni distribuirlo, ni copiarlo. Características que el Software Libre si tiene a diferencia de este tipo de Software.

Por cierto, la legislación española es clara en materia de contratación de estándares de software para las administraciones públicas. Pueden revisar lo que dicen los art. 101 de la Ley 30/2007 y la Ley 11/2007 art. 4º punto i.

Además, el Software privado está regido por las leyes del Copyright. Una forma legal de perpetuar un modelo de negocio que el Software Libre y los modelos de distribución Copyleft han podido y están demostrando ser mucho más económicas y socialmente más rentables, tanto para empresas como para la sociedad en general.

Además es doblemente contradictoria la defensa de las “herramientas” que el Diputado Garzón hace, cuando el Programa Electoral de Izquierda Unida en las pasadas elecciones generales del 20-N decía:

Fomento del Softtware Libre, estableciendo el uso preferente de programas de código abierto (open source) en las Administraciones Públicas, superando situaciones monopolistas de dependencia tecnológica.

Hay cierta contradicción entre el programa electoral en el que Izquierda Unida se ha presentado a las Elecciones Generales y la actitud de uno (sic) de sus representantes. Bueno… en realidad, la Ley española establece que no debe de existir discriminación por un tipo de Software o de otro. Pero las condiciones del “concurso” de la Mesa del Congreso de la IX Legislatura fueron a todas luces ilegales. Aunque, las decisiones que esta tome, sean de la naturaleza que sean, son jurídicamente no recurribles, salvo por los grupos parlamentarios presentes en las Cámaras.

Quizás ese sea el debate que el Diputado Garzón ignora y al que Ricardo Galli ha tratado de hacerle recapacitar…el problema es ¿se ha dado cuenta demasiado tarde el Diputado Garzón e Izquierda Unida?

Juzguen ustedes mismos.

Foto | Yutaka Tsutano
En Nación Red | El Eurodiputado que no quiere el iPad

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos