Compartir
Publicidad
"No existe apoyo directo por parte de las empresas que desarrollan distros Linux". Entrevista a Alejandro López, de Slimbook
A fondo

"No existe apoyo directo por parte de las empresas que desarrollan distros Linux". Entrevista a Alejandro López, de Slimbook

Publicidad
Publicidad

El 2016 está llegando a su fin y de nuevo parece que este no ha sido el esperado año de GNU/Linux. Es verdad que su adopción lleva meses creciendo y alcanzando máximos históricos, pero ni aún con esas ha conseguido superar el 2%, y proyectos prometedores como el de Steam OS no parecen terminar de despegar.

Pero pese a este panorama, una PYME española, Grupo Odín, ha decidido lanzarse a la aventura para defender el software libre lanzando su marca de ultrabooks Slimbook, que destacan por utilizar como sistema operativo de serie a GNU/Linux. Como te puedes imaginar crear y comercializar un dispositivo con un sistema operativo mucho menos extendido como Windows o macOS es difícil, y hemos estado hablando con ellos para que nos cuenten cuales están siendo sus mayores retos.

Una idea nacida de las necesidades propias

Linux Inside

Grupo Odín es una empresa fundada hace casi 10 años en Valencia, España. Entre sus componentes hay varios amantes y desarrolladores de software libre, como su director comercial Alejandro López, que fue el impulsor de desarrollar portátiles que apuesten por él. Nos confiesa que la idea surgió de su propia necesidad como usuario de Debian. Quería un ultrabook de gama alta con GNU/Linux de serie, y prácticamente no había alternativas.

Y así es como decidieron lanzarse con el proyecto Slimbook, una nueva marca de dispositivos. Tras dos años buscando fabricantes de componentes, empezaron a vender sus portátiles el 1 de julio de 2015. Con ellos quieren sacar de la ecuación la que consideran una de las principales razones por las que Linux no es más popular: que no viene preinstalado en los ordenadores y muchos usuarios básicos ven demasiado difícil formatear el suyo para ponerse a instalarlo.

Slimbook no fabrica sus propios ordenadores, quieren dejarlo claro para evitar confusiones, pero sí que los ensamblan ellos mismos en su taller. Los primeros dos portátiles que tienen en catálogo son el Slimbook Classic y el Slimbook Katana, este último analizado el pasado octubre por Xataka, y que con un diseño inspirado en los MacBook de Apple es su actual buque insignia.

A la hora de comprar el dispositivo podemos configurarlo eligiendo diferentes procesadores, cantidades de memoria RAM o de almacenamiento interno. También podemos elegir entre las distribuciones Ubuntu, Kubuntu, Ubuntu Mate, Debian, Elementary OS, Linux Mint, Open Suse, Antergos o Fedora. Nos dan también la opción de instalar Windows 10 o Windows 10 Pro, pero para ello tendremos que pagar los 120 o 180 euros de la licencia.

Slimbook ha tenido que hacer sacrificios para no asumir riesgos que puedan poner en peligro la continuidad de la empresa. Esto se ve reflejado en el feedback de los usuarios más exigentes, que señalan posibles mejoras como la del teclado o el trackpad. Pero cambiar estos componentes no es tan fácil como parece, y para hacerlo primero tienen que seguir aumentando sus ventas.

Te voy a dar datos, no exactos pero para que te hagas una idea. Si un cambio de teclado supone un cambio en el corte del aluminio y la fábrica de la carcasa de aluminio no cambia el molde/corte para pedidos inferiores a 10.000 unidades, y yo vendo 1.000 unidades al año, no me interesa almacenar 9.000 carcasas. Preferimos no tener miles de euros parados en carcasas en el almacén, y tener recambios, repuestos, y un buen servicio técnico.

En cualquier caso, para ser un proyecto que lleva poco más de un año lanzando sus portátiles al mercado parecen haber conseguido hacer bastante ruido. Por eso hemos querido saber un poco más sobre ellos y hablar con su máximo responsable para que nos cuente cosas de su proyecto y la aventura linuxera en la que se han embarcado.

Entrevista a Alejandro López

1

Alejandro López no sólo es el director comercial de Slimbook, sino la persona que promovió entre sus compañeros la idea de aventurarse a crear uno de estos portátiles. Hemos hablado con él para preguntarle cómo está siendo recibido su proyecto, cuales son los mayores retos a los que se enfrentan y cómo está siendo el apoyo, si es que lo hay, de los creadores de las distros.

¿Qué nace antes, la idea del portátil o la de que venga con Linux?

La idea nace de cubrir mi propia necesidad. Soy usuario de Linux (Debian) desde 2003 y 10 años después estaba cansado de los portátiles con Linux. Quería un ultraligero que no superase los 1.000 euros, algo que no fuese elitista en cuanto a precio, pero que fuese bonito, de aluminio y muy ligero.

No había nada así en el mercado, así que estuvimos varios meses pensando y estudiando posibilidades. Si lo hacíamos teníamos que dárselo a la gente con casi cualquier Linux. La filosofía de libertad de elección de distribución no debía perderse.

¿Y por qué arriesgarse por sistemas operativos con tan poca cuota de mercado?

Es cierto que es un riesgo, pero en realidad intentamos asumir los mínimos posibles. Somos una empresa solvente que lleva 10 años en esto, no somos emprendedores que no tienen experiencia de mercado, o que cuentan sólo con el talón del banco y sin ingresos recurrentes. No quiero desprestigiar a los emprendedores, para nada, yo fui uno, pero vamos unos cuantos pasos por delante.

Aunque SLIMBOOK sea una parte importante de la empresa, la empresa en si es solvente, por lo que el riesgo es menor, aunque el mercado sea pequeño.

¿Cómo fue el proceso para poner el proyecto en marcha?

Queríamos montar portátiles como el que monta un ordenador, que antes llamábamos "clónico", pero con componentes de primeras marcas.

Lo primero que hicimos fue preguntarle a Intel España donde comprar procesadores de portátil, y nos dijeron que no se vendían en España, que de sobremesa sí, pero de ultrabook sólo podían comprarse en las fábricas de placas, ya que los procesadores de ultrabook van soldados siempre.

Era un problema, ya que no conocíamos a empresas del continente asiático, pero tras mucho buscar y viajar a China, encontramos una fábrica de placas que hacía años había hecho placas para algunos Lenovo.

¿Cómo veis el mercado español de cara a que más empresas se arriesguen con algo parecido?

Ponemos amor en todo lo que hacemos, y más en esto. Los mayoristas españoles, que son grandes importadores, han hecho cosas, pero sólo por dinero, no han apostado por Linux programando. No somos perfectos, pero hacemos mucho más que los demás y no lo hacemos mirando sólo las cifras.

"No somos perfectos, pero hacemos mucho más que los demás y no lo hacemos mirando sólo las cifras."

Perdona que insista en esto, pero he estado años viendo como grandes mayoristas y empresas españolas miraban las cifras y decían "este año el crecimiento será menor" por lo que dejamos de dar soporte a Linux. Ya sabes que crecer menos no es dejar de crecer, pero eso no es suficiente para los tiburones.

¿Cómo está siendo la acogida de los usuarios?

Buena, no te puedo dar cifras, pero es buena.

¿Cuales han sido los mayores retos a la hora de trabajar con Linux?

Bueno, existen varios retos. En investigación y desarrollo se han trabajado varias áreas, intentando "meter" Linux en hardware muy diverso, y a veces se gana y a veces se pierde, porque el producto no presenta la suficiente calidad para nosotros como para comercializarlo.

¿Qué mejoras o utilidades propias habéis incluido y por qué?

Si hablas de hardware, componentes de primeras marcas y de la gama más alta.

Si hablas de software, tenemos una aplicación llamada Slimbook Essentials para cuando reinstalas el ordenador, poder dejarlo fino con 4 clics, sin teclear en linea de comandos.

Tenemos también algunas pequeñas aplicaciones, que son muy prácticas, como Slimbook Battery, que te ayuda a controlar los ciclos de carga de las baterías. Parece una tontería, pero Linux no te avisa cuando la batería esta cargada y la batería es el elemento más débil de cualquier portátil. Y no queremos vender baterías, queremos que os duren :)

¿Cual es la cuota de ventas de los equipos con Linux comparado con la de los que llevan Windows?

Te paso un gráfica adjunta ;)

Grafico So Noviembre 16

¿Y la de devoluciones?

Las devoluciones están en torno al 0.5 %

¿Cuales son las distribuciones que mejor y peor os funcionan?

Lo bueno de Ubuntu es que suele tener los últimos kernel y los últimos drivers. Nosotros proporcionamos drivers, pero si reinstalas con Elementary y como te funciona no buscas en nuestra web el driver....no tendrás el último.

A su vez esto puede ser negativo. Hubo 1 semana fatídica, en la que todos los clientes nos contactaban porque el wifi había dejado de funcionar. Una semana de quejas, en las que el driver de Ubuntu había actualizado al nuestro y presentaba problemas.

¿Qué tal se portan los desarrolladores de cada distro? ¿Cual os ha apoyado más?

Hay muy buen rollo con asociaciones de Ubuntu locales (Ubuntu CAT) o con KDE España. Hay mucho feedback y hemos conocido a gente fantástica. Pero no existe apoyo directo por parte de las empresas que desarrollan los sistemas operativos.

Canonical (empresa madre de Ubuntu) nos dijo que si no vendíamos 10.000 unidades no nos daban ni pegatinas para los ordenadores. No les estoy criticando, tan sólo digo que existe una realidad para Canonical, y es que muchas empresas pequeñas o tiendas que ensamblan ordenadores, aunque sean torres de sobremesa, y Canonical debe recibir centenares o miles de solicitudes de gente que les pide pegatinas o apoyo. No pueden estar atendiéndolas y aunque nosotros seamos más grandes, seguimos siendo pequeños para ellos. Tienen la tasa de corte algo alta.

¿Tenéis pensado incluir nuevas distros en vuestro repertorio?

Sí, pero si te digo una y luego no la sacamos, se me van a quejar...

¿Cuales son vuestros planes de futuro?

Siento no poder darte detalles, pero nuevo hardware en otros formatos.

¿Por qué crees que la comunidad linuxera debería daros una oportunidad?

En relación calidad precio somos una opción realmente muy interesante, y con GNU/Linux no hay nada igual!

En relación a la Garantías y RMAs somos muy rápidos y eficientes. Nos apasiona GNU/Linux, si los clientes nos hacen grandes, haremos cosas grandes por GNU/Linux (hay quien dice que ya las estamos haciendo).

En Xataka | Slimbook Katana, análisis: un Ultrabook con Linux ensamblado en España es posible

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad

Ver más artículos