Sigue a Genbeta

Slax 7.0 Green Horn

Tras más de tres años de silencio, el proyecto Slax vuelve a la palestra con el lanzamiento de una nueva versión: Slax 7.0 Green Horn. Slax es una distribución GNU/Linux portable, rápida y pequeña, basada en Slackware. Su diseño modular permite añadir paquetes especialmente preparados que no necesitan instalación, sólo hay que colocar el software en un directorio y con eso es suficiente.

Slax 7.0: muchos y buenos cambios

Con tanto tiempo desde la última versión, podéis imaginar que la distribución ha cambiado mucho. Slax 7.0 Green Horn incluye un kernel basado en Linux 3.6, entorno de escritorio KDE serie 4, el tamaño también es mayor (210 MB), está disponible en versiones de 32 y 64 bits y, aunque en el momento de escribir estas líneas aún está vacía, dispone por primera vez de una tienda de aplicaciones.

La página de módulos también está ahora vacía y sólo podemos contar con lo que viene en la imagen ISO, que no es poco: navegador web Firefox 17.0.1, compilador GCC, aplicaciones KDE en los diversos apartados (juegos, Internet, multimedia, etc.), varias herramientas para trabajar desde consola (en particular herramientas de recuperación), y brinda soporte para más de 50 idiomas, entre ellos Español, Euskera, Catalán, Valenciano y Gallego.

Slax 7.0 Green Horn

Instalación de Slax

Aunque Slax se puede instalar en disco duro (de hecho tengo la 6.0.7 en un equipo desde que estuvo disponible), el enfoque portable de la distribución la hace ideal para llevar en un pendrive y emplearla, bien para trabajar en cualquier equipo sin instalar nada, bien como herramienta contra desastres.

Es de gran utilidad para rescatar información de discos con el sistema operativo dañado, ya que soporta una gran variedad de sistemas de ficheros, entre ellos: ext2, ext3, ext4, btrfs, FAT y NTFS.

Slax 7 Kernel

La fórmula para instalar la distribución en el pendrive desde Windows, es ahora más fácil que antes: en vez de la imagen ISO descargamos un fichero .ZIP, que descomprimimos —importante— en el medio extraíble.

Una vez que se ha generado por descompresión todo el árbol de directorios, entramos en:

[letra unidad]:\slax\boot\

y ejecutamos el fichero bootinst.bat, que se encargará de hacer “bootable“ el pendrive. También podemos, claro está, crear un CD con la imagen ISO o probar Slax en una máquina virtual arrancando desde la imagen ISO.

Trabajando con Slax

Cuando arrancamos Slax, pulsando a tecla [Esc] accedemos al menú de arranque, que nos brinda tres posibilidades: “persistente“, “entorno gráfico“ y “Copy to Ram“. La primera sólo funciona con dispositivos USB/Flash de 4GB como mínimo. Si la opción está activa (Slax detecta si se puede emplear), dentro del pendrive o similar se reservará espacio para almacenar los cambios que hagamos en cada sesión.

Slax 7, opciones de arranque

Si queremos una capacidad superior a los 4GB para la zona de almacenamiento persistente, tenemos que crear el dispositivo USB/Flash desde Linux y formatear el dispositivo con un sistema de ficheros distinto de FAT (EXT4 o BTRFS, por ejemplo).

La ventaja de arrancar en modo persistente, cuando éste es posible, es que las modificaciones se conservan con independencia del equipo en el que hayamos estado trabajando. Todo se almacena en la unidad USB/Flash y no toca para nada los discos duros de las máquinas arrancadas con Slax.

La opción del menú “entorno gráfico” permite arrancar en el entorno de escritorio KDE directamente, que se ejecutará con la cuenta de root. Si iniciamos en modo texto, la contraseña de root sigue siendo toor como antes.

Slax 7, configuración

La opción Copy to Ram carga Slax en la memoria RAM, con una doble finalidad: por un lado el rendimiento (podéis imaginar cómo funciona si toda la distribución se ejecuta en memoria), y por otro, la posibilidad de expulsar la unidad USB/Flash y aprovechar la conexión para otros menesteres.

Requerimientos del sistema

 Versión de 32 bitsVersión de 64 bits
Procesadori486 o superior (Intel o AMD) CPU x86_64, como AMD Athlon 64, Opteron, Sempron, Intel Core 2/i3/i5/i7 y otros
Memoria48 MB de RAM para modo texto
256 MB de RAM para KDE
64 MB de RAM para el modo texto
256 MB de RAM para KDE
PeriféricosCD o una unidad USB
Opcionaltarjeta de red, tarjeta de sonido

Slax puede funcionar en máquinas con muy pocos recursos como veis, gracias a la tecnología de compresión de memoria que incorpora denominada zram. Para cargar Slax en memoria, se necesitan como mínimo 512 MB de RAM.

Slax 7 menú

Slax 7.0 Green Horn, conclusiones

Slax es una distribución que lleva tiempo rodando y siempre ha funcionado muy bien. Con Slax podemos construir una navaja suiza ad hoc, con las herramientas que consideremos imprescindibles para llevar a cualquier parte o reparar equipos.

Aunque ahora la tienda y la página de módulos estén vacías, lo cierto es que pronto veremos centenares de aplicaciones que simplemente hay que colocar en el directorio modules para que funcionen. Más sencillo imposible.

Web | Descarga

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

24 comentarios