Sigue a Genbeta

Bruni Sarkozy Zelnik

La comisión que realizó las propuestas impositivas para cargar de impuestos a la red, la ha presidido el productor musical Patrick Zelnik que tiene en su nómina a Carla Bruni, la esposa del presidente de Francia, Nicolas Sarkozy. Aquí lo dejamos apuntado. Volveremos.

Para estos menesteres liberticidas (ámbito impositivo) en sede parlamentaria, los de la UMP, el rancio partido de Sarkozy cuentan con el senador Philippe Marini, que ha conseguido que aprueben las propuestas fiscales sobre publicidad en la red, comercio electrónico y la cuota que se paga por tener televisión en casa, que ahora Marini quiere que también abonen esos frikis que no tienen “caja tonta” pero sí ordenador o cualquier dispositivo con el que puedan ver la televisión. Los muy pillos. A pagar. Se ha aprobado la moción. Con esta gente entramos en el Siglo XXI.

Ojo a la sandez, que lo es, pero que retrata con exactitud el tipo de políticos con los que hemos entrado en el Siglo XXI. Pero hay más sandeces de la vieja derecha intervencionista para poner trabas a Internet y a la economía de mercado siempre con especial afán depredador cuando de Google se trata.

Porque Google no es francesa (aplausos) y escapa a nuestras leyes impositivas (más aplausos). “Esos fondos recaudados con el la tasa de 1% van a permitir financiar una serie de medidas para el sector de la música, que conoce una situación dramática a raíz de las descargas gratuitas en internet”. Philippe Marini explica lo inexplicable pero los senadores de la derecha y un poco más allá (extrema derecha) aplauden a rabiar, y algún cavernícola de izquierdas no aplaude pero luego apoya la propuesta.

Si bien la original Tasa Google evoluciona al devenir en impuesto global que penaliza el mero hecho de anunciarse en la red con una tasa del 1% sobre cada contratación de publicidad digital. Al obligar a los que la contratan, no al que lo cobra. El legislador francés espera captar una porción de los ingresos por publicidad que se escapa de tributar a las arcas de la República haciendo pagar a todos. De esa manera, modelo IVA, todos a pagar.

En cuanto al impuesto sobre el comercio electrónico (B2B) la tasa sería del 0,5% y deberían satisfacerla todas las empresas con una cifra de negocios que exceda los 460.000 euros anuales. A partir del 1 de enero de 2011 el impuesto o tasa sobre compras en la red entrará en vigor.

Según el senador Marini “estamos” luchando contra el fraude y adaptando la fiscalidad al cambio tecnológico. “Nuestra la idea es que las transacciones en línea son una nueva base imponible a explotar en un contexto de envejecimiento acelerado de la base de la mayoría de los impuestos”

Foto | The Prime Minister’s Office

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

0 comentario