Síguenos

google_logo.jpg

Para Google las denuncias antimonopolio son pan de cada día, sin embargo la que prepara la Comisión Federal de Comercio (FTC) de los Estados Unidos contra la compañía del buscador podría ser la más grave en la historia del país. Según The Wall Street Journal, la FTC prepara el envío de varias citaciones judiciales a Google en torno a una investigación que pretende determinar si se han beneficiado de los datos obtenidos mediante las búsquedas para asumir un papel privilegiado como principal buscador de la red.

De este modo Google tendría que revelar todo tipo de información sobre sus actividades como buscador en los próximos días, afectando la medida del mismo modo a empresas que hayan mantenido relaciones comerciales con esta.

La investigación iría enfocada a determinar si Google ha perjudicado o no a otras compañías aprovechando los datos de sus búsquedas para otros servicios entre los que se encontraría la venta de publicidad.

Junto a este nuevo proceso y a la investigación que la Comisión Europea mantiene contra Google desde el año pasado, habría que añadir una posible citación judicial del Comité Judicial del Senado de Estados Unidos. Desde el pasado marzo un subcomité antimonopolio mantiene una investigación para determinar si la empresa ha violado las leyes de la competencia, para lo que se ha solicitado la comparecencia de algún ejecutivo de la compañía o, en su defecto, del propio Larry Page, principal ejecutivo, o Eric Schmidt, presidente de Google.

Uno de los senadores responsables de esta iniciativa, Mike Lee, se expresaba así sobre el poder que ha alcanzado Google sobre la red:

“La combinación de información personal y del comportamiento de los usuarios permite a Google generar datos sobre los consumidores que no tiene precedentes. Estas actividades inspiran serias preocupaciones sobre privacidad y pueden ser indicativas de un importante mercado sin restricciones por parte de la competencia”.

No cabe duda que Google tiene en sus manos ser un todopoderoso Gran Hermano con la mayor cantidad de información disponible en el planeta, una enorme responsabilidad que queda por determinar si la compañía ha sabido manejar o, en cambio, ha cedido ante la tentación de usar esos datos en su propio beneficio como apuntan las diferentes investigaciones.

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

0 comentario