Un juez de EE.UU corrige una condena 'antipiratería' por desproporcionada, terrible, irrazonable y extravagante

Síguenos

RIAA

La Asociación de la Industria Discográfica de Estados Unidos, la RIAA, el lobby que impone su ley, demandó en 2006 a Jammie Thomas-Rasset, una mujer de Minnesota, por compartir ilegalmente música en el sitio de internet KaZaA. El caso ha tenido varias apelaciones pero una y otra vez el jurado le ha declaradio culpable e impuesto una imponente condena económica a pesar de que los abogados de la acusada mantienen que el daño causado no ha sido demostrado.

La última petición de pena del jurado se volvía a solapar con la indemnización exigida por los prestigiosos abogados del lobby de las discográficas al condenar a Jammie Thomas-Rasset por compartir 24 canciones en Kazaa a pagar 1,5 millones de dólares (62.500 por canción compartida). Los abogados de la condenada denunciaron que la sentencia viola el proceso legal establecido en la constitución estadounidense pues la pena impuesta no tenía una relación razonable con el daño causado.

El juez federal, Michael J. Davis, acaba de dar la razón a los abogados de la mujer. El juez considera que la sanción de 1,5 millones de dólares es irrazonable y terrible por lo que ha reducido la condena a 2.250 dólares por canción frente a los 62.500 a los que le condenó el jurado. Para determinar este importe, el juez ha tenido presente la cantidad más baja por infracción que marca la ley (750 dólares) y la ha triplicado (2.250 dólares). En total 54.000 dólares. Una suma que, según el juez Davis, es lo suficientemente alta como para disuadir a la condenada de reincidir, sin caer en sanciones extravagantes (1,5 millones).

La RIAA seguramente apelará la decisión del juez para obtener una sentencia más severa.

Vía | Numerama
En Nación Red | Las discográficas de EEUU gastan 16 millones de dólares para recuperar 390.000 de las descargas

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

0 comentario