Un lobby antidescargas utiliza una canción de un músico sin su permiso para un anuncio antipiratería

Sigue a

4870968377_bdae294be8_z.jpg

El grupo de lobbying antipiratería BREIN ha utilizado una canción sin el permiso del autor en un anuncio en contra del intercambio de archivos. En otras palabras, BREIN, según sus argumentos, ha robado a un músico para convencer la ciudadanía de que no debe robar música. Es lo que le ocurrió a Melchior Rietveldt, un compositor holandés que pide ahora la correspondiente compensación económica.

El caso se remonta al 2006, cuando Rietveldt fue contratado por BREIN para crear la música de un anuncio antipiratería que estaba destinado a emitirse en un festival de cine local. Bajo esas condiciones, emitir el anuncio sólo durante el festival en cuestión, Rietveldt aceptó la oferta y compuso el tema musical. Sin embargo, el grupo de lobbying ha utilizado el mismo anuncio, con la misma canción, en muchas más ocasiones: por ejemplo, en los DVDs de venta. De hecho, Rietveldt se dio cuenta del caso cuando compró una película de Harry Potter en el 2007 y vio el anuncio con su canción.

Ahora, el compositor musical asegura que su tema se ha usado en decenas de millones de DVDs holandeses sin que él recibiera ningún ingreso ni compensación económica. En total, según el consejero financiero de Rietveldt, la suma que ha dejado de ingresar el músico por los derechos de su canción supera el millón de euros (1.300.000€).

Para rizar el rizo, cuando Rietveldt se puso en contacto con la agencia encargada de recolectar los royalties en Holanda Buma/Stemra, ésta no dio respuesta. No ha sido hasta ahora cuando Jochem Gerrits, uno de los miembros de Buma/Stemra, se ha puesto en contacto con el músico para hacerle una propuesta: le ayuda a conseguir ese millón de euros y se queda con nada menos que el 33% de los beneficios. Además, para cerrar el acuerdo, Rietveldt tendría que registrar el tema musical del anuncio en cuestión en el catálogo de la discográfica propiedad de Gerrits, High Fashion Music.

En una conversación entre el consejero financiero de Rietveldt y Gerrit, el miembro de Buma/Stemra asegura que si interviene a favor del músico seguramente conseguirán sus objetivos, ya que dice tener mucha influencia en el sector de la industria musical. En sus palabras, Rietveldt “pasaría de no tener nada a tener 660.000 euros”, descontando sus honorarios. Pero las prácticas psuedo corruptas de Gerrit no han pasado desapercibidas para la ciudadanía holandesa y la presión social ha provocado que deje su puesto de forma temporal en Buma/Stemra para centrarse en su defensa. Según sus declaraciones, se “malinterpretó” sus intenciones en el caso”.

Por su parte, BREIN asegura que no es culpa suya que se hayan distribuido copias del anuncio en otros ámbitos que no sean el festival de cine para el que se había firmado el contrato con Rietveldt. El director del grupo de lobbying, Tim Kuik, dice que BREIN no es ni el distribuidor ni el cliente en este caso.

En definitiva, este es sólo un ejemplo más de cómo funciona la industria musical y del entretenimiento. En España está claro el funcionamiento, sólo hace falta fijarse en el entramado corrupto que ha montado la SGAE estos últimos años, como Teddy Bautista al frente de todo, pero no deja de ser increíble que los mismos que criminalizan a los ciudadanos que intercambian archivos no paguen a las personas que crean los contenidos.

Vía | TorrentFreak
Foto | StartAgain

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

0 comentario