Sigue a Genbeta

2305831708_435f4081a3_z.jpg

La discográfica española Vale Music echará el cierre debido a las descargas. Eso dice David Bisbal. Según afirma en su Twitter, el sello que le permitió grabar su primer álbum, Corazón Latino, tiene sólo “unas horas de vida” debido a la “piratería descontrolada”.

Nada tiene que ver con que la multinacional Universal Music Group la comprara hace cuatro años y tuviera ya un plan para desmontarla progresivamente. Todos los artistas que estaban hasta ahora en las filas de Vale Music pasarán a engrosar la cartera de Universal. Nombres como Chenoa, David Bustamante, Natalia, David Civera o María Isabel, todos ellos grandes intérpretes, dejarán de pertenecer al sello español para incorporarse a la multinacional.

El gesto de Vale Music se puede entender como un golpe de efecto en el debate que ha abierto la ley Sinde. De esta forma, el sector empresarial tradicional pretende ganarse algunas voces a su favor a base de victimismo. Aunque fuera debido a las descargas, que no lo es, también cayeron en desgracia los linotipistas cuando la tecnología de impresión evolucionó. Si Vale Music cierra por culpa de la “piratería descontrolada” es porque no han ofrecido lo que el público quiere. Oferta y demanda, es sencillo.

Si nos fijamos en los trabajos que Vale Music ha lanzado, encontramos una grandísima cantidad de recopilatorios de reggaetón, remixes veraniegos y discos de Operación Triunfo. Álbumes de los triunfitos que, por cierto, han vendido más de 10 millones de copias de cantantes individuales y cuatro millones en discos recopilatorios. Pero la “piratería descontrolada” les ha hecho cerrar. Nada de Universal.

Vía | Público
Weblogs SL | Hipersónica
Foto | Nrkbeta

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

0 comentario