Compartir
Publicidad

El Ayuntamiento de Barcelona vuelve a multar a Airbnb por 60.000 euros

El Ayuntamiento de Barcelona vuelve a multar a Airbnb por 60.000 euros
Guardar
6 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Sí, ha vuelto a ocurrir: el Ayuntamiento de Barcelona ha vuelto a multar a Airbnb y HomeAway; de hecho incluso la sanción –calificada como “grave”- se repite: 60.000 euros. Un caso que Ada Colau ha dado a conocer a través de una entrevista a Catalunya Ràdio y una información que no ha tardado en aparecer en la web del consistorio.

La multa vuelve a evidenciar la lucha que la ciudad y estos servicios vienen lidiando desde ya hace tiempo; un combate cuyo desenlace parece lejos de llegar y que cuenta ya con ciertos antecedentes. De hecho, el último de estos sucesos se remonta a este mismo agosto, cuando la alcaldesa ya advirtió de que la sanción podría ascender a los 600.000 euros si estas empresas continuaban “negándose a regular a sus propios usuarios".

La nueva sanción

colau

Así, y después de que ambas entidades fueran multadas con 60.000 euros cada una en diciembre del año pasado, el ayuntamiento no ha dudado volver a hacerlo. Una sanción que según ha comentado la edil, viene motivada por la situación actual de la ciudad, pues “existen miles de pisos que están alquilándose sin licencia, sin pagar impuestos y que causan cientos de molestias a las comunidades de vecinos en las que se encuentran […] y a los negocios hoteleros, que se encuentran en inferioridad de condiciones”:

En concreto, el Ayuntamiento de Barcelona ha abierto cuatro expedientes sancionadores contra Airbnb y HomeAway por publicitar viviendas sin el número de Registro de Turismo de Cataluña (RTC) y por no responder a los requerimientos de la Administración con los que se les piden los datos de los pisos anunciados sin este.

“El objetivo de estas sanciones a las operadoras no es la multa, sino detener la actividad ilegal que provoca molestias a los vecinos”, ha apuntado Janet Sanz, teniente de alcadía de Ecología, Urbanismo y Movilidad. De manera más detallada, parece que las viviendas que no se han presentado ante el catastro para informar de su actividad turística ascienden a 3.812 en el caso de Airbnb y a 1.744 en el de HomeAway.

En definitiva otro round más en este combate que, seguramente –todavía no se ha pronunciado al respecto de manera oficial- Airbnb recurrirá. Sobre todo si tenemos en cuenta los datos que conocimos a finales de diciembre y que aportaron algo de luz sobre por qué lo haría. En concreto nos estamos refiriendo al volumen de reservas que se producen a través de su servicio en esta ciudad.

Para que te hagas una idea y según sus últimas cifras, fueron 2,2 millones de viajeros los que se alojaron con Airbnb en España durante el periodo comprendido entre junio y agosto; 500 mil de los cuales se decantaron por la población que nos ocupa. Un número que, por cierto, prácticamente se duplicó respecto del año anterior y que representa casi un 23%.

Vía | Ayuntamiento de Barcelona

En Genbeta | Los anfitriones a “full-time”, responsables de casi un tercio de los ingresos de Airbnb según un estudio

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad

Ver más artículos