Compartir
Publicidad

La UE se pone seria y vuelve a arremeter contra las “prácticas monopolísticas” de Google

La UE se pone seria y vuelve a arremeter contra las “prácticas monopolísticas” de Google
Guardar
8 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Que la UE se toma en serio las acciones ilícitas de los grandes gigantes de la tecnología es una realidad evidente que, durante los últimos meses, se ha plasmado de la mano de sanciones como la impuesta a Apple, una multa de hasta 13.000 millones de euros que le han costado las ayudas fiscales recibidas en Irlanda. Sin embargo, el fraude no es la única actividad perseguida por la Comisión Europea.

De hecho, las prácticas monopolísticas son una de sus “contrincantes” habituales en su particular lidia. Un asunto que nos vemos obligados a retomar después de que Reuters haya dado a conocer que la UE habría elaborado un documento de hasta 150 páginas en el que insta a Google que deje de pagar a los fabricantes de smartphones para que instalen sus aplicaciones de forma predeterminada.

Qué dice el documento

1366 2000 2

Así y tal y como apunta la citada agencia informativa, los reguladores antimonopolio de la Unión Europea planean, con él, pedirle a la tecnológica que detenga el abono de estos incentivos financieros. Un plus que llevaría a muchas empresas a añadir a sus dispositivos Android la Google Play Store y el motor de búsquedas de los de Mountain View, un asunto que restringiría la capacidad de los usuarios a la hora de elegir qué servicios y aplicaciones quieren usar en sus terminales.

Además, la Comisión estaría trabajando en la imposición de una multa (cuyo importe todavía no ha trascendido) “que sea suficiente para garantizar una disuasión”. Una valoración que estaría llevando a cabo a través de los beneficios que el gigante ha obtenido a través de AdWords, las compras desde su tienda Google Play Store, sus anuncios in-app a través de AdMob y las búsquedas por Internet.

Por otra parte, en esta estimación también podría llegar a tenerse en cuenta el expediente de Google Shopping, en el que varias compañías denuncian a la entidad por haber priorizado su servicio de compras en los resultados de búsqueda frente al del resto de competidores y servicios similares.

Un asunto que viene de lejos

1366 2000

Para acabar, no podemos dejar de comentar que no se trata de un asunto nuevo, sino que las demandas sobre prácticas contrarias a la competencia a las que se enfrenta Google en Europa se remontan a 2011. De hecho, en 2013 un grupo llamado FairSearch comenzó a hacer un seguimiento de las instancias europeas para evitar que cayeran en saco roto.

Uno de los casos más destacados tuvo lugar hace poco más de un año, cuando la Comisión Europea abrió una investigación para discernir si el gigante había abusado de su posición dominante con Android. Un asunto que en abril de este mismo año le llevó a presentar cargos formales y a acusarle de haber “implementado una estrategia en los dispositivos móviles para preservar y fortalecer su dominio de la búsqueda en Internet en general".

Una controversia que explicamos de manera más detallada en este artículo publicado en aquel entonces en Xataka. No obstante y como indicábamos, no se trata del único, sino que hace tiempo que Europa se ha convertido en un continente difícil para Google.

Vía | Reuters

En Genbeta | Google podría enfrentarse a una deuda de casi 400 millones con Indonesia por fraude fiscal

En El Blog Salmón | ¿Dónde va el dinero que las multas de la UE?

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad

Ver más artículos