Microsoft, Nokia y otras compañías presionan a la UE para que restrinja el software libre

Sigue a

union europea bandera

La Comisión Europea ha recibido las reclamaciones de FairSearch, un grupo de compañías (entre las cuales se encuentran Microsoft, Oracle o Nokia junto con un conjunto de servicios online) que tiene por objetivo principal que Google trate mejor sus resultados de búsqueda para que los competidores se puedan posicionar de forma justa. Sus quejas van dirigidas hacia el software libre: alegan que que su distribución se tiene que restringir para que no afecte a la libre competencia.

Como no podía ser de otra manera, esto ha despertado la ira de organizaciones como la FSFE (Fundación de Software Libre de Europa). Dicha fundación, por su lado, ha enviado una carta a la Comisión Europea defendiendo al software libre y calificando la carta de FairSearch de “absurda, tendenciosa y fuera de lugar“. También afirman que el único afectado con el modelo de programas libres es la misma Microsoft y su “modelo irremediablemente obsoleto y restrictivo“.

Cada frente tiene su punto dramático: unos dicen que nunca pueden competir bien y otros llegan al punto de decir que el software libre es “una bendición para la humanidad“. Pero lo que quiere evitar la FSFE es algo cierto y demostrado: que las compañías como Microsoft promuevan soluciones a instituciones públicas que impliquen restricciones y precios elevados que con el software libre se podrían evitar. Puede que eso implique formación y trabajo adicional por parte de esas instituciones, pero a la larga el beneficio queda patente.

De todos modos hay motivos para señalar a Google: el resultado de sus búsquedas cada vez destaca más sus propios contenidos integrados con otras plataformas y servicios y no deja sitio a los resultados reales, los más consultados. De ahí la denuncia de FairSearch hacia Google y también hacia su Android, presente en cada vez más dispositivos móviles y con Google Search como buscador por defecto.

Todo es esperar a la reacción de la Comisión Europea, para ver hacia qué lado de la balanza se decanta. Al final, todo son compañías que utilizan diferentes modelos de software y que compiten entre sí.

Vía | Eldiario
Imagen | Quinet

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

41 comentarios