Google y la confusión: ¿cuál es el futuro de Android y Chrome OS?

Síguenos

google-confusion.jpg

La confusión es un síntoma bastante negativo. Sobre todo cuando los que la sufren son tus propios inversores y especialmente tus potenciales consumidores. Bien es cierto que la confusión, en el mundo de la tecnología e Internet, es más protagonista según aumenta el tamaño de una empresa u organización. Y nadie se salva, ni siquiera Google.

Comento esto por las constantes noticias que aparecen día sí y día también sobre supuestos retrasos de nuevos productos y actualizaciones de la factoría Google. Todas estas noticias tienen algo en común, y es que ofrecen una imagen de confusión a los usuarios e incluso a los fabricantes de hardware y software.

Y esto se muestra en dos frentes que, curiosamente, para muchos parecen compatibles y para otros tantos algo que terminará canibalizando parte del propio mercado interno de Google. Me refiero a Android y Chrome OS.

Chrome OS y Android: Una gran diferencia pero varias semejanzas

Si echamos un pequeño vistazo al desarrollo de ambas plataformas vemos una gran diferencia pero varias similitudes. La principal diferencia es que la distancia recorrida hasta ahora por ambos sistemas operativos es muy distinta. Mientras que en el caso de Android nos encontramos ya en un estado que podríamos calificar de avanzado, de Google Chrome OS apenas tenemos noticias y las que aparecen lo que consiguen es crear más confusión.

Pero las similitudes entre ambos productos aparecen cuando nos referimos al secretismo que los rodea. Con Android en lo que se refiere a los lanzamientos de nuevas versiones y con Chrome OS cuando se habla del propósito o función real del sistema operativo de la nube.

En el caso del macaco verde, no fue hasta hace un par de semanas cuando a todo el mundo le quedó claro que Gingerbread sería la versión 2.3 de Android y Honeycomb la 3.0. Sobre lo que sigue sin haber apenas noticias, por desgracia, es sobre las novedades que ambos presentarán; y lo que es más importante, sobre las diferencias entre una versión y otra, su fecha de lanzamiento y su adaptación a los futuros tablets que se construyan.

¿Terminarán compitiendo Chrome OS y Android en el mercado de los tablets?

Por otro lado, el panorama de Chrome OS parece todavía más difuso. No por ninguna razón en concreto, sino por varias. Y es que a estas alturas uno tiene la sensación de que la función principal de este sistema operativo no está del todo clara.

En estos últimos meses hemos escuchado muchos comentarios al respecto. Por un lado tenemos las declaraciones de Eric Schmidt en el Web 2.0 Summit en donde afirmó, sobre la función de Chrome OS y su competencia con Android:

No queremos decir que este hace una cosa, y este otra. Por ahora todo parece indicar que Android es una solución optimizada para aplicaciones “táctiles” y Chrome OS parece que está diseñado para dispositivos con teclado.

Y por otro lado otros comentarios en los que se afirma que Chrome OS y Android competirán también en los tablets (quién sabe cómo) y que ninguno de los dos sistemas operativos son incompatibles dentro del futuro que Google ve para Internet y la tecnología móvil.

Pero entonces, ¿qué es lo que realmente tiene Google entre manos con estas dos plataformas? Desde hace tiempo se rumorea sobre el lanzamiento de un producto propio de Google este mismo año (probablemente un netbook pero a lo Nexus One) que utilice Chrome OS y que sirva como unidad de prueba a los desarrolladores y programadores. Mientras tanto, fabricantes como Acer han afirmado que no esperan lanzar ningún producto con dicho sistema operativo hasta el 2011.

Además, como ya comenté hace un par de semanas en el especial que en Genbeta le hemos dedicado a las tablets, aunque Android está en el camino correcto todavía le queda mucho trabajo para ponerse a la altura de los competidores (ejem, el iPad e iOS) para ofrecer una experiencia singular y agradable para el usuario. Se supone que esto ocurrirá con Gingerbread, pero ahora ya hay dudas de si será con dicha versión o con Honeycomb (3.0). Y Google no se pronuncia al respecto.

Nos encontramos así con dos sistemas operativos que, a pocas semanas de que los dos estén ahí fuera como los máximos exponentes de la tecnología de Google, pocos tienen claros sus objetivos o las funciones que vienen a desempeñar. En definitiva, confusión para usuarios, fabricantes y futuros desarrolladores de las diferentes plataformas.

En Genbeta | [Especial sistemas operativos para tablets] Android, una fruta verde pero que puede madurar en muy poco tiempo
En Xataka | Chrome OS podría ver la luz este mes de noviembre con un ultraportátil marca Google

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

33 comentarios