Shortmail, otro intento para evolucionar el correo electrónico

Sigue a

shortmail

Son ya bastantes los servicios y redes que han intentado suplantar al correo electrónico (quitémonos los sombreros en memoria de Google Wave), y por ahora no lo ha conseguido nadie. Recientemente ha aparecido un nuevo servicio, Shortmail, que lo intenta convirtiendo el correo electrónico en algo más básico a base de una limitación clave: los mensajes no pueden superar los 500 caracteres.

Con este límite, Shortmail nos quiere hacer ver que podemos cambiar la forma de comunicarnos con un texto más conciso. Aunque esta limitación no es lo único de su estrategia: podemos enlazar nuestra cuenta de Twitter para tener nuestro nombre de usuario como dirección de correos cortos, además de poder responder directamente a otros usuarios de Twitter que hayan hecho lo mismo e incluso hacer pública una conversación para compartirla en la red. Además, gracias a su compatibilidad con los protocolos POP3 y AMTP podemos usar Shortmail en cualquier cliente de correo o en Gmail.

Los planes de futuro de Shortmail, según su web oficial, son “agresivos”. Se están preparando aplicaciones para las plataformas móviles, así como un nivel de integración social mucho más amplio. O lo que es lo mismo: van a por todas a intentar cambiar el correo electrónico. ¿Lo conseguirán? Puede, pero el e-mail ha demostrado ser resistente a estos intentos para destronarle. Como siempre, el uso que nosotros mismos le demos al servicio influirá en ello.

Sitio oficial | Shortmail

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

30 comentarios