Síguenos

Fedora 13


Una de las distribuciones más populares en el mundo de Linux es Fedora. Hoy se ha lanzado una nueva versión de esta distribución, Fedora 13 que llega cargada de novedades tanto para el usuario doméstico como para los usuarios que utilizan esta distribución en el mundo de la empresa, que tampoco faltan.

Algunas de las principales características de esta nueva versión están enfocadas a una mejor compatibilidad con el hardware de los periféricos, donde estacan por ejemplo, mayores facilidades para la instalación de los controladores de las impresoras, soporte con el controlador nouveau para las gráficas de Nvidia o en las opciones para trabajar con escáner con Simple Scan o XSane.

En el apartado de software la principal novedad es el organizador de fotografías Shotwell que reemplaza a Gthumb y a F-Spot. Pero también se incluye Zarafa, una suite para trabajo en grupo que nos ofrece Arafa ofrece puertas de enlace IMAP4, POP3, y también iCal/CalDAV. En este apartado también cuenta con Pino como cliente de microblogging o Déjà Dup para las copias de seguridad.

A nivel interno tendremos la instalación por defecto utilizando EXT 4 como sistema de ficheros, núcleo de Linux 2.6.33.3, GNOME 2.30, KDE 4.4 como entornos de escritorio. En este sentido Fedora 13 comienza a ofrecer la posibilidad de crear particiones con el sistema de archivos Btrfs, aún en fase de desarrollo y que debemos seleccionar en el proceso de instalación si queremos probarlo en alguna partición.

Instalación Fedora Internet

Otra de las cuestiones en las que esta distribución ha trabajado mucho y bien es en las posibilidades de instalación utilizando las posibilidades que nos facilita internet, a través de distintas imágenes ligeras disponibles, con un concepto que sería similar al aplicado en Debian con las instalaciones de tarjeta de visita, minimalistas pero más enfocado a realizar toda la instalación a través de internet. Para que os hagáis una idea, la opción de instalación para iniciar desde un USB ocupa poco más de 200 KB.

El inicio del equipo se hará por el dispositivo USB, por ejemplo, que se encargará de inicializar la red y una vez conseguido se dirigirá al sitio web de boot.fedoraproject.org y descargará el menú de instalación. El usuario selecciona sus opciones de instalación y una vez terminado se ejecuta como si se hubiese iniciado en un medio local. Este proceso es similar al de arrancar un sistema dentro de una red que tenga a disposición un servidor PXE.

Por último reseñar que se han mejorado las opciones de cuentas de usuario, mejorando las posibilidades de incluir imagen para el usuario, indicadores de fortaleza de las contraseñas o permitir el inicio automático de un usuario. Se han ampliado las opciones dando más versatilidad al sistema.

Mi impresión tras estar trabajando con esta distribución es que merece la pena probarla. Para entornos profesionales tiene mejores prestaciones que otras más populares quizás para el usuario doméstico como Ubuntu o Linux Mint que quizás son más intuitivas para los usuarios que comienzan a trabajar con Linux. Al fin y al cabo están más pensadas como distribuciones de propósito general, mientras que Fedora como heredera de Red Hat tiene un enfoque más escorado hacia el mercado profesional, aunque como en todo el mundo de Linux, muchas veces es más cuestión de gustos personales.

Más Información | Fedora
En Genbeta | Lanzada la versión Alpha de Fedora 13

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

22 comentarios